Arxiu de la categoria ‘General’

Aurélien Barrau, Cosmos 2/11

diumenge, 21/07/2019

Aurélien Barrau, Cosmos 1/11

dissabte, 20/07/2019

DNA Upgrades

diumenge, 7/07/2019

Dia Mundial de l’OVNI

dimarts , 2/07/2019

El Dia Mundial de l’OVNI és dedicat a l’existència dels Objectes Voladors No Identificats. El primer Dia Mundial de l’OVNI es va celebrar en 2001, Sobretot per crear consciència sobre la indubtable existència dels OVNIS i els éssers intel·ligents de l’espai exterior. També s’utilitza aquest dia per encoratjar als governs desclassificar els seus coneixements sobre els albiraments en tota la història.

 

S’ha de dir que el 24 de juny és una altra data clau per als seguidors d’aquest corrent, doncs aquest dia de 1947 el pilot Kenneth Arnold va reportar el primer albirament oficial d’un objecte extraterrestre.

 

“Life 3.0″

dissabte, 29/06/2019

Transcript

After 13.8 billion years of cosmic history, our universe has woken up and become aware of itself. From a small blue planet, tiny, conscious parts of our universe have begun gazing out into the cosmos with telescopes, discovering something humbling. We’ve discovered that our universe is vastly grander than our ancestors imagined and that life seems to be an almost imperceptibly small perturbation on an otherwise dead universe. But we’ve also discovered something inspiring, which is that the technology we’re developing has the potential to help life flourish like never before, not just for centuries but for billions of years, and not just on earth but throughout much of this amazing cosmos.

00:59

I think of the earliest life as “Life 1.0″ because it was really dumb, like bacteria, unable to learn anything during its lifetime. I think of us humans as “Life 2.0″ because we can learn, which we in nerdy, geek speak, might think of as installing new software into our brains, like languages and job skills. “Life 3.0,” which can design not only its software but also its hardware of course doesn’t exist yet. But perhaps our technology has already made us “Life 2.1,” with our artificial knees, pacemakers and cochlear implants.01:33So let’s take a closer look at our relationship with technology, OK? As an example, the Apollo 11 moon mission was both successful and inspiring, showing that when we humans use technology wisely, we can accomplish things that our ancestors could only dream of. But there’s an even more inspiring journey propelled by something more powerful than rocket engines, where the passengers aren’t just three astronauts but all of humanity. Let’s talk about our collective journey into the future with artificial intelligence.

02:09

My friend Jaan Tallinn likes to point out that just as with rocketry, it’s not enough to make our technology powerful. We also have to figure out, if we’re going to be really ambitious, how to steer it and where we want to go with it. So let’s talk about all three for artificial intelligence: the power, the steering and the destination.

02:31

Let’s start with the power. I define intelligence very inclusively — simply as our ability to accomplish complex goals, because I want to include both biological and artificial intelligence. And I want to avoid the silly carbon-chauvinism idea that you can only be smart if you’re made of meat. It’s really amazing how the power of AI has grown recently. Just think about it. Not long ago, robots couldn’t walk. Now, they can do back flips. Not long ago, we didn’t have self-driving cars. Now, we have self-flying rockets. Not long ago, AI couldn’t do face recognition. Now, AI can generate fake faces and simulate your face saying stuff that you never said. Not long ago, AI couldn’t beat us at the game of Go. Then, Google DeepMind’s AlphaZero AI took 3,000 years of human Go games and Go wisdom, ignored it all and became the world’s best player by just playing against itself. And the most impressive feat here wasn’t that it crushed human gamers, but that it crushed human AI researchers who had spent decades handcrafting game-playing software. And AlphaZero crushed human AI researchers not just in Go but even at chess, which we have been working on since 1950.

04:02

So all this amazing recent progress in AI really begs the question: How far will it go? I like to think about this question in terms of this abstract landscape of tasks, where the elevation represents how hard it is for AI to do each task at human level, and the sea level represents what AI can do today. The sea level is rising as AI improves, so there’s a kind of global warming going on here in the task landscape. And the obvious takeaway is to avoid careers at the waterfront —

(Laughter)

04:34

which will soon be automated and disrupted. But there’s a much bigger question as well. How high will the water end up rising? Will it eventually rise to flood everything, matching human intelligence at all tasks. This is the definition of artificial general intelligence — AGI, which has been the holy grail of AI research since its inception. By this definition, people who say, “Ah, there will always be jobs that humans can do better than machines,” are simply saying that we’ll never get AGI. Sure, we might still choose to have some human jobs or to give humans income and purpose with our jobs, but AGI will in any case transform life as we know it with humans no longer being the most intelligent. Now, if the water level does reach AGI, then further AI progress will be driven mainly not by humans but by AI, which means that there’s a possibility that further AI progress could be way faster than the typical human research and development timescale of years, raising the controversial possibility of an intelligence explosion where recursively self-improving AI rapidly leaves human intelligence far behind, creating what’s known as superintelligence.

05:51

Alright, reality check: Are we going to get AGI any time soon? Some famous AI researchers, like Rodney Brooks, think it won’t happen for hundreds of years. But others, like Google DeepMind founder Demis Hassabis, are more optimistic and are working to try to make it happen much sooner. And recent surveys have shown that most AI researchers actually share Demis’s optimism, expecting that we will get AGI within decades, so within the lifetime of many of us, which begs the question — and then what? What do we want the role of humans to be if machines can do everything better and cheaper than us?

06:35

The way I see it, we face a choice. One option is to be complacent. We can say, “Oh, let’s just build machines that can do everything we can do and not worry about the consequences. Come on, if we build technology that makes all humans obsolete, what could possibly go wrong?”

(Laughter)

06:52

But I think that would be embarrassingly lame. I think we should be more ambitious — in the spirit of TED. Let’s envision a truly inspiring high-tech future and try to steer towards it. This brings us to the second part of our rocket metaphor: the steering. We’re making AI more powerful, but how can we steer towards a future where AI helps humanity flourish rather than flounder? To help with this, I cofounded the Future of Life Institute. It’s a small nonprofit promoting beneficial technology use, and our goal is simply for the future of life to exist and to be as inspiring as possible. You know, I love technology. Technology is why today is better than the Stone Age. And I’m optimistic that we can create a really inspiring high-tech future … if — and this is a big if — if we win the wisdom race — the race between the growing power of our technology and the growing wisdom with which we manage it.But this is going to require a change of strategy because our old strategy has been learning from mistakes. We invented fire, screwed up a bunch of times — invented the fire extinguisher.

(Laughter)

08:03

We invented the car, screwed up a bunch of times — invented the traffic light, the seat belt and the airbag, but with more powerful technology like nuclear weapons and AGI, learning from mistakes is a lousy strategy, don’t you think?

(Laughter)

08:18

It’s much better to be proactive rather than reactive; plan ahead and get things right the first time because that might be the only time we’ll get. But it is funny because sometimes people tell me, “Max, shhh, don’t talk like that. That’s Luddite scaremongering.” But it’s not scaremongering. It’s what we at MIT call safety engineering. Think about it: before NASA launched the Apollo 11 mission, they systematically thought through everything that could go wrong when you put people on top of explosive fuel tanks and launch them somewhere where no one could help them. And there was a lot that could go wrong. Was that scaremongering? No. That’s was precisely the safety engineering that ensured the success of the mission, and that is precisely the strategy I think we should take with AGI. Think through what can go wrong to make sure it goes right.

09:08

So in this spirit, we’ve organized conferences, bringing together leading AI researchers and other thinkers to discuss how to grow this wisdom we need to keep AI beneficial. Our last conference was in Asilomar, California last year and produced this list of 23 principles which have since been signed by over 1,000 AI researchers and key industry leaders, and I want to tell you about three of these principles.

09:31

One is that we should avoid an arms race and lethal autonomous weapons. The idea here is that any science can be used for new ways of helping people or new ways of harming people. For example, biology and chemistry are much more likely to be used for new medicines or new cures than for new ways of killing people, because biologists and chemists pushed hard — and successfully — for bans on biological and chemical weapons. And in the same spirit, most AI researchers want to stigmatize and ban lethal autonomous weapons. Another Asilomar AI principle is that we should mitigate AI-fueled income inequality. I think that if we can grow the economic pie dramatically with AI and we still can’t figure out how to divide this pie so that everyone is better off, then shame on us.

(Applause)

Alright, now raise your hand if your computer has ever crashed.

(Laughter)

10:28

Wow, that’s a lot of hands. Well, then you’ll appreciate this principle that we should invest much more in AI safety research, because as we put AI in charge of even more decisions and infrastructure, we need to figure out how to transform today’s buggy and hackable computers into robust AI systems that we can really trust, because otherwise, all this awesome new technology can malfunction and harm us, or get hacked and be turned against us. And this AI safety work has to include work on AI value alignment, because the real threat from AGI isn’t malice, like in silly Hollywood movies, but competence — AGI accomplishing goals that just aren’t aligned with ours. For example, when we humans drove the West African black rhino extinct, we didn’t do it because we were a bunch of evil rhinoceros haters, did we? We did it because we were smarter than them and our goals weren’t aligned with theirs. But AGI is by definition smarter than us, so to make sure that we don’t put ourselves in the position of those rhinos if we create AGI, we need to figure out how to make machines understand our goals, adopt our goals and retain our goals.

11:37

And whose goals should these be, anyway? Which goals should they be?

This brings us to the third part of our rocket metaphor: the destination. We’re making AI more powerful,trying to figure out how to steer it, but where do we want to go with it? This is the elephant in the room that almost nobody talks about — not even here at TED — because we’re so fixated on short-term AI challenges. Look, our species is trying to build AGI, motivated by curiosity and economics, but what sort of future society are we hoping for if we succeed? We did an opinion poll on this recently, and I was struck to see that most people actually want us to build superintelligence: AI that’s vastly smarter than us in all ways. What there was the greatest agreement on was that we should be ambitious and help life spread into the cosmos, but there was much less agreement about who or what should be in charge. And I was actually quite amused to see that there’s some some people who want it to be just machines.

(Laughter)

12:44

And there was total disagreement about what the role of humans should be, even at the most basic level, so let’s take a closer look at possible futures that we might choose to steer toward, alright?

12:55

So don’t get me wrong here. I’m not talking about space travel, merely about humanity’s metaphorical journey into the future. So one option that some of my AI colleagues like is to build superintelligence and keep it under human control, like an enslaved god, disconnected from the internet and used to create unimaginable technology and wealth for whoever controls it. But Lord Acton warned us that power corrupts, and absolute power corrupts absolutely, so you might worry that maybe we humans just aren’t smart enough, or wise enough rather, to handle this much power. Also, aside from any moral qualms you might have about enslaving superior minds, you might worry that maybe the superintelligence could outsmart us, break out and take over. But I also have colleagues who are fine with AI taking over and even causing human extinction, as long as we feel the the AIs are our worthy descendants, like our children. But how would we know that the AIs have adopted our best values and aren’t just unconscious zombies tricking us into anthropomorphizing them? Also, shouldn’t those people who don’t want human extinction have a say in the matter, too? Now, if you didn’t like either of those two high-tech options, it’s important to remember that low-tech is suicide from a cosmic perspective, because if we don’t go far beyond today’s technology, the question isn’t whether humanity is going to go extinct, merely whether we’re going to get taken out by the next killer asteroid, super volcano or some other problem that better technology could have solved.

14:30

So, how about having our cake and eating it … with AGI that’s not enslaved but treats us well because its values are aligned with ours? This is the gist of what Eliezer Yudkowsky has called “friendly AI,” and if we can do this, it could be awesome. It could not only eliminate negative experiences like disease, poverty, crime and other suffering, but it could also give us the freedom to choose from a fantastic new diversity of positive experiences — basically making us the masters of our own destiny.

15:06

So in summary, our situation with technology is complicated, but the big picture is rather simple. Most AI researchers expect AGI within decades, and if we just bumble into this unprepared, it will probably be the biggest mistake in human history — let’s face it. It could enable brutal, global dictatorship with unprecedented inequality, surveillance and suffering, and maybe even human extinction. But if we steer carefully, we could end up in a fantastic future where everybody’s better off: the poor are richer, the rich are richer, everybody is healthy and free to live out their dreams.

15:47

Now, hang on. Do you folks want the future that’s politically right or left? Do you want the pious society with strict moral rules, or do you an hedonistic free-for-all, more like Burning Man 24/7? Do you want beautiful beaches, forests and lakes, or would you prefer to rearrange some of those atoms with the computers, enabling virtual experiences? With friendly AI, we could simply build all of these societiesand give people the freedom to choose which one they want to live in because we would no longer be limited by our intelligence, merely by the laws of physics. So the resources and space for this would be astronomical — literally.

16:25

So here’s our choice. We can either be complacent about our future, taking as an article of blind faiththat any new technology is guaranteed to be beneficial, and just repeat that to ourselves as a mantra over and over and over again as we drift like a rudderless ship towards our own obsolescence. Or we can be ambitious — thinking hard about how to steer our technology and where we want to go with it to create the age of amazement. We’re all here to celebrate the age of amazement, and I feel that its essence should lie in becoming not overpowered but empowered by our technology.

Thank you.

(Applause)

 

Después de 13,8 mil millones de años de historia cósmica, nuestro universo ha despertado y toma conciencia de sí mismo. Desde un pequeño planeta azul, pequeñas partes conscientes de nuestro universo han comenzado a mirar hacia el cosmos con telescopios, descubriendo un poco de humildad. Descubrimos que nuestro universo es mucho más grandioso de lo que nuestros antepasados imaginaron y esa vida parece ser una perturbación casi imperceptiblemente pequeña en un universo por lo demás muerto. Pero también descubrimos algo inspirador, que es que la tecnología que estamos desarrollando tiene el potencial de ayudar a que la vida florezca como nunca antes, no solo por siglos, sino por miles de millones de años, y no solo en la Tierra sino a lo largo de gran parte de este increíble cosmos.

Pienso en la vida más temprana como “Vida 1.0″ porque era realmente tonta, como las bacterias, incapaces de aprender nada durante su vida. Pienso en nosotros los humanos como “Vida 2.0″ porque podemos aprender, que en ‘nerdy’, hablando ‘geek’, podría pensarse como instalar un nuevo software en nuestros cerebros, como idiomas y habilidades laborales. La “Vida 3.0″, que puede diseñar no solo su software sino también su hardware, por supuesto no existe todavía. Pero tal vez nuestra tecnología ya nos haya hecho “Vida 2.1″ con nuestras rodillas artificiales, marcapasos e implantes cocleares.Echemos un vistazo más de cerca a nuestra relación con la tecnología, ¿vale? Como ejemplo, la misión Apolo 11 a la Luna fue exitosa e inspiradora, mostrando que cuando los humanos usamos la tecnología sabiamente, podemos lograr cosas que nuestros antepasados solo podían soñar. Pero hay un viaje aún más inspirador propulsado por algo más poderoso que un cohete, en el que los pasajeros no son solo tres astronautas, sino toda la humanidad. Hablemos de nuestro viaje colectivo hacia el futuro con inteligencia artificial.

A mi amigo Jaan Tallinn le gusta señalar que al igual que con los cohetes, no es suficiente con que nuestra tecnología sea poderosa. También hay que descubrir, si seremos lo suficientemente ambiciosos, como dirigirla y a dónde queremos ir con eso. Así que hablemos de las tres para la inteligencia artificial: el poder, la dirección y el destino.

Comencemos con el poder. Yo defino la inteligencia de forma muy inclusiva… simplemente como nuestra capacidad para lograr objetivos complejos, porque quiero incluir inteligencia biológica y artificial. Y quiero evitar la tonta idea del chauvinismo de carbono: que solo se puede ser inteligente si se está hecho de carne. Es realmente sorprendente cómo el poder de la IA ha crecido recientemente. Solo piensen en ello. No hace mucho tiempo, los robots no podían caminar. Hoy pueden hacer volteretas hacia atrás. No hace mucho tiempo, no teníamos autos sin conductor. Ahora, tenemos cohetes que vuelan de forma autónoma. No hace mucho tiempo, la IA no podía hacer reconocimiento facial. Ahora la IA puede generar caras falsas y simula tu cara diciendo cosas que nunca dijiste. No hace mucho tiempo, la IA no podía vencernos en el juego de Go. AlphaZero AI de Google DeepMind tomó 3000 años de juegos de Go humanos y la sabiduría Go, lo ignoró todo y se convirtió en el mejor jugador del mundo simplemente jugando contra sí misma. Y la hazaña más impresionante aquí no fue que aplastara a los jugadores humanos, sino que aplastó a los investigadores humanos de IA que habían pasado décadas elaborando software de juegos a mano. Y AlphaZero aplastó a los investigadores de IA humana no solo en Go sino incluso en ajedrez, en el que hemos estado trabajando desde 1950.

Así que este increíble progreso reciente en IA realmente plantea la pregunta: ¿hasta dónde llegará? Me gusta pensar en esta pregunta en términos de este paisaje abstracto de tareas, en el que la elevación representa lo difícil que es para la IA hacer cada tarea a nivel humano, y el nivel del mar representa lo que la IA puede hacer hoy. El nivel del mar aumenta a medida que mejora la IA, así hay una especie de calentamiento global en el paisaje de tareas. Y lo obvio es evitar las carreras en el paseo marítimo…

(Risas)

que pronto será automatizado e interrumpido. Pero también hay una pregunta mucho más relevante. ¿Qué tan alto llegará el agua?¿Finalmente se aumentará hasta inundar todo, coincidir la inteligencia humana en todas las tareas? Esta es la definición de inteligencia general artificial… IAG, que ha sido el santo grial de la investigación de IA desde su inicio. Según esta definición, las personas que dicen, “Siempre habrá trabajos que los humanos puedan hacer mejor que las máquinas”, simplemente están diciendo que nunca tendremos IAG. Claro, aún podríamos elegir tener algunos trabajos humanos o darles a los humanos un ingreso y un propósito con nuestros trabajos, pero la IAG en cualquier caso transformará la vida tal como la conocemos al no ser ya los humanos los más inteligentes. Ahora, si el nivel del agua llega a IAG, entonces, el progreso de la IA no será impulsado principalmente por humanos, sino por la IA, lo que significa que hay la posibilidad de que ese progreso adicional de la IA sea mucho más rápido que la escala de tiempo típica de investigación y desarrollo humano de años, planteando la posibilidad controvertida de una explosión de inteligencia donde la IA recursivamente auto-mejorada rápidamente deja muy atrás la inteligencia humana, creando lo que se conoce como superinteligencia.

