Arxiu de la categoria ‘General’

En el Morado, la verdad

dijous, 18/10/2018

Dentro de las opiniones que podemos observar son algunas cosas que ya incomodan… ¿donde queda ese trato entre gente que se saluda sin temor a un asalto o un atentado de cualquier tipo?… La tecnología que nos aísla cada vez más entre personas y nos acerca a una esclavitud segura… aporta cada día a la base de datos con los nuevos avances… ¡¡¡¡¡¡¡despierta pueblo,  que pasa contigo!!!!!!! Amando el dinero más que a tu gente… existe un equilibrio pero esta gran bestia no deja esos derechos a quienes no son sus admiradores… bendiciones para todos…

Irenko y la ciudad de cristal, 9 de 9

dimecres, 17/10/2018

 

IRENKO Y La Ciudad de Cristal

de

J. CLAUDIO PASTEN TORO

ISBN. 956-291-374-0

 

Irenko y la ciudad de cristal, 8 de 9

dimarts , 16/10/2018

OTROS NIÑOS

Este ambiente, es muy especial en energías, ya que alrededor se encuentran millones de pensamientos que se cruzaron en mi mente, son millones de millones de niños o pensamientos de niños. Me hablaron cantidad de cosas en un nivel de principio de comprensión, la habilidad interior de ellos es increíble, y también dejaron su esencia de genética en nuestro planeta, los nuevos niños de nuestro mundo harán grandes prodigios…Al pasar este “Amigo enviado” por mi lado, y ver su rastro, el que se dejó enseñar como las estelas de los cometas que vemos en nuestros cielos, mis mayores ansias aumentaron cada vez más, pero ese vibrar extraño no me dejó avanzar, es la verdad enfrentada con su opuesto, como antes dije, la vergüenza no dejó de abalanzarse sobre mis emociones y sólo dejé transcurrir esos instantes...

ISBN: 956-291-374-0

 

Irenko y la ciudad de cristal, 7 de 9

dilluns, 15/10/2018

La creación de una nueva vida se asoma a este mundo, el mismo que destruimos cada día, deeso si somos los responsables, de dejarles a lo snuestros un verdadero sistema o ambiente de desarrollo. En los grandes libros, esos de vidrio pulido, esos de brillantes piedrecillas, pude ver como le damos esencia a una vida que debe ser instruida en el camino divino si así se genera, pero no ese camino santurrón en el que todo lo que hacemos es malo, sino, ese en el que todos debemos vivir lo que debemos hacer. Si esto se hace en verdadera conciencia somos responsables de nuestros actos, entonces cada Madre y Padre están en obligación de entregar este conocimiento a su herencia, así como Dios nos lo ha entregado también lo debemos hacer con nuestros hijos. Esta clase de Amor es muy hermosa, es la misma que es capaz de entregar y la misma con la que a veces hacemos tanto daño, cuyas consecuencias siempre terminan hiriendo a nuestros seres más queridos, tenemos discernimiento para evitar estas cosas.

-Pero, Irenko… ¿Por qué no lo hacemos? Siempre herimos con nuestros actos o palabras, es una verdadera lástima amigo…

-Cada energía que tenéis podéis cambiar en la que deseéis, si os dais cuenta a “tiempo” podéis cambiar muchas obras…


 

IRENKO y La Ciudad de Cristal

J. CLAUDIO PASTEN TORO

ISBN. 956-291-374-0

Irenko y la ciudad de cristal, 6 de 9

diumenge, 14/10/2018
-¿Quién sería capaz de replicar estas cosas si nofuéramos realmente la llave que ustedes dicen,si no fuéramos los elegidos que ustedequieren, los hijos de Dios?
-Vosotros hermanito, vosotros soinuestros hermanitos…

-Me sentí muy bien en un instante, pues fui yo quien preguntó y esta vez Irenko me respondió…

– Jamás se os ha negado cosa alguna, sois vosotros los que debéis creer lo que pedís…

Podemos y somos capaces de hacer estas cosas, porque en nuestro interior está el Dios de la genética de todo conocimiento.

– Al ver las murallas de oro, dije pensando: ¡Oro!¡Oro transparente!

