Atac aeri a la Vila de Gràcia

Pobre carrer de Santa Eulàlia. Així es despertava dissabte passat.

Una cosa és que se’t cagui a sobre un colom…

Etiquetes , ,

2 comentaris

  • Ricardo Rodríguez

    30/11/2010 21:26

    La fotografia habla por sí sola.
    Me viene a la memoria el segundo día de estrenar una americana. La paloma me dejó su regalo en un hombro. En la tintorería me sugirieron resignación. Como el dibujo era jaspeado y en el hombro yo no la veía, conviví
    con la mancha hasta el fin de la prenda.

  • Carlos Vidal-Ribas

    06/12/2010 12:57

    Las pobres palomas en algún lugar tienen que hacerlo. Casi prefiero que esta enorme cantidad de recuerdos estén concentrados en un lugar, que puedo evitar, a que se dispersen por todos sitios incontroladamente y te adornen la chaqueta, que a mí también me ha pasado alguna vez

Comenta

*

(*) Camps obligatoris

L'enviament de comentaris implica l'acceptació de les normes d'ús