Bien, verificación de la realidad: ¿Vamos a lograr IAG en el corto plazo? Algunos investigadores famosos de IA, como Rodney Brooks, creen que no sucederá en cientos de años. Pero otros, como el fundador de Google DeepMind, Demis Hassabis, son más optimistas y están trabajando para tratar de que suceda mucho antes. Y encuestas recientes han mostrado que la mayoría de los investigadores IA en realidad comparten el optimismo de Demis, esperando que obtengamos IAG en décadas, en la vida de muchos de nosotros, lo cual plantea la pregunta, ¿y luego qué? ¿Cuál queremos que sea el papel de los humanos si las máquinas pueden hacer todo mejor y más barato que nosotros?

De la forma en que lo veo, enfrentamos una elección. Una opción es ser complacientes. Decir: “Construyamos máquinas que puedan hacer todo lo que podemos hacer y no preocuparnos por las consecuencias. Es decir, si construimos tecnología que hace a todos los humanos obsoletos, ¿qué podrá salir mal?”.

(Risas)

Pero creo que eso sería vergonzosamente flojo. Creo que deberíamos ser más ambiciosos… en el espíritu de TED. Imaginemos un futuro de alta tecnología verdaderamente inspirador y tratemos de dirigirnos a él. Esto nos lleva a la segunda parte de nuestra metáfora del cohete: la dirección. Estamos haciendo que la IA sea más poderosa, pero ¿cómo podemos dirigirnos hacia un futuro en el que la IA ayude a la humanidad a florecer en lugar de al desconcierto? Para esto, cofundé Future of Life Institute, una organización sin fines de lucro que promueve el uso de tecnología beneficiosa, y nuestro objetivo es que exista el futuro de la vida y ser lo más inspiradores posible. Ya saben, me encanta la tecnología. La tecnología es el por qué hoy es mejor que la Edad de Piedra. Y soy optimista de que podemos crear un futuro de alta tecnología realmente inspirador… si —y esto es un gran si— si ganamos la carrera de sabiduría, la carrera entre el poder creciente de nuestra tecnología y la creciente sabiduría con la que lo administramos. Pero esto requerirá un cambio de estrategia porque nuestra vieja estrategia ha sido aprender de los errores. Inventamos el fuego, nos afectó un montón de veces… se inventó el extintor de incendios.

(Risas)

Inventamos el auto, arruinado un montón de veces se inventó el semáforo, el cinturón de seguridad y el airbag, pero con tecnología más poderosa como armas nucleares e IAG, aprender de los errores es una estrategia pésima, ¿no creen?

(Risas)

Es mucho mejor ser proactivo en lugar de reactivo; planificar y hacer las cosas bien la primera vez porque podría ser la única vez que lo consiguiéramos. Pero es extraño porque a veces la gente me dice: “Max, shhh, no hables así. Ese es el alarmismo ludista”. Pero no es alarmismo. Es lo que en MIT llamamos ingeniería de seguridad. Piénsenlo: antes de que la NASA lanzara la misión Apolo 11, pensaron sistemáticamente en todo lo que podría salir mal al poner gente sobre tanques de combustible explosivos y lanzarla a un lugar donde nadie podía ayudarla. Y había muchas cosas que podrían salir mal. ¿Era eso alarmismo? No. Fue precisamente la ingeniería de seguridad la que aseguró el éxito de la misión, y esa es precisamente la estrategia que creo que deberíamos tomar con IAG. Pensar en lo que puede salir mal para asegurarnos de que va a salir bien.

En este espíritu, organizamos conferencias, con los principales investigadores de la IA y otros pensadores para discutir cómo crecer esta sabiduría para mantener la IA beneficiosa. Nuestra última conferencia fue en Asilomar, California, el año pasado y produjo esta lista de 23 principios que desde entonces han sido firmados por más de 1000 investigadores de IA y líderes clave de la industria, y quiero contarles acerca de tres de estos principios.

Uno es que debemos evitar una carrera armamentista y armas letales autónomas. La idea aquí es que toda ciencia puede usarse para nuevas formas de ayudar o nuevas formas de dañar personas. Por ejemplo, es mucho más probable que se usen la biología y la química para nuevas medicinas o nuevas curas que para nuevas formas de matar personas, porque los biólogos y los químicos presionaron mucho y exitosamente… para prohibir las armas biológicas y químicas. Y en el mismo espíritu, la mayoría de los investigadores de IA quieren estigmatizar y prohibir las armas letales autónomas. Otro principio de IA Asilomar es que debemos mitigar la desigualdad de ingresos alimentada con IA. Creo que si podemos hacer crecer el pastel económico radicalmente con la IA y no podemos entender cómo dividir este pastel para que todos estén mejor, entonces avergoncémonos.

(Aplausos)

Ahora levanten la mano si su computadora se ha dañado alguna vez.

(Risas)

Uy, son muchas manos. Bueno, entonces apreciarán este principio que deberíamos invertir mucho más en la investigación de seguridad de IA, porque al poner a la IA a cargo de más decisiones e infraestructura, tenemos que encontrar cómo transformar las computadoras pirateables y con errores en sistemas robustos de IA en los que poder confiar, porque de otra manera, toda esta nueva tecnología puede funcionar mal y dañarnos, o ser pirateada y volverse contra nosotros. Y este trabajo de seguridad de IA debe incluir trabajo sobre la alineación de valores de IA, porque la amenaza real de la IAG no es la malicia, como en las tontas películas de Hollywood, sino la competencia… La IAG logrando metas que simplemente no están alineadas con las nuestras. Por ejemplo, cuando los humanos llevamos al rinoceronte negro africano occidental a la extinción, no lo hicimos porque fuéramos malvados enemigos del rinoceronte, ¿verdad? Fue porque éramos más inteligentes que ellos y nuestros objetivos no estaban alineados con los suyos. Pero la IAG es, por definición, más inteligente que nosotros, así que para asegurarnos de no ponernos en la posición de esos rinocerontes si creamos la IAG, necesitamos descubrir cómo hacer que las máquinas comprendan nuestros objetivos, adopten nuestros objetivos y retengan nuestros objetivos.

¿Y de quién son los objetivos, de todos modos? ¿Cuáles objetivos deberían ser?

Esto nos lleva a la tercera parte de nuestra metáfora del cohete: el destino. Estamos haciendo que la IA sea más poderosa, tratando de descubrir cómo dirigirla, pero ¿a dónde queremos llegar? Este es el elefante en la habitación del que casi nadie habla… ni siquiera aquí en TED, porque estamos muy obsesionados con los desafíos de la IA a corto plazo. Miren, nuestra especie está tratando de construir la IAG, motivada por la curiosidad y la economía, pero ¿qué tipo de sociedad futura estamos esperando si lo logramos? Una encuesta de opinión sobre esto recientemente, y me llamó la atención ver que la mayoría de la gente quiere que construyamos superinteligencia: La IA es mucho más inteligente que nosotros en todos los sentidos. El mayor acuerdo fue que deberíamos ser ambiciosos y ayudar a la vida a extenderse al cosmos, pero había mucho menos acuerdo sobre quién o qué debería estar a cargo. Y en realidad era bastante entretenido ver que hay algunas personas que quieren que sean solo máquinas.

(Risas)

Y hubo desacuerdo total sobre cuál debería ser el papel de los humanos, incluso en el nivel más básico, así que echemos un vistazo más de cerca a los posibles futuros a los que podríamos elegir dirigirnos, ¿está bien?

No se equivoquen aquí. No estoy hablando de viajes espaciales solo del viaje metafórico de la humanidad hacia el futuro. Entonces, una opción que a algunos de mis colegas de IA les gusta es construir superinteligencia y mantenerla bajo control humano, como un dios esclavizado, desconectado de internet y que se usa para crear tecnología y riqueza inimaginables para quien la controla. Pero Lord Acton nos advirtió que ese poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente, podrían preocuparse de que, tal vez, los humanos no somos lo inteligentes o suficientemente sabios, como para manejar tanto poder. Además, aparte de cualquier reparo moral que puedan tener sobre esclavizar mentes superiores, podrían preocuparse de que tal vez la superinteligencia pueda ser más astuta que nosotros, evadirse y tomar el control. Pero también tengo colegas que están de acuerdo con que la IA se haga cargo e incluso cause la extinción humana, siempre y cuando sientan que las IAs son nuestras dignas descendientes, como nuestros hijos Pero ¿cómo sabríamos que la IA ha adoptado nuestros mejores valores? y no son solo zombis inconscientes engañándonos antropomorfizándose? Además, ¿no deberían las personas que no quieren la extinción humana poder algo decir al respecto también? Ahora, si no les gustó ninguna de esas dos opciones de alta tecnología, es importante recordar que la baja tecnología es un suicidio desde una perspectiva cósmica, porque si no vamos más allá de la tecnología actual, la pregunta no es si la humanidad se va a extinguir, simplemente si nos van a acabar el próximo asteroide asesino, un súper volcán u otro problema que una mejor tecnología podría haber resuelto.

Entonces, ¿qué tal tener nuestro pastel y comérnoslo… con la IAG que no esté esclavizada sino que nos trata bien porque sus valores están alineados con los nuestros? Es la esencia de lo que Eliezer Yudkowsky llama “amigable inteligencia artificial”. y si podemos hacer esto, podría ser increíble. No solo podría eliminar las experiencias negativas como la enfermedad, la pobreza, el crimen u otro sufrimiento, sino también podría darnos la libertad de elegir de una nueva y fantástica diversidad de experiencias positivas básicamente haciéndonos dueños de nuestro propio destino.

Entonces, en resumen, nuestra situación con la tecnología es complicada, pero el panorama general es bastante simple. La mayoría de los investigadores de IA esperan la IAG en décadas, y si nos equivocamos en esto sin preparación, probablemente sea el error más grande en la historia de la humanidad… afrontémoslo. Podría permitir una dictadura brutal y global con desigualdad, vigilancia y sufrimiento sin precedentes, y tal vez incluso la extinción humana. Pero si nos dirigimos con cuidado, podríamos terminar en un futuro fantástico en el que todos estemos mejor: los pobres son más ricos, los ricos son más ricos, todos están sanos y son libres de vivir sus sueños.

Ahora, esperen. ¿Uds. quieren el futuro políticamente de derecha o de izquierda? ¿Quieren la sociedad piadosa con estrictas reglas morales, o una libertad hedonista para todos, más como Burning Man 24/7? ¿Quieren hermosas playas, bosques y lagos, o prefieren reorganizar algunos de esos átomos con las computadoras, permitiendo experiencias virtuales? Con una IA amigable, podríamos construir todas estas sociedades y dar a las personas la libertad de elegir en cuál quieren vivir porque ya no estaríamos limitados por nuestra inteligencia, solo por las leyes de la física. Entonces, los recursos y el espacio para esto serían astronómicos, literalmente.

Así que aquí está nuestra elección. Podemos ser complacientes con nuestro futuro, tomando como un artículo de fe ciega que cualquier nueva tecnología garantiza ser beneficiosa, y solo repetírnoslo a nosotros mismos como un mantra una y otra y otra vez mientras navegamos como un barco sin timón hacia nuestra propia obsolescencia. O podemos ser ambiciosos pensando mucho acerca de cómo dirigir nuestra tecnología y a dónde queremos ir con eso para crear la era del asombro. Todos estamos aquí para celebrar la era del asombro, y siento que su esencia debe estar en no ser poderosos en exceso sino empoderados por nuestra tecnología.

Gracias.

(Aplausos)

Los 297 años que faltaban

dilluns, 17/06/2019

Por Rafa Fernández.

De acuerdo a la llamada teoría del tiempo fantasma, vivimos en el año 2019 o en el año 1723?

.

00:41

Se trata de un periodo de tiempo que nunca existió en la historia y todo por la vanidad del emperador Otto III (julio 980 – 23 enero 1002).

Resulta que el emperador Otto III con la ayuda de su lugarteniente Gerbertg de Aurillac (más tarde Papa Silvestre II) organizó un ejército de falsificadores para alterar el calendario y pasar del  año  614  hasta el año 911.

Cambiaron las fechas del calendario con el único fin de vincularse al significativo número del año 1000 modificando el sistema de datación e inventando la historia de esos años que nunca existieron.

Así es, la historia que se trasmite desde el año  614  hasta el año 911 no son hechos históricos sino hechos ficticios.

Resultado de imagen para Phantom time hypothesis

01:32

Fabricaron y alteraron documentos para inventar el reinado de Carlomagno para queOtto III tuviera linaje real por lo que se vieron en la necesidad de amplificar su historia con una cronología de reyes y reinos.

Inventaron a Carlomagno que según vivió del año 742 al 814 d.C y también  inventaron la edad media.

Curiosamente existe una ausencia de fuentes escritas y arqueológicas en el periodo que va del año 650 al año 1000 aproximadamente.

Lo anterior es evidencia de que el periodo de tiempo entre el año 614  hasta el año 911 nunca existió.

Imagen relacionada

02:21

Así mismo y aunado a que no existen fuentes escritas o arqueológicas, no hubo adelantos tecnológicos ni artísticos en este período de tiempo.

Y no los hubo ya que indudablemente en el siglo VIII el emperador del Sacro Imperio Romano Germanico, Oton III, se alía con el papa Silvestre II para cambiar las fechas de los años, pasando del siglo VII al siglo X de la noche a la mañana, es decir directamente del año 614 al año 911.

Todo motivado por la ambición de  poder y de riquezas.

El plan era crear un árbol genealógico dinástico, avalado por los años que no existieron le otorgue un derecho dinástico que le diera el poder absoluto.

03:08

Así también era de gran valor para el papado, ser el papa del año 1000 d.c., año en el que relanzarían la fé cristiana y eso se tradujera en el aumento de las arcas papales, cosa que sucedió.

 Además, el cambio cronológico asociado les permitiría el simbolismo de reinar durante el año 1000 y no en el 700 que les tocaría.

Todo pudo ser instituido con facilidad debido a que el analfabetismo era altísimo en esa época por lo que las personas que sabían leer y escribir eran los que servían al poder y no se iban a oponer al cambio.

Eran los curas quienes decían que año era y a la gran masa de los pueblos no le importaba en qué año estaban, solo les interesaba la estación (verano, otoño, invierno, primavera), que era la que en realidad les marcaba la vida.

Eso dice la teoría del tiempo fantasma o la Teoría del Tiempo Inventado.

04:15

Pero bueno …

….

 

Hay tantos hechos históricos sucedidos entre el año 614  hasta el año 911 procedentes de lugares distantes y de otras culturas que no se puede pensar que esos son hechos ficticios o que los restos de esas culturas son falsificaciones.

05:03

Por ejemplo:

En China se encuentran los restos de testimonios del estudio de la astronomía durante la época de la dinastía Tang, en los que se reflejan fenómenos como los eclipses solares o la aparición del cometa Halley.

Sin olvidar sus construcciones.

Según la teoría del tiempo fantasma la dinastia Tang nunca existió ya que fue inventada por China para apoyar al rey Oton III a que figurara como rey en el inicio del segundo milenio.

Antes de la dinastía Tang obviamente hubo otra dinastía, la denominada Sui.

Resultado de imagen para Dinastía Sui

Según la teoría del tiempo fantasma la dinastia Tang nunca existió y no se sabe la manera que que terminó la dinastia Sue.

Tampoco se sabe la manera en que empezó la Dinastía Liao que gobernó del 907–1125, esto es, empezó a gobernar 4  años antes de que acabara la  teoría del tiempo fantasma.

06:22

La  teoría del tiempo fantasma dice que se inventó el final de la dinastía Sue, que  se inventó toda la historia de la dinastía Tang y que se inventó el inicio de la dinastía Liao.

En ese periodo de tiempo que se dice que no existe, también tenemos la aparición de la religión islámica, datada en el año 622 cuando Mahoma emitió un documento que se conoce como La Constitución de Medina, de la cual no se puede agregar nada ya que todos conocemos la historia musulmana.

Imagen relacionada

Mahoma nació el 26 de abril de 570 antes de que empezara la teoría del tiempo fantasma y falleció el 8 de junio de 632 cuando ya había empezado la teoría del tiempo fantasma.

07:14

¿Dónde quedó Mahoma según la teoría del tiempo fantasma?

 

Partiendo del supuesto de que fue inventado ese periodo de tiempo y por lo tanto fue inventada la historia de los musulmanes, pero sabemos que existe actualmente su religión.

¿Dónde inició la religión del Islam según la teoría del tiempo fantasma?

Así mismo se sabe que los musulmanes y su religión invadieron la península ibérica en el año 711 fundando el califato de Omeya.

Desde el año 711 ocupando la península ibérica los musulmanes, sucede otro hecho histórico en el año 929 cuando el emir Abd al-Rahman III proclama el Califato de Córdoba y se nombra a sí mismo emir al-Muminin (príncipe de los creyentes) que lo convierte en el primer califa independiente de la península ibérica.

De acuerdo a la teoría del tiempo fantasma todo lo anterior nunca sucedió.

Simplemente si a partir del año 614 antes de que existiera la religión musulmana se recorrió el tiempo hasta el 911 y los musulmanes ya estaban en la península ibérica.

¿De dónde salieron?

¿Cuándo llegaron?

Una aparición misteriosa.