-Estáis viendo lo que no veíais, estáis observando nuestro mundo hermanito…

-El asombro y la capacidad de viajar solamente con pensarlo se unieron, pude ver esta estructura desde una apartada distancia recorriendo parte de su alrededor…

Mi energía pareció relucir más, cada asombro en ese lugar causó energías de real esplendor que no creí merecer, recorrimos una de esas murallas y sobre su cúspide pude ver que se encuentra laotra parte de esta forma, porque está cortada por la mitad, como una pirámide transparente flotando a una distancia de la otra parte, o por lo menos así parece, una distancia igual que el corte de su dimensión. Cada muralla de esas consta de formas de vida, entre las murallas están los ejemplares por así decirlo de muchos seres…


 

I.S.B.N. 956-291-374-0

Irenko y la ciudad de cristal, 5 de 9

dissabte, 13/10/2018

… solamente supongan estar hablando en el centro de un gran estadio a muchas personas, si hay mil personas solamente ¿Todos te escucharán sin que te estés rompiendo la garganta a gritos? La Biblia se debe leer, así como otros textos en otras culturas, como un Verdadero Intruso.

En cada nivel de aprendizaje, en cada una de esas extrañas salas, surgen muchas sensaciones, cada trozo de mí ser pareció desprenderse por cada asombro de las cosas vividas en ese lugar. No creí poder soportar tantas imágenes y ver tanto sufrimiento en nuestra historia, aunque la mano de mi amigo siempre estuvo presente para darme consuelo, mis sentimientos no dejaron de brotar por la emoción, solo el Amor es lo más grande que puede cambiar esos pensamientos.

¿DÓNDE ESTAMOS?

En cada uno de los universos para muchas moradas que se encuentran en los cielos, están nuestros amigos que se encargan de controlar el orden de los sistemas.

-Estuvimos frente unas puertas extrañas que producen una vibración que no es muy agradable, nos acercamos a una de esas ventanas que se abren en el cielo y pasamos.

-No os hagáis parte de lo que sentís hermanito, pues no sois la luz que sentís…

-¿Dónde estamos Irenko?

-Dimensiones muchas veréis en las moradas del gran imperio, manteneos a nuestro lado…

Entramos a un lugar que me causó rechazo, una especie de ambiente desagradable que de solo recordarle me causa escalofríos. Este lugar es realmente de lamentos y sufrimientos de cada uno que se encuentra encerrado debido a su propia torpeza. No quiero estar ahí nuevamente, y si mi pensar demora unos años en aceptar esto, los viviré para lograrlo. Los que están encerrados ahí son las personas que no han logrado un nivel de esencia estable, por lo que están condenadas en cierta manera a vivir en este espacio por su propia voluntad. En esa gran sala se pueden ver las estrellas desde diferentes tipos de ángulos, algunas están acostadas y otras están de frente, existen además muchos paneles planos y curvos que se componen de muchas imágenes, como moviéndose en diferentes formas partiendo de su propia base, los colores no están plasmados en estos paneles, sino que se aprecian una vez acercándonos a ellos, al hacerlo, estas estrellas comienzan a atraer a quién se les acerque, una atracción parecida a la luz que te saca del pecho cuando te acercas a la Ciudad de Cristal. Una vez más cerca, esta atracción no se puede evitar mentalmente con conocimientos simples de conciencia, debemos tener la guía de uno de estos seres superiores que no dejan de cuidarnos. Si estos señores no conocieran estas cosas, simplemente no habría sabido que hacer solo en ese lugar, debemos tener una capacidad de conocimientos para saber que “no” pertenecemos a esos estados de conciencia, para que el entorno no nos haga entrar a un sistema que no pertenece a nuestra verdad.

 

Irenko y la ciudad de cristal, 4 de 9

divendres, 12/10/2018

Mi sentir humano aún no dejaba de ser, ahora es muy divertido contar estas cosas, las cosquillas aún me abordan cuando recuerdo este sentir y la presencia de Irenko a mi lado, y ahora, dentro de mi esencia además hizo que mi camino hacia el cielo y la busca de Cristo sean una meta imparable. Para ellos existe alguien más grande que llaman “Señor” el Cristo, el mismo que conocemos en la Tierra, el que nos ama con toda su vibración, o debo decir en forma más terrestre que nos ama de todo corazón. Es el mismo que se entregó en un plan y un madero para el entendimiento del ser humano, el mismo fue el que bajó desde otro sistema con relación al nuestro, creado por vibración de Amor, en este sistema que dejó en conocimiento para comprender nuestro método terrestre, para demostrarnos que como seres humanos podemos ser “perfectos” en vibración, qué mejor maestro que Jesús en persona…

