La Granja Humana – texte 18/19

APÉNDICE

Terminado este libro, llega a nuestras manos procedente de los EE.UU., un voluminoso escrito titulado The Matrix (La matriz) que es una recopilación de numerosos informes originados en fuentes muy diversas, algunas de ellas gubernamentales.

Los «dioses», jinas o entidades inteligentes extradimensionales a que nos referimos en todo el libro, aparecen en The Matrix como unos auténticos extraterrestres, con cuerpo físico y hasta con ambiciones políticas en nuestro mundo. Y por supuesto, entrometiéndose en grande en las vidas de los hombres, ahora ya no disimuladamente sino a través de las mayores autoridades del planeta aunque éstas lo hayan tenido en secreto hasta ahora.

The Matrix es la confirmación de muchas de las ideas expuestas en este libro, aunque tanto el recopilador de los informes como nosotros, hayamos llegado a ellas por caminos muy diferentes.

Su credibilidad varía mucho y hay que confesar que en algunos casos se hace sospechosa; pero en toda la investigación sobre el fenómeno OVNI, ésta es una constante a la que ya estamos acostumbrados. Los elementos «confusionógenos» de que nos hablaban los ummitas están siempre presentes y es algo con lo que hay que contar.

En dicho informe se afirma que:

  • Ha habido bastantes caídas de platillos en diversas partes del mundo.

  • Los Estados Unidos han logrado rescatar varios de ellos y los conservan tras haberlos estudiado minuciosamente.

  • Han logrado estudiar cuerpos sin vida de los tripulantes de los platillos estrellados.

  • No sólo han recuperado cadáveres sino también cuerpos vivos de ovninautas y se dice en el informe que conservan tres de ellos, llamados «EBE-1», «EBE-2» y «EBE-3», en un «búnker» electromagnético llamado YY-II en la base de la Fuerza Aérea de Los Álamos (Nuevo México).

  • El Gobierno de los Estados Unidos – y ésta es una de las partes más importantes del informe -llegó a hacer un trato con cierto tipo de «extraterrestres» mediante el cual, a cambio de tecnología muy avanzada que recibiría de los alienígenas, les facilitaría sus actividades entre nosotros.

  • Los Estados Unidos fueron engañados en el trato. En primer lugar porque creyeron que era exclusivo con ellos cuando la verdad fue que los «extraterrestres» hicieron uno muy similar con los rusos. Y en segundo lugar porque descubrieron que los alienígenas habían mentido en cuanto a sus actividades en nuestro planeta.

  • Las matanzas de ganado que se han venido denunciando en todo el mundo, especialmente desde 1974, son una de estas actividades. Usan a los animales para de alguna manera aprovechar sus tejidos y su energía vital.

  • Usan a hombres y mujeres, sin que ellos se den cuenta, para hacer experimentos genéticos. También los usan dándose ellos cuenta, aunque en este caso sin hacerles daño aparente.

  • Se llevan a seres humanos, sobre todo niños, sin que vuelva a saberse nada de ellos. Los fines de la abducción nos son desconocidos aunque se sospecha que también sea para experiencias genéticas de algún tipo que conllevan la destrucción del individuo.

  • Se describe a las cinco clases de «extraterrestres» que en la actualidad están manteniendo un contacto mayor con los humanos y se dice cuáles son sus deficiencias al mismo tiempo que las hostilidades entre ellos,

  • Se asegura que en la actualidad rusos y norteamericanos preparan un arma contra ellos. Esta primavera pasada se hizo la primera prueba que, según un informe, salió fallida.

Éste es a grandes rasgos el contenido del libro-informe The Matrix.

Las dos últimas afirmaciones suenan a ciencia ficción y es muy posible que no sean sino elementos para sembrar dudas acerca de todo el resto de la información que hoy día se ha hecho ya indudable e inescondible.

Atengámonos al refrán castellano, «cuando el río suena, agua lleva». Todos estos rumores, reforzados por cientos de hechos incuestionables, vienen ya sonando desde hace bastante tiempo y cada vez con mayor insistencia, para que no haya nada de verdad debajo de ellos.

Lo que se puede deducir con toda seguridad de todo este conjunto de informes y de libros como Dimensiones de Jacques Vallée y de los ya citados Comunión e Intruders es que algo importante, misterioso y atemorizador se está gestando tras la pantalla de los tan ridiculizados «platillos volantes».

 

Comenta

*

(*) Camps obligatoris

L'enviament de comentaris implica l'acceptació de les normes d'ús