También hay una desaparición misteriosa

Esa corresponde a los visigodos quienes salieron de sus tierras en el año 376 y llegaron a la península ibérica en el año 418, esto es, antes del año 614 que  supuestamente empieza la teoría del tiempo fantasma.

El reino de los visigodos en la península ibérica duró desde el año 418 hasta el año 711.

Ubicación de Reino visigodo

En el año 711 fueron derrotados y expulsados de la península ibérica precisamente por los musulmanes.

De acuerdo a la teoría del tiempo fantasma:

¿Dónde quedaron los visigodos?

Simplemente se desvanecieron.

De acuerdo a la teoría del tiempo fantasma no cabe otra que agradecer a los visigodos haber inventado su historia en beneficio del rey Oton III.

Lástima que a los visigodos les tocó inventar su derrota.

Por otro lado tenemos que los musulmanes llegaron a a Tierra Santa cuando el califa Omar entró en Jerusalén en febrero del año 638.

Esto es, después que empezó la teoría del tiempo fantasma en el año 614.

Afortunadamente existe actualmente la evidencia de su llegada a  Jerusalén ya que el el noveno califa, Abd al-Malik, construyó un edificio entre los años 687 y 691 que todos conocemos llamado Cúpula de la roca que se encuentra en el punto desde el cual supuestamente Mahoma ascendió a los cielos para reunirse con Dios.

Los musulmanes expulsaron a los Persas de Jerusalén  quienes lo habían conquistado precisamente en el año 614 mediante un firme asedio de 21 días.

Duraron en Jerusalén desde el año 614 hasta el año 638 cuando fueron expulsados por los musulmanes.

La teoría del tiempo fantasma empieza en el año 614 por lo cual no se sabe que ocurrió con los Persas.

Simplemente antes de que empezara la teoría del tiempo fantasma se encontraban los Persas en  Jerusalén y cuando se acabó la teoría del tiempo fantasma ya se encontraban allí los musulmanes.

La teoría del tiempo fantasma dice que todo lo anterior nunca ocurrió.

Difícilmente se puede aceptar la teoría del tiempo fantasma que niega que existiera y se desarrollara  a nivel mundial una de las principales religiones de la Historia hasta la actualidad y que a esa religión le importara la opinión o pretensiones  de la iglesia católica.

 

En el siguiente mapa podemos ver el alcance de las conquistas de los musulmanes en la época que dice la teoría del tiempo fantasma que nunca existió.

Si podemos observar en el mapa anterior que el imperio de los musulmanes abarca hasta Asía y es debido a que en el año 751 se encontraron por vez primera, en la conocida como batalla de Talas, en contra del País de China representada por la dinastía Tang.

Esa batalla es importante ya que se obtiene por parte de los musulmanes la técnica para hacer papel.

Según la teoría del tiempo fantasma lo anterior nunca ocurrió.

Por otro lado tenemos a la cultura vikinga quienes hicieron su aparición en la escena política Europea cuando realizan el saqueo del monasterio de Lindisfarne en el año de 793 en el norte de Gran Bretaña.

Resultado de imagen para monasterio de Lindisfarne

Sabemos de su expansión en los siglos que según la teoría del tiempo fantasma no existieron.

Hay constancia de las fechas en las que recorrieron Europa saqueando hasta terminar los vikingos llegando tan lejos como a América en el año 1000.

 

Y resulta que de acuerdo a la teoría del tiempo fantasma, lo anterior nunca existió.

Si se sabe de la cultura vikinga desde el año 793 pero según la teoría del tiempo fantasma esos años nunca existieron entonces, ¿cuándo aparecieron los vikingos?

Algo ridículo existiendo tantos vestigios.

 

Obviamente la cereza en el pastel es que los Europeos ( reino de los Francos )  tuvieron que inventar su propia historia que incluye al Imperio Carolingio (768-987) .

Toma su nombre del emperador Carlomagno ( 2 de abril de 742 a 28 de enero de 814).

La historia dice que el reino de los francos (actual Francía y Alemania)  sufrió a lo largo del siglo IX numerosos ataques vikingos que asolaron las costas al ser los primeros en invadir el Imperio Carolingio en el año 799.

El mismo Carlomagno tuvo que armar una flota para tratar, infructuosamente, de proteger sus costas.

También Carlomagno se enfrentó a los musulmanes quienes habían llegado a la península ibérica en el año 711 ya que como todos sabemos los territorios de Francia y de España son frontera.

Carlomagno se aventuró a conquistar la península ibérica de manos de los musulmanes en el año 778.

De esas batallas queda para la historia la batalla de roncesvalles ocurrida el 5 de agosto de 778.

En esa batalla la retaguardia de  Carlomagno fue alcanzada  en su retirada después de fracasar en su intento de conquistar   la península ibérica de manos de los musulmanes.

Allí cayó abatido Roldan la mano derecha del rey Carlomagno.

Imagen relacionada

 

 Aquí podemos apreciar un denario romano o moneda que representa a Carlomagno
(quien se convirtió en emperador del Sacro Imperio Romano en la navidad del año 800 d.c. ).

                                                  esqueleto de carlomagnoEl esqueleto de Carlomagno charlemagne_coin

 

Así que para que llegara la dinastía Carolingia al poder, otra dinastía tuvo que caer, es esa la dinastía Merovingia quienes tomaron el poder desde el año 418, antes de empezar la teoría del tiempo fantasma, finalizando en el año 639.

Resultado de imagen para Dinastía merovingia

Así es como sucedieron los hechos para que llegara al poder Carlomagno.

Imagen relacionada

Pues todo lo anterior, según la teoría del tiempo fantasma nunca existió.

Se puede considerar que los emperadores romano y germánico así como el papa se hubieran puesto de acuerdo para crear este salto temporal e imponerlo en los territorios que gobernaban.

Lo que hubiera sido difícilmente alcanzable es ponerse de acuerdo con el resto del mundo conocido hasta ese entonces para que cada una de las culturas creara dinastías, hechos políticos, militares y acontecimientos de todo tipo que cuadraran con la datación que habían inventado los Europeos  en su propia cultura.

Es algo simplemente absurdo de sugerir.

Otra de las supuestas evidencias de la teoría del  tiempo fantasma se apoya en la creencia de que existe una ausencia de fuentes escritas y arqueológicas en el periodo que va del año 650 al año 1000 acerca de Europa lo cual es algo falso.

Pues ya hemos constatado que otras culturas coexistieron con la Europea en esa época y hay fuentes escritas y arqueológicas de el periodo.

Al parecer la teoría del tiempo fantasma solamente contempla la existencia de Europa en el mundo antiguo.

Se sabe que la falta de progreso científico, artístico y social que hubo durante ese tiempo en Europa tiene una razón.

La caída del imperio Romano.

Sabemos que el imperio Romano se apoyaba en la gran red de caminos para llegar a cualquier lugar y mantener el poder así como la seguridad y el comercio.

A causa de la Vía Romana el comercio se efectuaba con productos de todo el mundo conocido hasta ese entonces.

Los caminos eran seguros para transitar a cualquier hora y cualquier día, se fomentaba el comercio así como el intercambió de mercancías.

Imagen relacionada

Entonces a partir del siglo IV, las fronteras del mundo romano son desbordadas por los pueblos del Este, es el comienzo de las grandes invasiones: OstrogodosGodos, Hunos, Visigodos y demás Tribus bárbaras.

Resultado de imagen para Ostrogodos, Hunos y Visigodos. invaden europa

Lo anterior fue fácil ya que la invasión se efectuó por la  red de carreteras de calidad excepcional que habían construido los Romanos ( que existen hasta nuestro días).

Resultado de imagen para calzada romana

Así como la construcción de carreteras le permitió al imperio Romano acelerar su progreso siendo un elemento clave para la expansión del Imperio, también fue uno de los elementos clave de su caída.

Resultado de imagen para calzada romana

 

La falta de seguridad en los caminos después de la caída de Roma provocó que las Ciudades se amurallaran ya que podían sufrir una invasión de tribus bárbaras en cualquier momento.

Resultado de imagen para alta edad media

Así también ocasionó que se empezaran solamente a producir las cosas necesarias localmente ya que desapareció la moneda, la circulación comercial, la clase comerciante y la población urbana, ya que nadie se aventuraba a andar los caminos de la antes segura Calzada Romana.

Resultado de imagen para calzada romana

En base a lo anterior resultaba inútil seguir produciendo más de lo mínimo indispensable para la subsistencia de los habitantes, propietarios y arrendatarios, que vivían en el dominio.Imagen relacionada

La economía de cambio fue sustituida por una economía de consumo ya que cada uno de los dominios en los que se dividió el imperio Romano, en lugar de continuar su relación con el exterior, constituyó un pequeño mundo aparte.

Imagen relacionada

Las consecuencias de la desaparición del imperio Romano.

Imagen relacionada

De hecho el  Imperio Carolingio es importante ya que unificó los pueblos de Europa después de la anarquía que se produjo por la caída del Imperio Romano.

Esos cambios sucedieron exactamente en la época que la teoría del tiempo fantasma quiere borrar del almanaque.

Así que tampoco podemos olvidar los Anales de Úlster que son una crónica de la Irlanda medieval que comprende desde el año 431 hasta el 1540.

Resultado de imagen para Anales de Úlster

 

Pues todo lo anterior nunca existió de acuerdo a la teoría del tiempo fantasma.

Todas las culturas inventaron su historia desde el año 614 al año 911.

La teoría del tiempo fantasma dice que se fabricó a Carlomagno y la dinastía carolingia.

Para ser cierto lo anterior se tendría que haber fabricado la correspondiente historia del resto de las culturas contemporáneas.

Algo absurdo.

Otra de las afirmaciones en la que se apoya la teoría del tiempo fantasma consiste en que el ajuste del calendario gregoriano requirió 10 días cuando debería haber requerido 13 días si buscaba ajustarse al calendario juliano del año 45 a. C.

Para entender lo anterior hay que saber que a  partir del 1 de enero del año 45 a.C., el calendario Juliano fue el calendario predominante en gran parte del mundo  durante los siguientes 1550 años, hasta que el Papa Gregorio XIII instituyó el calendario gregoriano en 1582, que es el calendario bajo el cual nos regimos actualmente.

Resultado de imagen para calendario Juliano

El desfase en el tiempo del que se habla provenía de un inexacto cómputo del número de días con que cuenta el año trópico ( el lapso que necesita el sol para completar una vuelta).

Según el calendario juliano se consideraba que el año trópico estaba constituido por 365,25 días por lo cual instituyó un año bisiesto cada cuatro ya que de esa manera se emparejaban con el sol.

El problema surge cuando se sabe que la cifra correcta es de 365,242189.

Esto es, en el calendario Juliano el año trópico tiene 365 días y seis horas cuando en realidad tal y como se establece en el calendario gregoriano, el año tiene 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos.

Una diferencia de más de 11 minutos cada año.

Por lo cual cada 128 años se producía el agregado de un día.

Por lo cual es cierto que se necesitarían 13 días desde el año 45 a.c. hasta el año 1583 para estar de acuerdo al año trópico.

Solamente que hay que contemplar dentro de esa cuenta que en el concilio de Nicea  celebrado en el año 325  se determinó que la Pascua debía conmemorarse el domingo siguiente a la luna llena posterior al equinoccio de primavera en el hemisferio norte.

Motivo por el cual aquel año 325 se hizo un ajuste para que la siguiente pascua se conmemorara en domingo.

 



 

El principio de la navaja de Ockham nos dice :
En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable.

The illusion of now

diumenge, 16/06/2019

Hinze Hogendoorn is an assistant professor at the department of Experimental Psychology (Faculty of Social Sciences) at Utrecht University. His research interests lie in the temporal aspects of perception, particularly vision.

The arrow of time: Sean Carroll

dissabte, 15/06/2019

 

Transcript Translated by Francisco Gnecco
Reviewed by Sebastian Betti
The universe is really big. We live in a galaxy, the Milky Way Galaxy. There are about a hundred billion stars in the Milky Way Galaxy. And if you take a camera and you point it at a random part of the sky, and you just keep the shutter open, as long as your camera is attached to the Hubble Space Telescope, it will see something like this. Every one of these little blobs is a galaxy roughly the size of our Milky Way — a hundred billion stars in each of those blobs. There are approximately a hundred billion galaxies in the observable universe. 100 billion is the only number you need to know. The age of the universe, between now and the Big Bang, is a hundred billion in dog years. (Laughter) Which tells you something about our place in the universe. 

00:58

One thing you can do with a picture like this is simply admire it. It’s extremely beautiful. I’ve often wondered, what is the evolutionary pressure that made our ancestors in the Veldt adapt and evolve to really enjoy pictures of galaxies when they didn’t have any. But we would also like to understand it. As a cosmologist, I want to ask, why is the universe like this? One big clue we have is that the universe is changing with time. If you looked at one of these galaxies and measured its velocity, it would be moving away from you. And if you look at a galaxy even farther away, it would be moving away faster. So we say the universe is expanding.

01:32

What that means, of course, is that, in the past, things were closer together. In the past, the universe was more dense, and it was also hotter. If you squeeze things together, the temperature goes up. That kind of makes sense to us. The thing that doesn’t make sense to us as much is that the universe, at early times, near the Big Bang, was also very, very smooth. You might think that that’s not a surprise. The air in this room is very smooth. You might say, “Well, maybe things just smoothed themselves out.” But the conditions near the Big Bang are very, very different than the conditions of the air in this room. In particular, things were a lot denser. The gravitational pull of things was a lot stronger near the Big Bang.

02:09

What you have to think about is we have a universe with a hundred billion galaxies, a hundred billion stars each. At early times, those hundred billion galaxies were squeezed into a region about this big — literally — at early times. And you have to imagine doing that squeezing without any imperfections, without any little spots where there were a few more atoms than somewhere else. Because if there had been, they would have collapsed under the gravitational pull into a huge black hole. Keeping the universe very, very smooth at early times is not easy; it’s a delicate arrangement. It’s a clue that the early universe is not chosen randomly. There is something that made it that way. We would like to know what.

 

02:49

So part of our understanding of this was given to us by Ludwig Boltzmann, an Austrian physicist in the 19th century. And Boltzmann’s contribution was that he helped us understand entropy. You’ve heard of entropy. It’s the randomness, the disorder, the chaoticness of some systems. Boltzmann gave us a formula — engraved on his tombstone now — that really quantifies what entropy is. And it’s basically just saying that entropy is the number of ways we can rearrange the constituents of a system so that you don’t notice, so that macroscopically it looks the same. If you have the air in this room, you don’t notice each individual atom. A low entropy configuration is one in which there’s only a few arrangements that look that way. A high entropy arrangement is one that there are many arrangements that look that way. This is a crucially important insight because it helps us explain the second law of thermodynamics — the law that says that entropy increases in the universe, or in some isolated bit of the universe.

03:42

The reason why entropy increases is simply because there are many more ways to be high entropy than to be low entropy. That’s a wonderful insight, but it leaves something out. This insight that entropy increases, by the way, is what’s behind what we call the arrow of time, the difference between the past and the future. Every difference that there is between the past and the future is because entropy is increasing — the fact that you can remember the past, but not the future. The fact that you are born, and then you live, and then you die, always in that order, that’s because entropy is increasing. Boltzmann explained that if you start with low entropy, it’s very natural for it to increase because there’s more ways to be high entropy. What he didn’t explain was why the entropy was ever low in the first place.

04:28

The fact that the entropy of the universe was low was a reflection of the fact that the early universe was very, very smooth. We’d like to understand that. That’s our job as cosmologists. Unfortunately, it’s actually not a problem that we’ve been giving enough attention to. It’s not one of the first things people would say, if you asked a modern cosmologist, “What are the problems we’re trying to address?” One of the people who did understand that this was a problem was Richard Feynman. 50 years ago, he gave a series of a bunch of different lectures. He gave the popular lectures that became “The Character of Physical Law.” He gave lectures to Caltech undergrads that became “The Feynman Lectures on Physics.” He gave lectures to Caltech graduate students that became “The Feynman Lectures on Gravitation.” In every one of these books, every one of these sets of lectures, he emphasized this puzzle: Why did the early universe have such a small entropy?

05:14

So he says — I’m not going to do the accent — he says, “For some reason, the universe, at one time, had a very low entropy for its energy content, and since then the entropy has increased. The arrow of time cannot be completely understood until the mystery of the beginnings of the history of the universe are reduced still further from speculation to understanding.” So that’s our job. We want to know — this is 50 years ago, “Surely,” you’re thinking, “we’ve figured it out by now.” It’s not true that we’ve figured it out by now.

05:42

The reason the problem has gotten worse, rather than better, is because in 1998 we learned something crucial about the universe that we didn’t know before. We learned that it’s accelerating. The universe is not only expanding. If you look at the galaxy, it’s moving away. If you come back a billion years later and look at it again, it will be moving away faster. Individual galaxies are speeding away from us faster and faster so we say the universe is accelerating. Unlike the low entropy of the early universe, even though we don’t know the answer for this, we at least have a good theory that can explain it, if that theory is right, and that’s the theory of dark energy. It’s just the idea that empty space itself has energy.

06:20

In every little cubic centimeter of space, whether or not there’s stuff, whether or not there’s particles, matter, radiation or whatever, there’s still energy, even in the space itself. And this energy, according to Einstein, exerts a push on the universe. It is a perpetual impulse that pushes galaxies apart from each other. Because dark energy, unlike matter or radiation, does not dilute away as the universe expands. The amount of energy in each cubic centimeter remains the same, even as the universe gets bigger and bigger. This has crucial implications for what the universe is going to do in the future. For one thing, the universe will expand forever.

 

06:59

Back when I was your age, we didn’t know what the universe was going to do. Some people thought that the universe would recollapse in the future. Einstein was fond of this idea. But if there’s dark energy, and the dark energy does not go away, the universe is just going to keep expanding forever and ever and ever. 14 billion years in the past, 100 billion dog years, but an infinite number of years into the future. Meanwhile, for all intents and purposes, space looks finite to us. Space may be finite or infinite, but because the universe is accelerating, there are parts of it we cannot see and never will see. There’s a finite region of space that we have access to, surrounded by a horizon. So even though time goes on forever, space is limited to us. Finally, empty space has a temperature.