LOS GRANDES NIÑOS

Una de las cosas más bellas que ahí se siente son los pensamientos de los niños, ellos son los que “saben que saben” o sea, solamente tienen que aplicar sus conocimientos, esos que saben que su saber está en su voluntad interior, ellos no aprenden, sino que, saben que ya aprendieron. Hablo de estos pequeños que no dejan de asombrarnos cada vez que se nos acercan, y preguntan cosas algo sin sentido dejándonos con los ojos abiertos, la capacidad de curiosidad es sensacional en ellos.

Existe un lugar que se hizo una especie de sala apenas me asomé en ella, blanca como nieve alrededor, por sobre y debajo de mí, o de quien se pare en ese lugar, recuerden que sin cuerpo es solo la sensación de estar parado. Las sensaciones humanas son difíciles de abandonar cuando se ha estado bastantes años dentro de estos cuerpos físicos, que por dicha experiencia nos destacamos como adultos dentro de una sociedad, allá pasamos a ser simples niños. Es así entonces, que se puede saber que estos niños no están “preocupados” de los problemas, ni de niveles sociales ni morales, pues aún no entran al mundo en su conciencia, los conocimientos de muchos mundos son asimilados por ellos en unas salas destinadas para esto, “La Escuela”.


 

IRENKO y La Ciudad de Cristal
J. CLAUDIO PASTEN TORO

ISBN. 956-291-374-0

Irenko y la ciudad de cristal, 3 de 9

divendres, 12/10/2018

Para poder comprender que nosotros estamos viajando en este planeta escuela, se debe intrusear en muchos escritos dejados aquí por nuestros verdaderos padres, hace mucho tiempo,la odisea es encontrarlos…

¡PUEDO VER Y SENTIR TODO!

Dentro de un gran tubo como de hielo, de forma plana por los extremos, que parece un cilindro cortado con finales lisos pero redondos, observé y entré ahí sin duda alguna a no sufrir algún daño, al estar dentro, Irenko me hizo mirar hacia arriba y directo a sus ojos, fue cuando traté de mirar su rostro, pero por la luz emitida y su resplandor fue un tanto difícil. Ya no como antes, ahora supe afrontar lo que hice, con más calma pude tomar el ángulo para sus facciones, su rostro es demasiado brillante para ver las formas definidas de la imagen, pero sus movimientos me permitieron verlo mejor.

-Su mano se levantó por sobre mi cabeza y a través de un panel de cristal me dejó del otro lado, mi cuerpo se elevó hasta llegar a su altura por el otro lado de este panel… quise ver su rostro. Me dijo repetidas veces…

-¡Observadme hermanito, observadme!
-Sentí con gran imponencia sus palabras en mi mente, pero mis ojos funcionaron con un fondo de luz muy especial… seguí el movimiento de su cabeza entre la luz y… ¡Sí, si lo pude hacer! Cuando él se movió de forma rápida, le noté el perfil de su fina nariz y sus ojos delineados, no pintados, sino que por la estela que deja al moverse con su azul maravilloso, no tan sólo el color en sus ojos sino que la vibración de estos y su mirada…

 

Irenko y la ciudad de cristal, 2 de 9

dijous, 11/10/2018
Sin problema de ningún tipo la noche y las estrellas pasaron a ser parte de mi energía, esto pareció no tener ningún tipo de techo pués fué transparente cuando levanté mi vista, y cuando estuve mirando solamente al frente vi el techo nuevamente de luz, es extraño de poder explicar, y antes de subir no pude ver estas cosas, obviamente por la cantidad de luz que esto emitía. Nuevamente mi amigo me preguntó:
-¿Estáis bien para seguir adelante?… ¿Os sentís bien?
-Tragando saliva, aceptando mi alrededorespondí que sí otra vez.

