Irenko y la ciudad de cristal, 5 de 9

… solamente supongan estar hablando en el centro de un gran estadio a muchas personas, si hay mil personas solamente ¿Todos te escucharán sin que te estés rompiendo la garganta a gritos? La Biblia se debe leer, así como otros textos en otras culturas, como un Verdadero Intruso.

En cada nivel de aprendizaje, en cada una de esas extrañas salas, surgen muchas sensaciones, cada trozo de mí ser pareció desprenderse por cada asombro de las cosas vividas en ese lugar. No creí poder soportar tantas imágenes y ver tanto sufrimiento en nuestra historia, aunque la mano de mi amigo siempre estuvo presente para darme consuelo, mis sentimientos no dejaron de brotar por la emoción, solo el Amor es lo más grande que puede cambiar esos pensamientos.

¿DÓNDE ESTAMOS?

En cada uno de los universos para muchas moradas que se encuentran en los cielos, están nuestros amigos que se encargan de controlar el orden de los sistemas.

-Estuvimos frente unas puertas extrañas que producen una vibración que no es muy agradable, nos acercamos a una de esas ventanas que se abren en el cielo y pasamos.

-No os hagáis parte de lo que sentís hermanito, pues no sois la luz que sentís…

-¿Dónde estamos Irenko?

-Dimensiones muchas veréis en las moradas del gran imperio, manteneos a nuestro lado…

Entramos a un lugar que me causó rechazo, una especie de ambiente desagradable que de solo recordarle me causa escalofríos. Este lugar es realmente de lamentos y sufrimientos de cada uno que se encuentra encerrado debido a su propia torpeza. No quiero estar ahí nuevamente, y si mi pensar demora unos años en aceptar esto, los viviré para lograrlo. Los que están encerrados ahí son las personas que no han logrado un nivel de esencia estable, por lo que están condenadas en cierta manera a vivir en este espacio por su propia voluntad. En esa gran sala se pueden ver las estrellas desde diferentes tipos de ángulos, algunas están acostadas y otras están de frente, existen además muchos paneles planos y curvos que se componen de muchas imágenes, como moviéndose en diferentes formas partiendo de su propia base, los colores no están plasmados en estos paneles, sino que se aprecian una vez acercándonos a ellos, al hacerlo, estas estrellas comienzan a atraer a quién se les acerque, una atracción parecida a la luz que te saca del pecho cuando te acercas a la Ciudad de Cristal. Una vez más cerca, esta atracción no se puede evitar mentalmente con conocimientos simples de conciencia, debemos tener la guía de uno de estos seres superiores que no dejan de cuidarnos. Si estos señores no conocieran estas cosas, simplemente no habría sabido que hacer solo en ese lugar, debemos tener una capacidad de conocimientos para saber que “no” pertenecemos a esos estados de conciencia, para que el entorno no nos haga entrar a un sistema que no pertenece a nuestra verdad.

 

Comenta

*

(*) Camps obligatoris

L'enviament de comentaris implica l'acceptació de les normes d'ús