07:45

In the 1970s, Stephen Hawking told us that a black hole, even though you think it’s black, it actually emits radiation when you take into account quantum mechanics. The curvature of space-time around the black hole brings to life the quantum mechanical fluctuation, and the black hole radiates. A precisely similar calculation by Hawking and Gary Gibbons showed that if you have dark energy in empty space, then the whole universe radiates. The energy of empty space brings to life quantum fluctuations. And so even though the universe will last forever, and ordinary matter and radiation will dilute away, there will always be some radiation, some thermal fluctuations, even in empty space. So what this means is that the universe is like a box of gas that lasts forever. Well what is the implication of that?

08:33

That implication was studied by Boltzmann back in the 19th century. He said, well, entropy increases because there are many, many more ways for the universe to be high entropy, rather than low entropy. But that’s a probabilistic statement. It will probably increase, and the probability is enormously huge. It’s not something you have to worry about — the air in this room all gathering over one part of the room and suffocating us. It’s very, very unlikely. Except if they locked the doors and kept us here literally forever, that would happen. Everything that is allowed, every configuration that is allowed to be obtained by the molecules in this room, would eventually be obtained.

09:12

So Boltzmann says, look, you could start with a universe that was in thermal equilibrium. He didn’t know about the Big Bang. He didn’t know about the expansion of the universe. He thought that space and time were explained by Isaac Newton — they were absolute; they just stuck there forever. So his idea of a natural universe was one in which the air molecules were just spread out evenly everywhere — the everything molecules. But if you’re Boltzmann, you know that if you wait long enough, the random fluctuations of those molecules will occasionally bring them into lower entropy configurations. And then, of course, in the natural course of things, they will expand back. So it’s not that entropy must always increase — you can get fluctuations into lower entropy, more organized situations.

09:53

Well if that’s true, Boltzmann then goes onto invent two very modern-sounding ideas — the multiverse and the anthropic principle. He says, the problem with thermal equilibrium is that we can’t live there. Remember, life itself depends on the arrow of time. We would not be able to process information, metabolize, walk and talk, if we lived in thermal equilibrium. So if you imagine a very, very big universe, an infinitely big universe, with randomly bumping into each other particles, there will occasionally be small fluctuations in the lower entropy states, and then they relax back. But there will also be large fluctuations. Occasionally, you will make a planet or a star or a galaxy or a hundred billion galaxies. So Boltzmann says, we will only live in the part of the multiverse, in the part of this infinitely big set of fluctuating particles, where life is possible. That’s the region where entropy is low. Maybe our universe is just one of those things that happens from time to time.

10:51

Now your homework assignment is to really think about this, to contemplate what it means. Carl Sagan once famously said that “in order to make an apple pie, you must first invent the universe.” But he was not right. In Boltzmann’s scenario, if you want to make an apple pie, you just wait for the random motion of atoms to make you an apple pie. That will happen much more frequently than the random motions of atoms making you an apple orchard and some sugar and an oven, and then making you an apple pie. So this scenario makes predictions. And the predictions are that the fluctuations that make us are minimal. Even if you imagine that this room we are in now exists and is real and here we are, and we have, not only our memories, but our impression that outside there’s something called Caltech and the United States and the Milky Way Galaxy, it’s much easier for all those impressions to randomly fluctuate into your brain than for them actually to randomly fluctuate into Caltech, the United States and the galaxy.

 

11:51

The good news is that, therefore, this scenario does not work; it is not right. This scenario predicts that we should be a minimal fluctuation. Even if you left our galaxy out, you would not get a hundred billion other galaxies. And Feynman also understood this. Feynman says, “From the hypothesis that the world is a fluctuation, all the predictions are that if we look at a part of the world we’ve never seen before, we will find it mixed up, and not like the piece we’ve just looked at — high entropy. If our order were due to a fluctuation, we would not expect order anywhere but where we have just noticed it. We therefore conclude the universe is not a fluctuation.” So that’s good. The question is then what is the right answer? If the universe is not a fluctuation, why did the early universe have a low entropy? And I would love to tell you the answer, but I’m running out of time.

(Laughter)

 

12:38

Here is the universe that we tell you about, versus the universe that really exists. I just showed you this picture. The universe is expanding for the last 10 billion years or so. It’s cooling off. But we now know enough about the future of the universe to say a lot more. If the dark energy remains around, the stars around us will use up their nuclear fuel, they will stop burning. They will fall into black holes. We will live in a universe with nothing in it but black holes. That universe will last 10 to the 100 years — a lot longer than our little universe has lived. The future is much longer than the past. But even black holes don’t last forever. They will evaporate, and we will be left with nothing but empty space. That empty space lasts essentially forever. However, you notice, since empty space gives off radiation, there’s actually thermal fluctuations, and it cycles around all the different possible combinations of the degrees of freedom that exist in empty space. So even though the universe lasts forever, there’s only a finite number of things that can possibly happen in the universe. They all happen over a period of time equal to 10 to the 10 to the 120 years.

13:44

So here’s two questions for you. Number one: If the universe lasts for 10 to the 10 to the 120 years, why are we born in the first 14 billion years of it, in the warm, comfortable afterglow of the Big Bang? Why aren’t we in empty space? You might say, “Well there’s nothing there to be living,” but that’s not right. You could be a random fluctuation out of the nothingness. Why aren’t you? More homework assignment for you.

 

14:10

So like I said, I don’t actually know the answer. I’m going to give you my favorite scenario. Either it’s just like that. There is no explanation. This is a brute fact about the universe that you should learn to accept and stop asking questions. Or maybe the Big Bang is not the beginning of the universe. An egg, an unbroken egg, is a low entropy configuration, and yet, when we open our refrigerator, we do not go, “Hah, how surprising to find this low entropy configuration in our refrigerator.” That’s because an egg is not a closed system; it comes out of a chicken. Maybe the universe comes out of a universal chicken. Maybe there is something that naturally, through the growth of the laws of physics, gives rise to universe like ours in low entropy configurations. If that’s true, it would happen more than once; we would be part of a much bigger multiverse. That’s my favorite scenario.

15:01

So the organizers asked me to end with a bold speculation. My bold speculation is that I will be absolutely vindicated by history. And 50 years from now, all of my current wild ideas will be accepted as truths by the scientific and external communities. We will all believe that our little universe is just a small part of a much larger multiverse. And even better, we will understand what happened at the Big Bang in terms of a theory that we will be able to compare to observations. This is a prediction. I might be wrong. But we’ve been thinking as a human race about what the universe was like, why it came to be in the way it did for many, many years. It’s exciting to think we may finally know the answer someday.

Thank you.

(Applause)

El Universo es realmente grande. Vivimos en una galaxia, la Vía Láctea. Hay unas cien mil millones de estrellas en la Vía Láctea. Y si toman sus cámaras y las enfocan hacia cualquier parte del firmamento y dejan el obturador abierto, siempre que la cámara esté atada al Telescopio espacial Hubble, se verá algo como esto. Cada una de estas pequeñas gotas es una galaxia aproximadamente del mismo tamaño de la Vía Láctea; cien mil millones de estrellas en cada una de esas gotas. Hay unas cien mil millones de galaxias en el Universo observable. Cien mil millones es el único número que hay que saber. La edad del Universo, desde el Big Bang hasta ahora, es como cien mil millones de años caninos. (Risas) Esto nos dice algo sobre nuestro lugar en el Universo. 

00:58

Algo que podemos hacer con una foto como ésta, es simplemente admirarla. Es en extremo hermo-sa. A menudo me pregunto, ¿cuál sería la presión evolutiva que hizo que nuestros antepasados en las praderas africanas se adaptaran y evolucio-naran hasta llegar a disfrutar las fotos de las galaxias cuando aún no tenían ninguna? Nos encantaría entenderlo. Como cosmólogo, quisiera preguntar ¿por qué el Universo es como es? Un gran indicio que tenemos es que con el tiempo, el Universo ha ido cambiando. Si miramos una de estas galaxias y medimos su velocidad, vemos que se aleja de nosotros. Y si miramos otra galaxia más lejana aún, se ve moverse más rápido. Así, decimos que el Universo está un expansión.

01:32

Esto quiere decir, desde luego, que en el pasado, las cosas estaban más cerca. En el pasado, el Universo era más denso y también más caliente. Si las cosas se comprimen, se eleva la temperatu-ra. Eso tiene sentido. Lo que no parece tener tanto sentido es que el Universo, en su inicio, cerca al Big Bang, era también muy, muy homogéneo. Podría pensarse que esto no es sorpresivo. El aire en esta sala es bien homogéneo. Podría decirse, “bueno, quizá las cosas se homogeneizaron solas”. Pero las condiciones cercanas al Big Bang eran muy, muy diferentes de las del aire de esta sala. En especial, todo era mucho más denso. La fuerza de la gravedad era mucho más fuerte cerca al Big Bang.

02:09

Lo que hay que pensar es que tenemos un Universo con cien mil millones de galaxias, de cien mil millones de estrellas cada una. En el principio esas cien mil millones de galaxias estaban concentradas en una región de este tamaño, literalmente, en los tiempos iniciales. Imagínense Uds produciendo esa compactación, sin imperfecciones, sin ningún punto con unos pocos átomos de más que en otros lugares. Porque si lo hubiera habido, habría colapsado por la fuerza gravitatoria para volverse un enorme agujero negro. Conservar el Universo bien homogéneo en etapas tempranas, no es fácil; es un arreglo delicado. Es un indicio de que el Universo primitivo no se elige al azar. Hay algo que lo hizo así. Quisiéramos saber qué fue.

02:49

En parte lo que sabemos sobre esto se lo debemos a Ludwig Boltzmann, un físico austríaco del siglo XIX. Boltzmann ayudó a entender la entropía. Habrán oído de la entropía. Es la aleatoridad, el desorden, el caos de un sistema. Boltzmann nos dio una fórmula, ahora grabada en su tumba, que cuantifica la entropía. Básicamente, es como decir que la entropía es la cantidad de formas en que pueden organizarse las partes de un sistema, sin que se note, o sea, que macroscópicamente se vea igual. En el aire de este salón, no se nota cada átomo en forma individual. Una configuración de baja entropía es aquella que tiene pocas maneras de lograrlo. Una configuración de alta entropía es aquella en la que hay muchas maneras de hacer-lo. Esta es una idea muy importante, porque nos ayuda a entender la segunda ley de la termodi-námica; la que dice que la entropía aumenta en el Universo o en partes aisladas del Universo.

 

03:42

La razón por la que aumenta la entropía es simplemente porque hay muchas más formas de tener alta entropía, que de tenerla baja. Una idea estupenda. pero deja algo por fuera. A propósito, esta idea de que la entropía crece, es el funda-mento de lo que llamamos la flecha del tiempo, la diferencia entre el pasado y el futuro. Todas las diferencias que hay entre el pasado y el futuro se deben al aumento de la entropía; lo cual hace que podamos recordar el pasado, pero no el futuro. Que nacemos, luego vivimos y después morimos, siempre en ese orden, se debe a que la entropía va en aumento. Boltzmann explicaba que si se empieza con baja entropía, es muy natural que ésta aumente, porque hay más maneras de tener alta entropía. Lo que él nunca dijo es, por qué la entropía era tan baja al principio.

04:28

Que la entropía del Universo fuese baja es otra manera de decir que el Universo era muy, muy homogéneo. Nos gustaría entender esto. Esa es nuestra tarea como cosmólogos. Desafortunadamente, este no es un problema al que le hayamos dedicado suficiente atención. No es una de las primeras respuestas que contestaría un cosmólogo moderno, a la pregunta: “¿Cuáles son los problemas que están abordando?” Uno de los que sí entendió que ahí había un problema fue Richard Feynman. Hace 50 años que dio unas cuantas conferencias. Dictó las conocidas charlas denominadas “El carácter de la ley física”. Dio clases a los estudiantes de pregrado de Caltech que luego se llamaron “Clases de física de Feynman”. Dictó clases a los estudiantes gra-duados de Caltech que se volvieron “Clases de gravitación de Feynman”. En todos sus libros, en todas esas series, él hacía hincapié en el enigma: ¿por qué el Universo temprano tenía tan baja entropía?

05:14

El decía (no voy a imitar su acento) “Por alguna razón el Universo en ese tiempo, tenía baja entropía para su contenido de energía y desde entonces la entropía ha venido creciendo. No es posible entender completamente la flecha del tiempo sin antes descubrir el misterio del co-mienzo del Universo, avanzando de la especu-lación a la comprensión”. Y ese es nuestro tra-bajo. Queremos conocerlo –esto fue hace 50 años, “Sí, claro”, pensarán Uds. “pensábamos que estaba resuelto” Pero no es cierto que ya esté resuelto.

05:42

La razón por la que el problema se ha compli-cado, en lugar de mejorarse, es porque en 1998 se descubrió algo crucial sobre el Universo, que antes no se sabía. Se supo que está acelerándose. El Universo no sólo se está expandiendo. Si miramos una galaxia, se está alejando. Y si volvemos a mirar mil millones de años después, la veremos moverse más rápido. Las galaxias, individualmente, se aceleran alejándose cada vez más rápido. Por eso decimos que el Universo se está acelerando. A diferencia de la baja entropía del Universo temprano, aunque no sabemos la respuesta, al menos tenemos una buena teoría para explicarlo, esperemos sea la correcta, es la teoría de la energía oscura. Es la idea que dice que el espacio vacío tiene energía.

 

06:20

En cada pequeño centímetro cúbico de espacio, haya o no algo ahí, haya o no partículas, materia, radiación o lo que sea, de todas formas hay energía en el espacio mismo. Y, según Einstein, esta energía ejerce presión sobre el Universo. Un impulso perpetuo que hace alejar las galaxias, unas de otras. Porque la energía oscura, a diferencia de la materia o la radiación, no se diluye con la expansión del Universo. La cantidad de energía en cada centímetro cúbico permanece igual, aunque el Universo se haga cada vez más grande. Esto tiene unas implicaciones cruciales en el futuro del Universo. En primer lugar, el Universo siempre continuará expandiéndose.

06:59

Cuando yo tenía la edad de ustedes, no sabíamos lo que iba a pasar con el Universo. Algunos pensaban que en el futuro volvería a colapsar. Einstein creía eso. Pero si existe la energía oscura y ésta no desaparece, el Universo continuará expandiéndose eternamente. 14 mil millones de años en el pasado, 100 mil millones de años caninos, una cantidad infinita de años hacia el futuro. Entre tanto, desde todo punto de vista, vemos el espacio como finito. Puede ser finito o infinito, pero como el Universo se está acelerando, hay partes que no podemos ver y nunca veremos. Hay una región finita del espacio a la cual podemos acceder, limitada por un horizonte. Así, aunque el tiempo continúe para siempre, el espacio, para nosotros, es limitado. Finalmente, el espacio vacío tiene una temperatura.

07:45

En la década del 70, Stephen Hawking dijo que un agujero negro, aunque se crea que es negro, en realidad emite radiación, de acuerdo con la mecánica cuántica. La curvatura del espacio-tiempo cerca de un agujero negro hace realidad las fluctuaciones mecánico-cuánticas, y el agujero negro emite radiación. Unos cálculos similares, muy precisos, de Hawking y Gary Gibbons, demostraron que si se tiene energía oscura en el espacio vacío, el Universo entero emite radiación. La energía del espacio vacío hace realidad las fluctuaciones cuánticas. Y aunque el Universo dure eternamente y la materia común y la radiación se diluyan, siempre habrá algo de radiación, algunas fluctuaciones térmicas, aún en el espacio vacío. Lo que quiero decir es que el Universo es como una caja llena de gas que durará eternamente. ¿Y eso qué consecuencia tiene?

08:33

Boltzmann estudió la consecuencia en el siglo XIX. Él dijo que la entropía aumenta porque hay muchas más formas que el Universo tenga alta entropía, a que la tenga baja. Pero esta es una afirmación probabilística. Se espera que siga aumentando con una probabilidad enormemente grande. No hay por qué preocuparse porque el aire en esta sala se concentre en una pequeña parte y nos asfixiemos. Es muy, muy poco probable. Salvo que cerraran las puertas y nos mantuvieran aquí, literalmente para siempre, así sí podría suceder. Todo lo que es permitido, toda configuración permitida para las moléculas en este salón, eventualmente podría ocurrir.

 

09:12

Boltzmann dice que podríamos comenzar con un Universo en equilibrio térmico. Él no sabía nada del Big Bang, ni de la expansión del Universo. Él pensaba que el espacio y el tiempo, como lo explicó Isaac Newton, eran absolutos y que así continuarían eternamente. Su idea de un Universo natural era tal que las moléculas de aire se esparcían uniformemente por todas partes, moléculas de todo. Pero si usted fuera Boltzmann, sabría que si espera lo suficiente, las fluctuaciones aleatorias de esas moléculas eventualmente las llevarán a configuraciones de entropía menor. Y entonces, en el curso natural de las cosas, se expandirán nuevamente. O sea, no es que la entropía siempre aumente; pueden tenerse fluctuaciones de menor entropía, situaciones más organizadas.

09:53

Y si esto es cierto, Boltzmann habría inventado dos ideas que hoy suenan muy modernas; el multiverso y el principio antrópico. Él decía que el problema del equilibrio térmico es que no podemos vivir en él. Recuerden que la vida misma depende de la flecha del tiempo. No podríamos procesar información, metabolizar, caminar o hablar si viviéramos en equilibrio térmico. Imagínense ahora un Universo muy, muy grande, infinitamente grande, con partículas que se chocan al azar; ocasionalmente habrá pequeñas fluctuaciones con estados de baja entropía para luego volver al estado de distensión. Pero también habrá grandes fluctuaciones. Ocasionalmente surgirá un planeta o una estrella, o una galaxia, o cien mil millones de galaxias. Y Boltzmann dice que solamente viviremos en esta parte del multiverso, en esta parte del conjunto infinitamente grande de partículas que fluctúan, donde es posible la vida. Esa es la región de baja entropía. Puede que nuestro Universo sea una de esas cosas que suceden cada tanto.