Fue cuando las puertas de esa luz comenzaron a cerrarse, pero esta vez estuve dentro de la luz observando, cada vez miré menosel exterior en la medida en que las líneas de esa extraña puerta se juntaron, mi corazón nuevamente comenzó a latir desenfrenadamente, estaba  quedando  encerrado por mi propia voluntad ¿Por qué será que a veces nos  hacemos los  valientes, a quién queremos sorprender con ese actuar? Me despedí de mi familia, pues no me quedó otra cosa que hacer…

Irenko y la ciudad de cristal, 1 de 9

dimecres, 10/10/2018

CUATRO NOCHES EN UNA

Al bajar de aquel bus, me vi en un ambiente totalmente diferente, a pesar de estar en el mismo mundo todo me pareció muy sucio, muy contaminado con todo tipo de basuras, incluyendo las que no se pueden observar con los ojos, restos de papeles, colillas de cigarrillos, botellas vacías, no es el simple hecho de ver la basura, sino el percibir la intención de la persona que la botó, cosas a las cuales nunca les di la importancia que realmente merecen.

Comencé además a percibir muchas suciedades que no son las que se encuentran botadas en las calles, sino las que sembramos en cada acción. Caminar con una mochila en las espaldas, agachándome para recoger cada basura que se me cruzaba en el camino, me encontré sintiendo mucha pena. Parecía un gesto de locura para muchos, pero no para quien desea ver limpio este mundo en el que estamos viviendo. Mi llanto no dejó de emanar en cada pestañar y en cada pregunta que me hice… – Por qué me siento tan llorón?… – Qué me está pasando?… es una sensibilidad que no puedo controlar, las lágrimas emanan muy fácil de emoción o de tristeza… El cielo parece ser el único intocable en este viaje de regreso, el mismo donde se situó mi vista en gran parte de este paseo, la limpieza que aún vemos y podemos respirar es lo más bello que va quedando sobre nuestras cabezas. Comenzar a respirar cada vez más contaminado este hermoso aire que nos mantiene vivos, y a percibir en cada pasajero el dolor de cada aflicción en su interior, me hizo sentir acongojado, quería que nadie se me acercara. Los escalofríos no cesaron de compenetrarme, y la sensación de penas aumentó cada vez más, me vi acorralado en un sistema extraño de vida, como si por primera vez estuviera observando este mundo. Mi regreso a casa fue algo nuevo, algo como para observar, con la camiseta llena de basura en mi pecho que dejé dentro de un basurero una vez entrando a casa. Los recuerdos viven en imágenes dentro de nuestra mente, pero… – Cómo relatar o explicar lo que me ha sucedido? – Con quién poder compartir este sentir?… – Cómo puedo encajar todo esto que tengo en mi mente para la comprensión de los demás?… Recuerdo haber subido a la montaña a pasar unos días de tranquilidad, a unos personajes poderosos llenos de luz y unas Ciudades hermosísimas… Una secuencia de imágenes que permanecen en mi mente, dentro de mis pensamientos y me siento responsable de compartir: “EXISTEN SERES EN OTROS MUNDOS Y NOS CONOCEN”

UN SIMPLE CAMPAMENTO

Aquel viernes de otoño, muy temprano, tomé la locomoción que me deja en el lugar que me entrega toda la tranquilidad que necesito. La Reserva Monumento natural El Morado, en la zona de San José de Maipo, arriba de nuestra Cordillera de Los Andes, la belleza vestida de encanto para el que quiere un verdadero descanso. Una vez encaminado en la montaña, se puede ver la maravilla que es sentir nuestros erguidos colosos de verde, y el blanco en su más hermoso espectáculo, la nieve, los árboles, el celeste del cielo y el sol como su centro de atracción. En este maravilloso entorno instalé mi humilde campamento. La altura de El Morado es de 5060 mts. en la cumbre y 2500 mts. al nivel de campamento, estas son indicaciones que siempre los guardas del lugar dan a quienes entran en la reserva CONAF (Corporación Nacional Forestal de Chile) Después de tres horas de caminar se llega a una hermosa laguna, en el trayecto conocí gente que subió por el día, conversamos hasta la mitad del camino, porque no alcanzaron a llegar ni siquiera a aguas minerales Panimávidas las que se encuentran a mitad del camino. En invierno es un verdadero espectáculo observar ese manto blanco que cubre todo alrededor, la nieve más linda y brillante, y en verano poder ver este sol que no perdona distracción de la piel descubierta. La naturaleza es nuestra amiga, pero debemos ser cautos en ver estos fenómenos de cambio de clima, debemos cuidarnos de disfrutar lo hermoso, pues también tiene su precio.  (més…)