10:51

Ahora viene la tarea para Uds.; hay que pensar en esto, pensar qué significa. Carl Sagan dijo una vez: “para hacer un pastel de manzana, primero hay que inventar el Universo”. Pero no es correcto. En el escenario de Boltzmann, si quieres hacer un pastel de manzana, sólo hay que esperar a que los movimientos aleatorios de los átomos te hagan el pastel. Eso sucederá con frecuencia mucho mayor a que los movimientos aleatorios de los átomos generen una huerta de manzanos azúcar, un horno y luego hagan el pastel de manzana. Este escenario hace predicciones. Y esas predicciones dicen que las fluctuaciones que nos generan a nosotros, son mínimas. Imagínense que este salón en el que estamos hoy existe y es real y aquí estamos, y no sólo tenemos recuerdos sino también la impresión de que allá afuera hay algo llamado Caltech y los Estados Unidos y la Vía Láctea. Es más fácil que estas impresiones fluctúen aleatoriamente en sus cerebros a que las cosas, en la realidad, fluctúen y existan Caltech y los Estados Unidos y la galaxia.

11:51

La buena noticia es que, como consecuencia, ese escenario no se da; no es correcto. El escenario predice que somos una mínima fluctuación. Aunque dejáramos por fuera nuestra galaxia, no llegaríamos a tener cien mil millones de otras galaxias. Y Feynman también entendía esto. Él dijo: “Por la hipótesis de que el mundo es una fluctuación, las predicciones dicen que si miramos una parte del mundo que nunca antes habíamos visto, la encontraremos toda revuelta, más que cualquiera que vimos antes; con mayor entropía. Si nuestro orden se debe a una fluctuación, no podemos esperar orden en todas partes, sólo en donde lo acabamos de encontrar. Por consiguiente, concluimos que el Universo no es una fluctuación”. Eso está bien. La pregunta es entonces: ¿Cuál será la respuesta? Si el Universo no es una fluctuación, ¿por qué razón el Universo temprano tiene baja entropía? Me encantaría poder darles la respuesta, pero se me está acabando el tiempo.

(Risas)

12:38

Aquí está el Universo del que hablábamos, frente al que existe en realidad. Ya les había mostrado esta gráfica. El Universo se viene expandiendo desde hace unos 10 mil millones de años. Se viene enfriando. Pero ahora sabemos lo suficiente sobre el futuro del Universo, dicho ambiciosamente. Si la energía oscura permanece a nuestro alrededor, las estrellas que nos rodean usarán todo su combustible nuclear y dejarán de alumbrar. Se reducirán a agujeros negros. Viviremos en un Universo sin nada, sólo agujeros negros. Ese Universo habrá de durar 10 elevado a la 100 años; mucho más de lo que ha vivido hasta ahora. El futuro es mucho más largo que el pasado. Pero aún los agujeros negros no duran para siempre. Se evaporan y quedaremos sin nada, sólo espacio vacío. Ese espacio vacío, esencialmente ha de durar eternamente. Sin embargo, fíjense que como ese espacio vacío emite radiación, habrá fluctuaciones térmicas y se reciclarán las distintas combinaciones posibles de los grados de libertad que existan en el espacio vacío. Así que aunque el Universo ha de durar para siempre, sólo habrá un número finito de cosas que pueden suceder en él. Y todas ellas han de suceder en un período de tiempo igual a 10 elevado a la 10, elevado a la 120, años.

13:44

Y ahora hay dos preguntas para ustedes. La primera: Si el Universo durará 10 elevado a la 10, elevado a la 120, años, ¿por qué razón nacimos en los primeros 14 mil millones de años, pasado el Big Bang, en un momento cálido y confortable, ¿Por qué no estamos en el espacio vacío? Dirán ustedes, “es que no hay nada ahí para vivir”. Pero eso no es correcto. Podríamos ser una fluctuación aleatoria de esa nada. ¿Por qué no lo somos? Otra tarea para el hogar.

14:10

Cómo ya dije: no sé la respuesta. Pero voy a darles mi escenario favorito. Puede que así sea. Pero no hay explicación. Son datos fríos sobre el Universo que toca aceptar sin hacer preguntas. Puede ser que el Big Bang no sea el principio del Universo. Un huevo sin abrir es una configura-ción de baja entropía y aún así, al abrir el refrigerador no decimos, “¡Ajá!, qué sorpresa encontrar esta configuración de baja entropía en mi refrigerador”. Esto es porque el huevo no es un sistema cerrado; viene de una gallina. Es posible que el Universo venga de una gallina universal. Puede ser que exista algo que, de manera natural, según el desarrollo de las leyes de la física, le dé origen a un Universo como el nuestro, con una configuración de baja entropía. Si es así, esto habría de suceder más de una vez; seríamos parte de un multiverso mucho más grande. Este es mi escenario favorito.

15:01

Pero los organizadores me pidieron que terminara con una especulación atrevida. Mi especulación audaz es que la historia me dará la razón totalmente. Y dentro de 50 años, todas mis ideas extravagantes serán aceptadas como verdaderas por la comunidad científica y por todo el mundo. Todos aceptaremos que nuestro pequeño Universo es sólo una pequeña parte de un multiverso mucho mayor. Y aún mejor, entenderemos lo que sucedió en el Big Bang en función de una teoría que podremos comparar con observaciones. Esta es mi predicción. Puedo estar equivocado. Pero la especie humana ha venido pensando por muchos, muchos años, sobre cómo es el Universo y por qué surgió de esta forma. Es emocionante pensar que finalmente podemos conocer la respuesta.

Gracias.

(Aplausos)

Sara Seager at TEDx

dijous, 13/06/2019

 TRANSCRIPT Translated by Lidia Cámara de la Fuente

Reviewed by Ciro Gomez
I’m here to tell you about the real search for alien life. Not little green humanoids arriving in shiny UFOs, although that would be nice. But it’s the search for planets orbiting stars far away.
00:25
Every star in our sky is a sun. And if our sun has planets — Mercury, Venus, Earth, Mars, etc., surely those other stars should have planets also, and they do. And in the last two decades, astronomers have found thousands of exoplanets.
00:40
Our night sky is literally teeming with exoplanets. We know, statistically speaking, that every star has at least one planet. And in the search for planets, and in the future, planets that might be like Earth, we’re able to help address some of the most amazing and mysterious questions that have faced humankind for centuries. Why are we here? Why does our universe exist? How did Earth form and evolve? How and why did life originate and populate our planet? The second question that we often think about is: Are we alone? Is there life out there? Who is out there? You know, this question has been around for thousands of years, since at least the time of the Greek philosophers. But I’m here to tell you just how close we’re getting to finding out the answer to this question. It’s the first time in human history that this really is within reach for us.
01:35
Now when I think about the possibilities for life out there, I think of the fact that our sun is but one of many stars. This is a photograph of a real galaxy, we think our Milky Way looks like this galaxy. It’s a collection of bound stars. But our [sun] is one of hundreds of billions of stars and our galaxy is one of upwards of hundreds of billions of galaxies. Knowing that small planets are very common, you can just do the math. And there are just so many stars and so many planets out there, that surely, there must be life somewhere out there. Well, the biologists get furious with me for saying that, because we have absolutely no evidence for life beyond Earth yet.
02:18
Well, if we were able to look at our galaxy from the outside and zoom in to where our sun is, we see a real map of the stars. And the highlighted stars are those with known exoplanets. This is really just the tip of the iceberg. Here, this animation is zooming in onto our solar system. And you’ll see here the planets as well as some spacecraft that are also orbiting our sun. Now if we can imagine going to the West Coast of North America, and looking out at the night sky, here’s what we’d see on a spring night. And you can see the constellations overlaid and again, so many stars with planets. There’s a special patch of the sky where we have thousands of planets.
03:01
This is where the Kepler Space Telescope focused for many years. Let’s zoom in and look at one of the favorite exoplanets. This star is called Kepler-186f. It’s a system of about five planets. And by the way, most of these exoplanets, we don’t know too much about. We know their size, and their orbit and things like that. But there’s a very special planet here called Kepler-186f. This planet is in a zone that is not too far from the star, so that the temperature may be just right for life. Here, the artist’s conception is just zooming in and showing you what that planet might be like.
03:43
So, many people have this romantic notion of astronomers going to the telescope on a lonely mountaintop and looking at the spectacular night sky through a big telescope. But actually, we just work on our computers like everyone else, and we get our data by email or downloading from a database. So instead of coming here to tell you about the somewhat tedious nature of the data and data analysis and the complex computer models we make, I have a different way to try to explain to you some of the things that we’re thinking about exoplanets.
04:15
Here’s a travel poster: “Kepler-186f: Where the grass is always redder on the other side.” That’s because Kepler-186f orbits a red star, and we’re just speculating that perhaps the plants there, if there is vegetation that does photosynthesis, it has different pigments and looks red. “Enjoy the gravity on HD 40307g, a Super-Earth.” This planet is more massive than Earth and has a higher surface gravity. “Relax on Kepler-16b, where your shadow always has company.”(Laughter)

We know of a dozen planets that orbit two stars, and there’s likely many more out there. If we could visit one of those planets, you literally would see two sunsets and have two shadows. So actually, science fiction got some things right. Tatooine from Star Wars. And I have a couple of other favorite exoplanets to tell you about. This one is Kepler-10b, it’s a hot, hot planet. It orbits over 50 times closer to its star than our Earth does to our sun. And actually, it’s so hot, we can’t visit any of these planets, but if we could, we would melt long before we got there. We think the surface is hot enough to melt rock and has liquid lava lakes.

05:31

Gliese 1214b. This planet, we know the mass and the size and it has a fairly low density. It’s somewhat warm. We actually don’t know really anything about this planet, but one possibility is that it’s a water world, like a scaled-up version of one of Jupiter’s icy moons that might be 50 percent water by mass. And in this case, it would have a thick steam atmosphere overlaying an ocean, not of liquid water, but of an exotic form of water, a superfluid — not quite a gas, not quite a liquid. And under that wouldn’t be rock, but a form of high-pressure ice, like ice IX.

06:06

So out of all these planets out there and the variety is just simply astonishing, we mostly want to find the planets that are Goldilocks planets, we call them. Not too big, not too small, not too hot, not too cold — but just right for life. But to do that, we’d have to be able to look at the planet’s atmosphere, because the atmosphere acts like a blanket trapping heat — the greenhouse effect. We have to be able to assess the greenhouse gases on other planets. Well, science fiction got some things wrong. The Star Trek Enterprise had to travel vast distances at incredible speeds to orbit other planets so that First Officer Spock could analyze the atmosphere to see if the planet was habitable or if there were life forms there.

06:52

Well, we don’t need to travel at warp speeds to see other planet atmospheres, although I don’t want to dissuade any budding engineers from figuring out how to do that. We actually can and do study planet atmospheres from here, from Earth orbit. This is a picture, a photograph of the Hubble Space Telescope taken by the shuttle Atlantis as it was departing after the last human space flight to Hubble. They installed a new camera, actually, that we use for exoplanet atmospheres. And so far, we’ve been able to study dozens of exoplanet atmospheres, about six of them in great detail. But those are not small planets like Earth. They’re big, hot planets that are easy to see. We’re not ready, we don’t have the right technology yet to study small exoplanets. But nevertheless, I wanted to try to explain to you how we study exoplanet atmospheres.

07:41

I want you to imagine, for a moment, a rainbow. And if we could look at this rainbow closely, we would see that some dark lines are missing. And here’s our sun, the white light of our sun split up, not by raindrops, but by a spectrograph. And you can see all these dark, vertical lines. Some are very narrow, some are wide, some are shaded at the edges. And this is actually how astronomers have studied objects in the heavens, literally, for over a century. So here, each different atom and molecule has a special set of lines, a fingerprint, if you will. And that’s how we study exoplanet atmospheres. And I’ll just never forget when I started working on exoplanet atmospheres 20 years ago, how many people told me, “This will never happen. We’ll never be able to study them. Why are you bothering?” And that’s why I’m pleased to tell you about all the atmospheres studied now, and this is really a field of its own. So when it comes to other planets, other Earths, in the future when we can observe them, what kind of gases would we be looking for? Well, you know, our own Earth has oxygen in the atmosphere to 20 percent by volume. That’s a lot of oxygen. But without plants and photosynthetic life, there would be no oxygen, virtually no oxygen in our atmosphere. So oxygen is here because of life. And our goal then is to look for gases in other planet atmospheres, gases that don’t belong, that we might be able to attribute to life. But which molecules should we search for? I actually told you how diverse exoplanets are. We expect that to continue in the future when we find other Earths.

09:10

And that’s one of the main things I’m working on now, I have a theory about this. It reminds me that nearly every day, I receive an email or emails from someone with a crazy theory about physics of gravity or cosmology or some such. So, please don’t email me one of your crazy theories. (Laughter) Well, I had my own crazy theory. But, who does the MIT professor go to? Well, I emailed a Nobel Laureate in Physiology or Medicine and he said, “Sure, come and talk to me.” So I brought my two biochemistry friends and we went to talk to him about our crazy theory. And that theory was that life produces all small molecules, so many molecules. Like, everything I could think of, but not being a chemist. Think about it: carbon dioxide, carbon monoxide, molecular hydrogen, molecular nitrogen, methane, methyl chloride — so many gases. They also exist for other reasons, but just life even produces ozone. So we go to talk to him about this, and immediately, he shot down the theory. He found an example that didn’t exist. So, we went back to the drawing board and we think we have found something very interesting in another field.

10:17

But back to exoplanets, the point is that life produces so many different types of gases, literally thousands of gases. And so what we’re doing now is just trying to figure out on which types of exoplanets, which gases could be attributed to life. And so when it comes time when we find gases in exoplanet atmospheres that we won’t know if they’re being produced by intelligent aliens or by trees, or a swamp, or even just by simple, single-celled microbial life.

10:47

So working on the models and thinking about biochemistry, it’s all well and good. But a really big challenge ahead of us is: how? How are we going to find these planets? There are actually many ways to find planets, several different ways. But the one that I’m most focused on is how can we open a gateway so that in the future, we can find hundreds of Earths. We have a real shot at finding signs of life. And actually, I just finished leading a two-year project in this very special phase of a concept we call the starshade. And the starshade is a very specially shaped screen and the goal is to fly that starshade so it blocks out the light of a star so that the telescope can see the planets directly. Here, you can see myself and two team members holding up one small part of the starshade. It’s shaped like a giant flower, and this is one of the prototype petals. The concept is that a starshade and telescope could launch together, with the petals unfurling from the stowed position. The central truss would expand, with the petals snapping into place. Now, this has to be made very precisely, literally, the petals to microns and they have to deploy to millimeters. And this whole structure would have to fly tens of thousands of kilometers away from the telescope. It’s about tens of meters in diameter. And the goal is to block out the starlight to incredible precision so that we’d be able to see the planets directly. And it has to be a very special shape, because of the physics of defraction. Now this is a real project that we worked on, literally, you would not believe how hard. Just so you believe it’s not just in movie format, here’s a real photograph of a second-generation stars hade deployment test bed in the lab. And in this case, I just wanted you to know that that central truss has heritage left over from large radio deployables in space.

12:41

So after all of that hard work where we try to think of all the crazy gases that might be out there, and we build the very complicated space telescopes that might be out there, what are we going to find? Well, in the best case, we will find an image of another exo-Earth. Here is Earth as a pale blue dot. And this is actually a real photograph of Earth taken by the Voyager 1 spacecraft, four billion miles away. And that red light is just scattered light in the camera optics.

13:11

But what’s so awesome to consider is that if there are intelligent aliens orbiting on a planet around a star near to us and they build complicated space telescopes of the kind that we’re trying to build, all they’ll see is this pale blue dot, a pinprick of light. And so sometimes, when I pause to think about my professional struggle and huge ambition, it’s hard to think about that in contrast to the vastness of the universe. But nonetheless, I am devoting the rest of my life to finding another Earth.

13:48

And I can guarantee that in the next generation of space telescopes, in the second generation, we will have the capability to find and identity other Earths. And the capability to split up the starlight so that we can look for gases and assess the greenhouse gases in the atmosphere, estimate the surface temperature, and look for signs of life.

14:11

But there’s more. In this case of searching for other planets like Earth, we are making a new kind of map of the nearby stars and of the planets orbiting them, including [planets] that actually might be inhabitable by humans.

14:26

And so I envision that our descendants, hundreds of years from now, will embark on an interstellar journey to other worlds. And they will look back at all of us as the generation who first found the Earth-like worlds.
Thank you.
(Applause)
June Cohen: And I give you, for a question, Rosetta Mission Manager Fred Jansen.

14:53

Fred Jansen: You mentioned halfway through that the technology to actually look at the spectrum of an exoplanet like Earth is not there yet. When do you expect this will be there, and what’s needed?

15:05

Actually, what we expect is what we call our next-generation Hubble telescope. And this is called the James Webb Space Telescope, and that will launch in 2018, and that’s what we’re going to do, we’re going to look at a special kind of planet called transient exoplanets, and that will be our first shot at studying small planets for gases that might indicate the planet is habitable.

15:27

JC: I’m going to ask you one follow-up question, too, Sara, as the generalist. So I am really struck by the notion in your career of the opposition you faced, that when you began thinking about exoplanets, there was extreme skepticism in the scientific community that they existed, and you proved them wrong. What did it take to take that on?

15:45

SS: Well, the thing is that as scientists, we’re supposed to be skeptical, because our job to make sure that what the other person is saying actually makes sense or not. But being a scientist, I think you’ve seen it from this session, it’s like being an explorer. You have this immense curiosity, this stubbornness, this sort of resolute will that you will go forward no matter what other people say.
JC: I love that. Thank you, Sara.

(Applause)

Estoy aquí para hablarles de la verdadera búsqueda de vida extraterrestre. No de pequeños humanoides verdes que llegan en ovnis brillantes, aunque eso sería estupendo. Sino de la búsqueda de planetas que orbitan alrededor de estrellas lejanas.Cada estrella en nuestro cielo es un sol. Y si nuestro Sol tiene planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, etc., seguramente esas otras estrellas también tienen planetas, y los tienen. Y en las últimas dos décadas, los astrónomos han encontrado miles de exoplanetas.Nuestro cielo nocturno está literalmente lleno de exoplanetas. Sabemos, estadísticamente hablando, que cada estrella tiene, al menos, un planeta. Y en la búsqueda de planetas, y, en el futuro, los planetas que podrían ser como la Tierra, podemos contribuir a resolver algunas de las preguntas más sorprendentes y misteriosas a las que se ha enfrentado la humanidad durante siglos. ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué existe el universo? ¿Cómo se formó y evolucionó la Tierra ? ¿Cómo y por qué se originó la vida que ha poblado nuestro planeta? La segunda pregunta que a menudo se plantea es: ¿Estamos solos? ¿Hay vida ahí fuera? ¿Quién está ahí? Ya saben, esa pregunta ha existido miles de años, por lo menos desde la época de los filósofos griegos. Pero estoy aquí para decirles lo cerca que estamos de encontrar la respuesta a esta pregunta. Es la primera vez en la historia que eso realmente está a nuestro alcance.Ahora, cuando pienso en las posibilidades de la vida por ahí, pienso en el hecho de que nuestro Sol no es sino una de las muchas estrellas. Esta es una foto de una galaxia real creemos que nuestra Vía Láctea se parece a esta galaxia. Es una colección de estrellas unidas. Pero nuestro Sol es uno de cientos de miles de millones de estrellas y nuestra galaxia es una de más de cientos de miles de millones de galaxias. Sabiendo que los planetas pequeños son muy comunes, uno puede hacer los cálculos. Y hay tantas estrellas y tantos planetas ahí fuera, que sin duda, en algún lugar, tiene que haber vida. Bueno, los biólogos se ponen furiosos conmigo por decir esto, porque no tenemos evidencia alguna de vida extraterrestre todavía.Si pudiéramos ver nuestra galaxia desde el exterior y acercar la imagen de nuestro Sol, veríamos un mapa real de estrellas. Y las estrellas destacadas son las que tienen exoplanetas conocidos. Esto es realmente solo la punta del iceberg. Aquí, esta animación es el zoom en nuestro sistema solar. Y verán aquí los planetas así como naves espaciales orbitando alrededor de nuestro Sol. Si nos podemos imaginar ir a la costa oeste de Norteamérica, y mirar hacia el cielo nocturno, esto es lo que nos gustaría ver en una noche de primavera. Pueden ver las constelaciones superpuestas y muchas estrellas con planetas. Hay un parche especial del cielo, donde tenemos miles de planetas.Aquí es donde el telescopio espacial Kepler se centró durante muchos años. Vamos a acercar y mirar a uno de los exoplanetas favoritos. Esta estrella se llama Kepler-186F. Es un sistema de unos cinco planetas. Y, por cierto, de la mayoría de estos exoplanetas, no sabemos demasiado. Sabemos su tamaño, órbita y cosas por el estilo. Pero hay un planeta muy especial llamado Kepler-186F. Este planeta se encuentra en una zona no demasiado lejos de la estrella, de modo que la temperatura puede ser adecuada para la vida. Aquí, la concepción del artista es solo hacer zoom y mostrar lo que el planeta podría ser.Muchas personas tienen la noción romántica de astrónomos yendo al telescopio en la cima de una montaña solitaria y mirando el cielo nocturno espectacular a través de un gran telescopio. Pero, en realidad, tan solo trabajamos en nuestras computadoras como los demás, y obtenemos los datos por correo o descargando una base de datos. Y en vez de venir aquí para hablarles de la naturaleza algo tediosa de los datos y su análisis, y los modelos complejos de computación usados, tengo una forma diferente de explicarles cosas en las que pensamos en relación a los exoplanetas.Aquí un cartel de viaje: “Kepler-186F: Donde la hierba está siempre más roja en el otro lado”. Esto se debe a Kepler-186F orbita alrededor de una estrella roja, y solo especulamos que tal vez haya plantas allí, si hay vegetación que hace fotosíntesis, tiene diferentes pigmentos y se ve roja. “Disfruta de la gravedad en HD 40307g, una Super-Tierra”. Este planeta es más masivo que la Tierra y tiene una gravedad en la superficie superior. “Relájese en Kepler-16b, donde su sombra siempre tiene compañía”.(Risas)

Sabemos de una docena de planetas que orbitan dos estrellas, y hay probablemente muchos más por ahí. Si pudiéramos visitar uno de esos planetas, se podrían ver literalmente dos puestas de sol y tener dos sombras. En realidad, la ciencia ficción tiene algunas cosas correctas. Tatooine de La Guerra de las Galaxias. Y tengo otros exoplanetas favoritos de los que hablar. Este es Kepler-10b, es un planeta caliente, caliente. Orbita 50 veces más cerca de su estrella que nuestra Tierra alrededor de nuestro Sol. Y, de hecho, es tan caliente, que no podemos visitar estos planetas, pero si pudiéramos, nos fundiríamos mucho antes de llegar. Creemos que la superficie es tan caliente como para derretir la roca y tiene lagos de lava líquida.

Gliese 1214b De este planeta sabemos la masa y el tamaño y que tiene una densidad baja. Es un poco caliente. En realidad no sabemos nada sobre este planeta, pero una posibilidad es que sea un mundo acuático, como una versión a escala de una de las lunas heladas de Júpiter que podría componerse del 50 % de agua en masa. Y en este caso, tendría una atmósfera de vapor de espesor superpuesta a un océano, no de agua líquida, sino de una forma exótica de agua, un superfluido. No es un gas, no es un líquido. Y debajo de eso no habría roca, sino una forma de hielo de alta presión, como el hielo IX.

Así que de todos estos planetas ahí fuera, su variedad es simplemente asombrosa, normalmente queremos encontrar planetas Ricitos de Oro, así los llamamos. Ni demasiado grandes, ni demasiado pequeños, ni demasiado calientes, ni demasiado fríos, sino justo el ideal para la vida. Pero para hacer eso, debemos poder mirar la atmósfera del planeta, ya que la atmósfera actúa como una manta que captura calor, el efecto invernadero. Tenemos que poder evaluar los gases de efecto invernadero en otros planetas. Bueno, la ciencia ficción tiene algunas cosas mal. La nave Star Trek tuvo que viajar a grandes distancias a velocidades increíbles a la órbita de otros planetas de manera que el primer oficial Spock pudiera analizar la atmósfera para ver si el planeta era habitable o si había formas de vida allí.

Bueno, no necesitamos viajar a velocidades ‘warp’ para ver otras atmósferas planetarias, aunque no quiero disuadir a los ingenieros de buscar la manera de hacerlo. En realidad podemos estudiar las atmósferas planetarias desde aquí, desde la órbita terrestre. Esta es una imagen, una fotografía del telescopio espacial Hubble tomada por el transbordador Atlantis, cuando partía después del último vuelo espacial humano de Hubble. Instalaron una nueva cámara, que utilizamos para atmósferas de exoplanetas. Y hasta ahora, hemos podido estudiar decenas de atmósferas de exoplanetas, alrededor de seis de ellas con gran detalle. Pero no son pequeños planetas como la Tierra. Son planetas grandes y calientes que son fáciles de ver. No estamos listos, no tenemos todavía la tecnología adecuada para estudiar pequeños exoplanetas. Pero, sin embargo, quería explicarles cómo se estudian las atmósferas de exoplanetas.

Quiero que se imaginen, por un momento, un arco iris. Y si pudiéramos mirar este arco iris de cerca, veríamos que faltan algunas líneas oscuras. Y aquí está nuestro Sol, la luz blanca del Sol se dividió, no por las gotas de lluvia, sino por un espectrógrafo. Y pueden ver estas líneas verticales oscuras. Algunas muy estrechas, algunas son anchas, otras sombreadas en los bordes. Y así es cómo los astrónomos han estudiado objetos en los cielos, durante más de un siglo. Así que aquí, cada átomo y molécula diferente tiene un conjunto especial de líneas, una huella digital, si se quiere. Y así es cómo se estudian las atmósferas de exoplanetas. Nunca olvidaré cuando empecé a trabajar en atmósferas de exoplanetas hace 20 años, cuántas personas me dijeron, “Esto nunca sucederá. Nunca podremos estudiarlas. ¿Por qué lo intentas?” Y por eso me complace hablarles sobre todos los ambientes estudiados ahora, y esto es realmente un campo propio. Así que cuando se trata de otros planetas, otras Tierras, en el futuro, cuando podamos observarlos, ¿qué tipo de gas buscaríamos? Bueno, nuestra propia Tierra tiene oxígeno en la atmósfera en un 20 % de su volumen. Eso es una gran cantidad de oxígeno. Pero sin las plantas y la vida fotosintética, no habría oxígeno, prácticamente nada de oxígeno en nuestra atmósfera. Así que el oxígeno existe, porque hay vida. Y nuestro objetivo es buscar gases en otras atmósferas planetarias, gases a los que no les atribuiríamos la capacidad de contribuir a la vida. Pero ¿qué moléculas deberíamos buscar? En realidad, ya dije cuán diversos son los exoplanetas. Esperamos que esto continúe en el futuro cuando nos encontramos con otras Tierras.

Y esa es una de las cosas en las que estoy trabajando. Tengo una teoría al respecto. Me recuerda que casi todos los días, recibo mensajes de correo electrónico de alguien con una teoría loca sobre la física de la gravedad o la cosmología o algo así. Así que, por favor, no me envíen ninguna de sus locas teorías. (Risas) Yo tenía mi propia teoría loca. Pero ¿quién iba a ir a ver al profesor del MIT? Se lo envié a un Premio Nobel de Fisiología, en Medicina y él dijo: “Claro, venga a hablar conmigo”. Así que me llevé a mis dos amigos bioquímicos y nos fuimos a hablar con él acerca de nuestra loca teoría. Y esa teoría era que la vida produce todas las moléculas pequeñas, tantas moléculas. Como, todas en las que puedo pensar, pero sin ser una química. Piensen en ello: dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrógeno molecular, nitrógeno molecular, metano, cloruro de metilo, tantos gases. Existen también por otras razones, pero justo igual que la vida produce ozono. Así que fuimos a hablar con él e inmediatamente, derribó la teoría. Encontró un ejemplo que no existía. Así, nos fuimos de nuevo al tablero de dibujo y creímos haber encontrado algo muy interesante en otro campo.

Pero volvamos a los exoplanetas, el punto es que la vida produce tantos tipos diferentes de gases, literalmente miles de gases. Y así, lo que hacemos ahora es simplemente tratar de averiguar en qué tipo de exoplanetas, cuáles gases se podrían atribuir a la vida. Y así, al toparnos con los gases en atmósferas de exoplanetas que no sabemos si los producen extraterrestres inteligentes o árboles, o un pantano, o incluso solo vida microbiana simple, unicelular.

Así que trabajar en los modelos y pensar en bioquímica, todo está muy bien. Pero realmente un gran reto ante nosotros es: ¿cómo? ¿Cómo vamos a encontrar estos planetas? Existen muchas maneras de encontrar planetas, varias maneras diferentes. Pero en la que me centro es en cómo establecer una puerta de enlace de modo que en el futuro, podamos encontrar cientos de Tierras. Tenemos una oportunidad real de encontrar señales de vida. Y, de hecho, acabo de liderar un proyecto de dos años en esa fase muy especial de un concepto que llamamos la sombrilla estelar. Y la sombrilla estelar es una pantalla en forma muy especial y el objetivo es volar esa sombrilla estelar que bloquee la luz de una estrella para que el telescopio puede ver los planetas directamente. Aquí, pueden verme a mí y a dos miembros del equipo viendo una pequeña parte de la sombrilla estelar. Tiene la forma de una flor gigante, y este es uno de los pétalos prototipo. El concepto es que una sombrilla estelar y el telescopio podría lanzarse juntos, con los pétalos desplegados desde la posición de estiba. La armadura central podría expandirse, con los pétalos abriéndose en el lugar. Ahora, esto debe hacerse con mucha precisión, literalmente, los pétalos a micras y tienen que desplegarse en milímetros. Y toda esta estructura tendría que volar decenas de miles de km de distancia desde el telescopio. Se trata de decenas de metros de diámetro. Y el objetivo es bloquear la luz de las estrellas con increíble precisión con lo que podríamos ver directamente los planetas. Y tiene que tener una forma muy especial, debido a la física de difracción. Este es un proyecto real en el que trabajé, literalmente, no se pueden imaginar lo difícil. Solo para que me crean, no es solo en formato de película, aquí está una foto real de pruebas para implementar la sombrilla estelar de 2ª generación Y en este caso, quería que supieran que esa armadura central es lo sobrante desde grandes desplegables de radio en el espacio.

Así que tras todo ese trabajo duro donde intentamos pensar en todos los locos gases que podrían estar por ahí, y construimos telescopios espaciales muy complicados que podrían estar por ahí, ¿qué vamos a encontrar? Pues bien, en el mejor de los casos, nos encontraremos con una imagen de otra exo-Tierra. Aquí está la Tierra como un punto azul pálido. Y esta es realmente una foto real de la Tierra tomada por la nave espacial Voyager 1, 6,4 mil millones de km de distancia. Y esa luz roja es solo luz dispersada en la óptica de la cámara.

Pero lo que es impresionante a tener en cuenta es que si hay extraterrestres inteligentes orbitando en un planeta alrededor de una estrella cerca de nosotros y construyen complicados telescopios espaciales como los que tratamos de construir, todos verán es este punto azul pálido, un punto de luz. Y así, a veces, cuando me detengo a pensar acerca de mi lucha profesional y ambición, es difícil pensar en eso en contraste con la inmensidad del universo. Pero, sin embargo, estoy dedicando el resto de mi vida a la búsqueda de otra Tierra.

Y puedo garantizar que en la próxima generación de telescopios espaciales, en la segunda generación, podremos encontrar e identificar otras Tierras. Y la capacidad de dividir la luz de las estrellas para poder buscar gases y evaluar los gases de efecto invernadero en la atmósfera, estimar la temperatura de la superficie, y buscar signos de vida.

 

Pero hay más. En este caso de la búsqueda de otros planetas como la Tierra, estamos haciendo una nueva especie de mapa de estrellas cercanas y de planetas que orbitan alrededor de ellos, incluyendo aquellos que podrían ser habitable por los humanos.

Y así me imagino que nuestros descendientes, cientos de años a partir de ahora, se embarcarán en un viaje interestelar a otros mundos. Y nos mirarán en retrospectiva a todos nosotros como la generación que primero encontró mundos similares a la Tierra.

Gracias.

(Aplausos)

June Cohen: Te paso una pregunta, del gerente del Rosetta Misión, Fred Jansen.

 

Fred Jansen: Mencionaste que la tecnología para ver realmente en el espectro de un exoplaneta similar a la Tierra no existe todavía. ¿Cuándo esperas que esté, y qué se necesita?

 

Lo que esperamos es lo que llamamos telescopio Hubble de próxima generación. Se llama Telescopio Espacial James Webb, y se pondrá en marcha en 2018, y eso es lo que vamos a hacer, miraremos un tipo especial de planeta llamados exoplanetas transitorios, y será nuestra primera oportunidad de estudiar planetas pequeños para gases que podrían indicar si el planeta es habitable.

JC: Te haré una pregunta de seguimiento, también, Sara, como generalista. Estoy muy impresionada por la idea en tu carrera por la oposición que enfrentaste, cuando empezaste a pensar en exoplanetas, había gran escepticismo en la comunidad científica que todavía existe, y demostraste que estaban equivocados. ¿Qué hizo que siguieras?

 

SS: Bueno, como científicos, se supone que debemos ser escépticos, porque nuestro trabajo para asegurarnos de que lo que otra persona dice en realidad tiene sentido o no. Pero ser científico, creo que lo has visto en esta sesión, es ser un explorador. Uno tiene esta inmensa curiosidad, esta terquedad, esa firmeza que nos lleva adelante no importa lo que otros digan.

JC: Me encanta eso. Gracias, Sara.

 

(Aplausos)

ET is (probably) out there — get ready

dilluns, 3/06/2019

by Seth Shostak

Is E.T. out there? Well, I work at the SETI Institute. That’s almost my name. SETI: Search for Extraterrestrial Intelligence. In other words, I look for aliens, and when I tell people that at a cocktail party, they usually look at me with a mildly incredulous look on their face. I try to keep my own face somewhat dispassionate.00:30Now, a lot of people think that this is kind of idealistic, ridiculous, maybe even hopeless, but I just want to talk to you a little bit about why I think that the job I have is actually a privilege, okay, and give you a little bit of the motivation for my getting into this line of work, if that’s what you call it. This thing — whoops, can we go back? Hello, come in, Earth. There we go. All right.

00:54

This is the Owens Valley Radio Observatory behind the Sierra Nevadas, and in 1968, I was working there collecting data for my thesis. Now, it’s kinda lonely, it’s kinda tedious, just collecting data, so I would amuse myself by taking photos at night of the telescopes or even of myself, because, you know, at night, I would be the only hominid within about 30 miles. So here are pictures of myself. The observatory had just acquired a new book, written by a Russian cosmologist by the name of Joseph Shklovsky, and then expanded and translated and edited by a little-known Cornell astronomer by the name of Carl Sagan.

01:34

And I remember reading that book, and at 3 in the morning I was reading this book and it was explaining how the antennas I was using to measure the spins of galaxies could also be used to communicate, to send bits of information from one star system to another. Now, at 3 o’clock in the morning when you’re all alone, haven’t had much sleep, that was a very romantic idea, but it was that idea — the fact that you could in fact prove that there’s somebody out there just using this same technology — that appealed to me so much that 20 years later I took a job at the SETI Institute. Now, I have to say that my memory is notoriously porous, and I’ve often wondered whether there was any truth in this story, or I was just, you know, misremembering something, but I recently just blew up this old negative of mine, and sure enough, there you can see the Shklovsky and Sagan book underneath that analog calculating device. So it was true.

02:24

All right. Now, the idea for doing this, it wasn’t very old at the time that I made that photo. The idea dates from 1960, when a young astronomer by the name of Frank Drake used this antenna in West Virginia, pointed it at a couple of nearby stars in the hopes of eavesdropping on E.T. Now, Frank didn’t hear anything. Actually he did, but it turned out to be the U.S. Air Force, which doesn’t count as extraterrestrial intelligence. But Drake’s idea here became very popular because it was very appealing — and I’ll get back to that — and on the basis of this experiment, which didn’t succeed, we have been doing SETI ever since, not continuously, but ever since.

03:01

We still haven’t heard anything. We still haven’t heard anything. In fact, we don’t know about any life beyond Earth, but I’m going to suggest to you that that’s going to change rather soon, and part of the reason, in fact, the majority of the reason why I think that’s going to change is that the equipment’s getting better. This is the Allen Telescope Array, about 350 miles from whatever seat you’re in right now. This is something that we’re using today to search for E.T., and the electronics have gotten very much better too. This is Frank Drake’s electronics in 1960. This is the Allen Telescope Array electronics today. Some pundit with too much time on his hands has reckoned that the new experiments are approximately 100 trillion times better than they were in 1960, 100 trillion times better. That’s a degree of an improvement that would look good on your report card, okay? But something that’s not appreciated by the public is, in fact, that the experiment continues to get better, and, consequently, tends to get faster. This is a little plot, and every time you show a plot, you lose 10 percent of the audience. I have 12 of these. (Laughter) But what I plotted here is just some metric that shows how fast we’re searching. In other words, we’re looking for a needle in a haystack. We know how big the haystack is. It’s the galaxy. But we’re going through the haystack no longer with a teaspoon but with a skip loader, because of this increase in speed. In fact, those of you who are still conscious and mathematically competent, will note that this is a semi-log plot. In other words, the rate of increase is exponential. It’s exponentially improving. Now, exponential is an overworked word. You hear it on the media all the time. They don’t really know what exponential means, but this is exponential. In fact, it’s doubling every 18 months, and, of course, every card-carrying member of the digerati knows that that’s Moore’s Law.

04:45

So this means that over the course of the next two dozen years, we’ll be able to look at a million star systems, a million star systems, looking for signals that would prove somebody’s out there. Well, a million star systems, is that interesting? I mean, how many of those star systems have planets? And the facts are, we didn’t know the answer to that even as recently as 15 years ago, and in fact, we really didn’t know it even as recently as six months ago. But now we do. Recent results suggest that virtually every star has planets, and more than one. They’re like, you know, kittens. You get a litter. You don’t get one kitten. You get a bunch. So in fact, this is a pretty accurate estimate of the number of planets in our galaxy, just in our galaxy, by the way, and I remind the non-astronomy majors among you that our galaxy is only one of 100 billion that we can see with our telescopes.

05:36

That’s a lot of real estate, but of course, most of these planets are going to be kind of worthless, like, you know, Mercury, or Neptune. Neptune’s probably not very big in your life. So the question is, what fraction of these planets are actually suitable for life? We don’t know the answer to that either, but we will learn that answer this year, thanks to NASA’s Kepler Space Telescope, and in fact, the smart money, which is to say the people who work on this project, the smart money is suggesting that the fraction of planets that might be suitable for life is maybe one in a thousand, one in a hundred, something like that. Well, even taking the pessimistic estimate, that it’s one in a thousand, that means that there are at least a billion cousins of the Earth just in our own galaxy. Okay, now I’ve given you a lot of numbers here, but they’re mostly big numbers, okay, so, you know, keep that in mind. There’s plenty of real estate, plenty of real estate in the universe, and if we’re the only bit of real estate in which there’s some interesting occupants, that makes you a miracle, and I know you like to think you’re a miracle, but if you do science, you learn rather quickly that every time you think you’re a miracle, you’re wrong, so probably not the case.

06:45

All right, so the bottom line is this: Because of the increase in speed, and because of the vast amount of habitable real estate in the cosmos, I figure we’re going to pick up a signal within two dozen years. And I feel strongly enough about that to make a bet with you: Either we’re going to find E.T. in the next two dozen years, or I’ll buy you a cup of coffee. So that’s not so bad. I mean, even with two dozen years, you open up your browser and there’s news of a signal, or you get a cup of coffee. Now, let me tell you about some aspect of this that people don’t think about, and that is, what happens? Suppose that what I say is true. I mean, who knows, but suppose it happens. Suppose some time in the next two dozen years we pick up a faint line that tells us we have some cosmic company. What is the effect? What’s the consequence? Now, I might be at ground zero for this.

07:34

I happen to know what the consequence for me would be, because we’ve had false alarms. This is 1997, and this is a photo I made at about 3 o’clock in the morning in Mountain View here, when we were watching the computer monitors because we had picked up a signal that we thought, “This is the real deal.” All right? And I kept waiting for the Men in Black to show up. Right? I kept waiting for — I kept waiting for my mom to call, somebody to call, the government to call. Nobody called. Nobody called. I was so nervous that I couldn’t sit down. I just wandered around taking photos like this one, just for something to do. Well, at 9:30 in the morning, with my head down on my desk because I obviously hadn’t slept all night, the phone rings and it’s The New York Times. And I think there’s a lesson in that, and that lesson is that if we pick up a signal, the media, the media will be on it faster than a weasel on ball bearings. It’s going to be fast. You can be sure of that. No secrecy. That’s what happens to me. It kind of ruins my whole week, because whatever I’ve got planned that week is kind of out the window.

08:30

But what about you? What’s it going to do to you? And the answer is that we don’t know the answer. We don’t know what that’s going to do to you, not in the long term, and not even very much in the short term. I mean, that would be a bit like asking Chris Columbus in 1491, “Hey Chris, you know, what happens if it turns out that there’s a continent between here and Japan, where you’re sailing to, what will be the consequences for humanity if that turns out to be the case?” And I think Chris would probably offer you some answer that you might not have understood, but it probably wouldn’t have been right, and I think that to predict what finding E.T.’s going to mean, we can’t predict that either. But here are a couple things I can say. To begin with, it’s going to be a society that’s way in advance of our own. You’re not going to hear from alien Neanderthals. They’re not building transmitters. They’re going to be ahead of us, maybe by a few thousand years, maybe by a few millions years, but substantially ahead of us, and that means, if you can understand anything that they’re going to say, then you might be able to short-circuit history by getting information from a society that’s way beyond our own. Now, you might find that a bit hyperbolic, and maybe it is, but nonetheless, it’s conceivable that this will happen, and, you know, you could consider this like, I don’t know, giving Julius Caesar English lessons and the key to the library of Congress. It would change his day, all right?

09:44

That’s one thing. Another thing that’s for sure going to happen is that it will calibrate us. We will know that we’re not that miracle, right, that we’re just another duck in a row, we’re not the only kids on the block, and I think that that’s philosophically a very profound thing to learn. We’re not a miracle, okay?

10:03

The third thing that it might tell you is somewhat vague, but I think interesting and important, and that is, if you find a signal coming from a more advanced society, because they will be, that will tell you something about our own possibilities, that we’re not inevitably doomed to self-destruction. Because they survived their technology, we could do it too. Normally when you look out into the universe, you’re looking back in time. All right? That’s interesting to cosmologists. But in this sense, you actually can look into the future, hazily, but you can look into the future. So those are all the sorts of things that would come from a detection.

10:40

Now, let me talk a little bit about something that happens even in the meantime, and that is, SETI, I think, is important, because it’s exploration, and it’s not only exploration, it’s comprehensible exploration. Now, I gotta tell you, I’m always reading books about explorers. I find exploration very interesting, Arctic exploration, you know, people like Magellan, Amundsen, Shackleton, you see Franklin down there, Scott, all these guys. It’s really nifty, exploration. And they’re just doing it because they want to explore, and you might say, “Oh, that’s kind of a frivolous opportunity,” but that’s not frivolous. That’s not a frivolous activity, because, I mean, think of ants. You know, most ants are programmed to follow one another along in a long line, but there are a couple of ants, maybe one percent of those ants, that are what they call pioneer ants, and they’re the ones that wander off. They’re the ones you find on the kitchen countertop. You gotta get them with your thumb before they find the sugar or something. But those ants, even though most of them get wiped out, those ants are the ones that are essential to the survival of the hive. So exploration is important.

11:42

I also think that exploration is important in terms of being able to address what I think is a critical lack in our society, and that is the lack of science literacy, the lack of the ability to even understand science. Now, look, a lot has been written about the deplorable state of science literacy in this country. You’ve heard about it. Well, here’s one example, in fact. Polls taken, this poll was taken 10 years ago. It shows like roughly one third of the public thinks that aliens are not only out there, we’re looking for them out there, but they’re here, right? Sailing the skies in their saucers and occasionally abducting people for experiments their parents wouldn’t approve of. Well, that would be interesting if it was true, and job security for me, but I don’t think the evidence is very good. That’s more, you know, sad than significant.

12:30

But there are other things that people believe that are significant, like the efficacy of homeopathy, or that evolution is just, you know, sort of a crazy idea by scientists without any legs, or, you know, evolution, all that sort of thing, or global warming. These sorts of ideas don’t really have any validity, that you can’t trust the scientists.

12:50

Now, we’ve got to solve that problem, because that’s a critically important problem, and you might say, “Well, okay, how are we gonna solve that problem with SETI?” Well, let me suggest to you that SETI obviously can’t solve the problem, but it can address the problem. It can address the problem by getting young people interested in science. Look, science is hard, it has a reputation of being hard, and the facts are, it is hard, and that’s the result of 400 years of science, right? I mean, in the 18th century, in the 18th century you could become an expert on any field of science in an afternoon by going to a library, if you could find the library, right? In the 19th century, if you had a basement lab, you could make major scientific discoveries in your own home. Right? Because there was all this science just lying around waiting for somebody to pick it up. Now, that’s not true anymore. Today, you’ve got to spend years in grad school and post-doc positions just to figure out what the important questions are. It’s hard. There’s no doubt about it.

13:50

And in fact, here’s an example: the Higgs boson, finding the Higgs boson. Ask the next 10 people you see on the streets, “Hey, do you think it’s worthwhile to spend billions of Swiss francs looking for the Higgs boson?” And I bet the answer you’re going to get, is, “Well, I don’t know what the Higgs boson is, and I don’t know if it’s important.” And probably most of the people wouldn’t even know the value of a Swiss franc, okay? And yet we’re spending billions of Swiss francs on this problem. Okay? So that doesn’t get people interested in science because they can’t comprehend what it’s about. SETI, on the other hand, is really simple. We’re going to use these big antennas and we’re going to try to eavesdrop on signals. Everybody can understand that. Yes, technologically, it’s very sophisticated, but everybody gets the idea.

14:27

So that’s one thing. The other thing is, it’s exciting science. It’s exciting because we’re naturally interested in other intelligent beings, and I think that’s part of our hardwiring. I mean, we’re hardwired to be interested in beings that might be, if you will, competitors, or if you’re the romantic sort, possibly even mates. Okay? I mean, this is analogous to our interest in things that have big teeth. Right? We’re interested in things that have big teeth, and you can see the evolutionary value of that, and you can also see the practical consequences by watching Animal Planet. You notice they make very few programs about gerbils. It’s mostly about things that have big teeth. Okay, so we’re interested in these sorts of things. And not just us. It’s also kids. This allows you to pay it forward by using this subject as a hook to science, because SETI involves all kinds of science, obviously biology, obviously astronomy, but also geology, also chemistry, various scientific disciplines all can be presented in the guise of, “We’re looking for E.T.” So to me this is interesting and important, and in fact, it’s my policy, even though I give a lot of talks to adults, you give talks to adults, and two days later they’re back where they were. But if you give talks to kids, you know, one in 50 of them, some light bulb goes off, and they think, “Gee, I’d never thought of that,” and then they go, you know, read a book or a magazine or whatever. They get interested in something.

15:48

Now it’s my theory, supported only by anecdotal, personal anecdotal evidence, but nonetheless, that kids get interested in something between the ages of eight and 11. You’ve got to get them there. So, all right, I give talks to adults, that’s fine, but I try and make 10 percent of the talks that I give, I try and make those for kids. I remember when a guy came to our high school, actually, it was actually my junior high school. I was in sixth grade. And he gave some talk. All I remember from it was one word: electronics. It was like Dustin Hoffman in “The Graduate,” right, when he said “plastics,” whatever that means, plastics. All right, so the guy said electronics. I don’t remember anything else. In fact, I don’t remember anything that my sixth grade teacher said all year, but I remember electronics. And so I got interested in electronics, and you know, I studied to get my ham license. I was wiring up stuff. Here I am at about 15 or something, doing that sort of stuff. Okay? That had a big effect on me. So that’s my point, that you can have a big effect on these kids.

16:44

In fact, this reminds me, I don’t know, a couple years ago I gave a talk at a school in Palo Alto where there were about a dozen 11-year-olds that had come to this talk. I had been brought in to talk to these kids for an hour. Eleven-year-olds, they’re all sitting in a little semi-circle looking up at me with big eyes, and I started, there was a white board behind me, and I started off by writing a one with 22 zeroes after it, and I said, “All right, now look, this is the number of stars in the visible universe, and this number is so big there’s not even a name for it.” And one of these kids shot up his hand, and he said, “Well, actually there is a name for it. It’s a sextra-quadra-hexa-something or other.” Right? Now, that kid was wrong by four orders of magnitude, but there was no doubt about it, these kids were smart. Okay? So I stopped giving the lecture. All they wanted to do was ask questions. In fact, my last comments to these kids, at the end I said, “You know, you kids are smarter than the people I work with.” Now — (Laughter) They didn’t even care about that. What they wanted was my email address so they could ask me more questions. (Laughter)

17:51

Let me just say, look, my job is a privilege because we’re in a special time. Previous generations couldn’t do this experiment at all. In another generation down the line, I think we will have succeeded. So to me, it is a privilege, and when I look in the mirror, the facts are that I really don’t see myself. What I see is the generation behind me. These are some kids from the Huff School, fourth graders. I talked there, what, two weeks ago, something like that.

 

18:15

I think that if you can instill some interest in science and how it works, well, that’s a payoff beyond easy measure. Thank you very much. (Applause)

¿Existen E.T.? Bueno, trabajo en el Instituto SETI. Es casi mi nombre. SETI: Búsqueda de inteligencia extraterrestre. En otras palabras, busco alienígenas, y cuando digo eso a la gente en una fiesta, normalmente me miran con una expresión levemente incrédula en sus caras. Yo trato de mantener mi propio rostro un tanto desapasionado.Ahora, mucha gente piensa que esto es algo idealista, ridículo, tal vez sin esperanza, pero quiero hablarles un poco de por qué creo que el trabajo que tengo es realmente un privilegio, y contarles un poco lo que me motiva a entrar en esta ocupación, si podemos llamarla así. ¿Esto… podemos volver? Hola, adelante, la Tierra. Ahí vamos.Muy bien. Este es el Radio Observatorio de Owens Valley detrás de la Sierra Nevada y en 1968, estuve trabajando allí recolectando datos para mi tesis. Ahora, es un poco solitario, tedioso, solamente recoger datos, así que me entretenía tomando fotos por la noche de los telescopios o incluso de mí mismo, porque, saben, en la noche, yo debía ser el único homínido en unos 50 kilómetros a la redonda. Aquí hay fotografías mías. El observatorio acababa de adquirir un nuevo libro, escrito por un cosmólogo ruso de nombre Iósif Shklovski y luego ampliado, traducido y editado por un astrónomo poco conocido de Cornell llamado Carl Sagan.

Y recuerdo, leyendo ese libro a las 3 de la mañana, estaba leyendo este libro y en él explicaban cómo las antenas que yo estaba usando para medir los giros de las galaxias, también podrían usarse para comunicar, enviar bits de información de un sistema estelar a otro. Ahora, a las 3 de la mañana encontrándote solo, no has tenido mucho sueño, esa era una idea muy romántica, pero fue esa idea… el hecho de que en efecto se podría probar que hay alguien ahí afuera simplemente usando la misma tecnología… lo que me atrajo tanto que 20 años más tarde conseguí un trabajo en el Instituto SETI. Ahora, tengo que decir que mi memoria es muy porosa y, a menudo, me preguntaba si había algo de verdad en esta historia, o sólo estaba, saben, recordando incorrectamente, pero recientemente apareció este viejo negativo mío, y, efectivamente, allí se puede ver el libro de Shklovski y Sagan debajo de ese dispositivo de cálculo analógico. Así que era cierto.

 

Bien. Ahora, la idea de hacer esto, no era muy antigua en el momento en que tomé la foto. La idea se remonta a 1960, cuando un joven astrónomo cuyo nombre era Frank Drake usó esta antena en Virginia Occidental, la apuntó a un par de estrellas cercanas con la esperanza de interceptar a E.T. Pero Frank no escuchaba nada. En realidad lo logró, pero resultó ser la Fuerza Aérea de Estados Unidos, la que no cuenta como inteligencia extraterrestre. Pero la idea de Drake se hizo muy popular debido a que era muy atractiva -y voy a volver a eso- y sobre la base de este experimento, que no tuvo éxito, hemos desarrollado desde entonces la búsqueda de inteligencia extraterrestre, aunque no de forma continua.

 

Todavía no hemos oído nada. Todavía no hemos oído nada. De hecho, no sabemos si hay vida más allá de la Tierra, pero quiero señalarles que esto va a cambiar más bien pronto, y parte de la razón por la cual creo que va a cambiar es, de hecho, que el instrumental está mejorando. Este es el Conjunto de Telescopios Allen, a unos 560 km desde donde estamos. Es algo que estamos usando actualmente para la búsqueda de E.T., y los dispositivos electrónicos han mejorado mucho también. Esta es la electrónica de Frank Drake en 1960. Estos son los actuales sistemas electrónicos del Conjunto de Telescopios Allen. Algunos expertos con bastante tiempo libre han calculado que los nuevos experimentos son aproximadamente 100 billones de veces mejores que en 1960, 100 billones de veces mejores. Es un grado de mejora que se vería bien en tu informe de evaluación, ¿no? Pero algo que no es apreciado por el público es, que el experimento sigue mejorando, y en consecuencia tiende a ser más rápido. Este es un pequeño gráfico, y cada vez que muestras un gráfico, pierdes el 10% de la audiencia. Tengo 12 gráficos. (Risas) Pero lo que he graficado aquí son sólo algunas mediciones que indican la rapidez con que estamos buscando. En otras palabras, estamos buscando una aguja en un pajar. Sabemos cuán grande es el pajar. Es la galaxia. Pero ya no nos movemos por el pajar con una cucharita, sino con una pala de carga, gracias a este aumento en la velocidad. De hecho, aquellos que todavía estén conscientes y sean matemáticamente competentes, notarán que este es un gráfico semilogarítmico. En otras palabras, la tasa de crecimiento es exponencial. Está mejorando exponencialmente. Ahora, exponencial es una palabra demasiado empleada. La pueden oír en los medios todo el tiempo. Realmente no saben lo que significa exponencial, pero esto es exponencial. De hecho, se duplica cada 18 meses y, por supuesto, cada miembro con carnet de “digerati” [elite digital] sabe que esa es la ley de Moore.

 

Esto significa que en el transcurso de las siguientes dos docenas de años, vamos a ser capaces de contemplar un millón de sistemas estelares, un millón sistemas estelares, en búsqueda de señales que probaran que hay alguien allí. ¿Bueno, un millón de sistemas estelares, es interesante? Me refiero a, ¿cuántos de esos sistemas de estrellas tienen planetas? Y el hecho es que no sabíamos la respuesta apenas hace 15 años y, en realidad, tampoco la sabíamos hace seis meses. Pero ahora sí. Resultados recientes sugieren que prácticamente todas las estrellas tienen planetas, y más de uno. Son como los gatitos. Se tiene una camada. No un solo gatito. Se tiene un montón. En realidad, esta es una estimación bastante exacta del número de planetas en nuestra galaxia, sólo en nuestra galaxia, por cierto, y les recuerdo a quienes no sean especialistas en astronomía que nuestra galaxia es sólo una entre 100 mil millones que pueden verse con telescopios.

 

Es una gran cantidad de bienes raíces, pero claro, la mayoría de estos planetas prácticamente no tienen valor, como, saben, Mercurio o Neptuno. Neptuno probablemente no sea muy importante en sus vidas. Entonces la pregunta es, ¿qué fracción de esos planetas es realmente adecuada para la vida? No sabemos la respuesta a esta pregunta pero vamos a conocer la respuesta este año, gracias al Telescopio Espacial Kepler de la NASA, y, de hecho, la inversión inteligente, lo que equivale a decir la gente que trabaja en este proyecto, sugiere que la fracción de planetas que pueden ser aptos para la vida sea tal vez uno en mil, uno en cien, o algo parecido. Bien, aún considerando la estimación pesimista, que es de uno en mil, significa que hay por lo menos mil millones de primos de la Tierra solo en nuestra galaxia. Bien, les he dado muchos números pero, en su mayoría, son números grandes; muy bien, ténganlo en cuenta. Hay un montón de bienes raíces, un montón de bienes raíces en el Universo, y si fuéramos el único inmueble en el que existen algunos ocupantes interesantes, sería un milagro, y sé que nos gusta pensar que somos un milagro, pero quien hace ciencia, aprende rápidamente que cuando cree que es un milagro, está equivocado, así que probablemente este no sea el caso.

 

Bien, así que el balance final es este: Debido al aumento en la velocidad y a raíz de la gran cantidad de inmuebles habitables en el cosmos, calculo que vamos a captar una señal dentro de dos docenas de años. Y estoy tan convencido de ello que les voy a hacer una apuesta: Vamos a encontrar E.T. en las próximas dos docenas de años, o les invito una taza de café. O sea que no es tan malo. Quiero decir, o bien en dos docenas de años, abren su navegador y hay noticias de una señal, o tienen una taza de café. Ahora, permítanme contarles de un aspecto que la gente no considera y es ¿qué pasa? Supongamos que lo que digo es cierto. Es decir, quién sabe, pero supongamos que ocurre. Supongamos que algún momento en las próximas dos docenas de años captamos una línea tenue que nos dice que tenemos compañía cósmica. ¿Cuál es el efecto? ¿Cuál es la consecuencia? Ahora, yo podría estar en la zona cero para esto.

 

Conozco cuál sería la consecuencia para mí, porque hemos tenido falsas alarmas. Es 1997, y esta es una foto que tomé cerca de las 3 de la mañana aquí en Mountain View, cuando estábamos mirando los monitores de la computadora porque habíamos captado una señal que pensamos: “Esta es real” ¿De acuerdo? Y me quedé esperando a que aparecieran los Hombres de Negro. ¿Sí? Seguía y seguía esperando a que mi mamá llamara, alguien que llamara, al Gobierno que llamara. Nadie llamaba. Nadie llamó. Estaba tan nervioso que no podía sentarme. Sólo me paseaba por el lugar tomando fotos como esta, para hacer algo. Bien, a las 9:30 de la mañana, con la cabeza apoyada sobre mi escritorio dado que obviamente no había dormido en toda la noche, suena el teléfono y eran de The New York Times. Y creo que en esto hay una lección y es que si captamos una señal, los medios de comunicación estarán sobre ella más rápido que liebre sobre patines. Va a ser rápido. Pueden estar seguros de eso. No hay secreto. Eso es lo que me pasa. En cierto modo se arruina toda mi semana, porque todo lo que tengo planeado para esa semana prácticamente se desmorona.

 

Pero, ¿a Ud.? ¿Qué es lo que eso le va a hacer a Ud.? Y la respuesta es que no sabemos la respuesta. No sabemos lo que le va a hacer, ni en el largo plazo ni tampoco demasiado en el corto plazo. O sea, que sería un poco como preguntarle a Cristobal Colón en 1491, “Oye Cris, ¿qué pasa si resulta que hay un continente entre aquí y Japón, hacia donde estás navegando? ¿Cuáles serán las consecuencias para la humanidad si resulta ser ese el caso?” Creo que Colón quizá respondería que tal vez no puedas entender, pero probablemente no hubiera sido correcta, y creo que predecir lo que significará el hallazgo de E.T., tampoco podemos hacerlo. Pero aquí hay un par de cosas que puedo decir. Para empezar, va a ser una sociedad más avanzada que la nuestra. No vas a oír de aliens de Neandertal. No están construyendo transmisores. Van a estar por delante de nosotros, tal vez por unos pocos miles de años, tal vez por unos pocos millones años, pero sustancialmente por delante de nosotros y eso significa que, si podemos entender cualquier cosa que vayan a decir, entonces podríamos tomar un atajo en la historia obteniendo información de una sociedad que está mucho más allá que la nuestra. Ahora, esto podría parecernos algo hiperbólico, y puede que lo sea, pero sin embargo, es concebible que esto sucederá, y, saben, podría considerarse esto como, no sé, dar a Julio César, clases de inglés y la clave para acceder a la biblioteca del Congreso. ¿Cambiaría su día, verdad?

 

Esta es una cosa. Otra cosa que seguro va a suceder es que nos pondrá en perspectiva. Sabremos que no somos ese milagro, correcto, que solo somos un pato de la fila, no somos los únicos de la cuadra, y creo que eso filosóficamente es algo muy profundo para aprender. ¿No somos un milagro, está bien?

 

La tercera cosa que les podría decir es algo vaga, pero me parece interesante e importante, y es que, si encontráramos una señal proveniente de una sociedad más avanzada, puesto que lo serán, nos dirá algo sobre nuestras propias posibilidades, que no estamos inevitablemente condenados a la autodestrucción. Puesto que ellos sobrevivieron su tecnología, nosotros también podríamos hacerlo. Normalmente cuando miramos hacia el Universo, estamos mirando hacia atrás en el tiempo. ¿sí? Es interesante para los cosmólogos. Pero en este sentido, realmente se puede mirar hacia el futuro, vagamente, pero se puede mirar hacia el futuro. Así que esas son todos los tipos de cosas que provendrían de una detección.

 

Ahora, permítanme hablar un poco de algo que ocurre incluso en el ínterin, y es que, SETI, creo que es importante, ya que es exploración, y no solo exploración, es exploración comprensible. Ahora, tengo que decirles, que siempre estoy leyendo libros sobre exploradores. La exploración me resulta muy interesante, La exploración del Ártico, saben, gente como Magallanes, Amundsen, Shackleton, ven a Franklin allí abajo, Scott, todos estos chicos. Es realmente ingeniosa, la exploración. Y lo hacen sólo porque quieren explorar, y podríamos decir: “Oh, esa es una especie de oportunidad frívola”, pero no es frívolo. No es una actividad frívola, porque, quiero decir, pensemos en las hormigas. La mayoría de las hormigas están programadas para seguirse una a la otra a lo largo de una larga línea, pero hay algunas hormigas, tal vez el uno por ciento de las hormigas, que son lo que se puede llamar hormigas pioneras y son las que deambulan. Son las que encontramos en la mesada de la cocina. Hay que darles con el pulgar antes que encuentren el azúcar u otra cosa. Pero esas hormigas, aunque la mayoría sean eliminadas, esas son las hormigas que son esenciales para la supervivencia del hormiguero. Entonces la exploración es importante.

 

También creo que la exploración es importante en términos de poder abordar lo que pienso que es una falta crítica en nuestra sociedad y es la falta de divulgación de la ciencia, la falta de capacidad de entender siquiera la ciencia. Ahora, miren, mucho se ha escrito sobre el estado deplorable de la educación científica en este país. Lo han escuchado. Bien, de hecho, aquí hay un ejemplo. Se hicieron encuestas, esta se realizó hace 10 años. Muestra que aproximadamente un tercio del público piensa que los extraterrestres no solo están ahí fuera, los estamos buscando ahí fuera, sino que están aquí, ¿verdad? Navegando los cielos en sus platillos y en ocasiones secuestrando personas para experimentos que sus padres no aprobarían. Bueno, eso sería interesante si fuera cierto, y seguridad laboral para mí, pero no creo que la evidencia sea muy buena. Esto es más triste que significativo.

 

Pero hay otras cosas que la gente cree que son significativas, como la eficacia de la homeopatía, o que la evolución es una especie de idea loca de científicos sin piernas, o que la evolución… todo ese tipo de cosas, o el calentamiento global. Ese tipo de ideas realmente no tienen ninguna validez, que no se pueda confiar en los científicos.

 

Ahora, tenemos que resolver ese problema, porque es un problema muy importante y podríamos decir: “Bueno, está bien, ¿cómo vamos a resolver ese problema con SETI?” Bueno, quisiera sugerirles que obviamente SETI no puede resolver el problema, pero que puede abordar el problema. Puede abordar el problema consiguiendo que los jóvenes se interesen en la ciencia. Miren, la ciencia es difícil, tiene una reputación de ser difícil, y en realidad es difícil, y ese es el resultado de 400 años de ciencia, ¿no? Es decir, en el siglo XVIII, podríamos llegar a ser un experto en cualquier campo de la ciencia en una tarde yendo a una biblioteca, si pudiéramos encontrar la biblioteca, ¿no? En el siglo XIX, si tuviéramos un laboratorio en el sótano, podríamos hacer grandes descubrimientos científicos en nuestra propia casa. ¿Verdad? Debido a que todo aquello era ciencia tirada por ahí esperando a alguien la recogiera. Ahora, eso ya no es cierto. Hoy en día, hay que pasar varios años en la escuela de posgrado y haciendo post-doctorado sólo para averiguar cuáles son las cuestiones importantes. Es difícil. No hay ninguna duda.

Y, de hecho, aquí hay un ejemplo: el bosón de Higgs, encontrar el bosón de Higgs. Pregúntenle a 10 personas cercanas que vean en la calle: “Oye, ¿crees que vale la pena gastar miles de millones de francos suizos buscando el bosón de Higgs?” Y apuesto que la respuesta que van a obtener es: “Bueno, no sé qué es el bosón de Higgs, y no sé si es importante”. Y probablemente la mayoría de las personas ni siguiera sabrían el valor de un franco suizo, ¿sí? Y sin embargo estamos gastando miles de millones de francos suizos en este problema. ¿De acuerdo? Así que la gente no se interesa en la ciencia debido a que no pueden comprender de qué se trata. SETI, por otro lado, es realmente simple. Vamos a usar estas antenas grandes y a tratar de interceptar las señales. Todo el mundo puede entender eso. Sí, tecnológicamente, es muy sofisticado, pero todo el mundo comprende la idea.

 

Así que eso es una cosa. La otra cosa es que es una ciencia apasionante. Es emocionante porque estamos naturalmente interesados en otros seres inteligentes y creo que eso es parte de nuestro cableado. Es decir, estamos programados para estar interesados en seres que podrían ser, si se quiere, competidores, o si eres romántico, posiblemente incluso compañeros. ¿sí? Es decir, esto es análogo a nuestro interés en las cosas que tienen dientes grandes. ¿Correcto? Estamos interesados en cosas que tienen dientes grandes y podemos ver el valor evolutivo de eso, y también podemos ver las consecuencias prácticas viendo “Animal Planet”. Notarán que hacen muy pocos programas sobre jerbos. Mayormente los hacen sobre cosas que tienen dientes grandes. Muy bien, así que estamos interesados en este tipo de cosas. Y no sólo nosotros. También los niños. Esto nos permite devolver el favor mediante el uso de este tema como un gancho para la ciencia, porque SETI implica todo tipo de ciencia, obviamente biología, obviamente astronomía, pero también geología, química, varias disciplinas científicas que pueden presentarse en la forma de: “Estamos buscando E.T.”. Entonces para mí es interesante e importante y, de hecho, es mi política y aunque dé muchas charlas para adultos, dos días después vuelven a donde estaban. Pero si se da charlas a los niños, saben, en uno de cada 50 de ellos, alguna bombilla se activa, y piensan: “Vaya, nunca había pensado que”, y luego se van a leer un libro o una revista o lo que sea. Se interesan en algo.

Ahora es mi teoría, apoyada solo por anécdotas, anécdotas personales pero, no obstante, estos niños logran interesarse en algo entre los 8 y los 11 años. Tienes que llegarles ahí. Entonces, doy charlas para adultos, lo que está muy bien, pero trato de hacer un 10 % de las charlas que doy, para los chicos. Recuerdo cuando un hombre vino a nuestra escuela secundaria, en realidad, era mi escuela primaria. Yo estaba en sexto grado. Y nos dio una charla. Todo lo que recuerdo de ella es una palabra: electrónica. Era como Dustin Hoffman en “El graduado”, cuando dijo “plástica”, lo que quiera que signifique, plástica. Bien, el tipo dijo electrónica. No recuerdo nada más. De hecho, no recuerdo nada de lo que mi maestra de sexto grado dijo durante todo el año, pero recuerdo “electrónica”. Y de esa manera me interesé en la electrónica y estudié para obtener mi licencia de radioaficionado. Yo estaba cableando cosas. Aquí estoy yo a eso de los 15, haciendo ese tipo de cosas. ¿De acuerdo? Eso tuvo un gran efecto en mí. Esa es mi idea, que se puede causar un gran efecto en estos niños.

De hecho, esto me recuerda, no sé, hace un par de años di una charla en una escuela de Palo Alto donde había una docena de niños de 11 años que habían asistido a la charla. Me convocaron para hablarles durante una hora. Once años de edad, todos sentados en semicírculo mirándome con ojos grandes, y comencé, había un pizarrón blanco detrás de mí, y empecé escribiendo un 1 seguido de 22 ceros, y dije: “Bien, miren, este es el número de estrellas en el universo visible, y este número es tan grande que ni siquiera hay un nombre para él”. Uno de estos niños levantó su mano y dijo: “Bueno, realmente hay un nombre para él. Es un sextra-cuadra-hexa o algo así”. Ahora, ese niño se equivocó en cuatro órdenes de magnitud, pero no cabe ninguna duda, estos niños eran inteligentes. Así que dejé de dar la Conferencia. Todo lo que querían era hacer preguntas. De hecho, mis último comentarios a estos niños, al final dije: “Saben chicos, Uds. son más inteligentes que la gente con la que trabajo”. Ahora… (Risas) Ni siquiera les importó. Lo que querían era mi dirección de correo electrónico para poder hacerme más preguntas. (Risas)

Permítanme decirles que mi trabajo es un privilegio porque estamos en una época especial. Las generaciones anteriores no pudieron de ninguna manera hacer este experimento. En una generación más, creo que vamos a tener éxito. Así que para mí, es un privilegio, y cuando me miro en el espejo, realmente no me veo a mí mismo. Lo que veo es la generación que viene detrás de mí. Estos son algunos niños de la escuela de Huff, alumnos de cuarto grado. Hablé allí, hace dos semanas, más o menos.

Creo que si se puede inculcar cierto interés por la ciencia y cómo funciona, bien, eso es una recompensa más allá de toda medida. Muchas gracias. (Aplausos)