Arxiu de la categoria ‘Interpretacions’

Disonàncies vaticanes

dimecres, 4/09/2019

Banner

 

 

 

What reality are you creating for yourself?

dissabte, 9/02/2019

 TRANSCRIPT  Translated by Máximo Hernández
Reviewed by Lidia Cámara de la Fuente
When Dorothy was a little girl, she was fascinated by her goldfish. Her father explained to her that fish swim by quickly wagging their tails to propel themselves through the water. Without hesitation, little Dorothy responded, “Yes, Daddy, and fish swim backwards by wagging their heads”.(Laughter)

In her mind, it was a fact as true as any other. Fish swim backwards by wagging their heads. She believed it.Our lives are full of fish swimming backwards. We make assumptions and faulty leaps of logic. We harbor bias. We know that we are right, and they are wrong. We fear the worst. We strive for unattainable perfection. We tell ourselves what we can and cannot do. In our minds, fish swim by in reverse frantically wagging their heads and we don’t even notice them.

01:01

I’m going to tell you five facts about myself. One fact is not true. One: I graduated from Harvard at 19 with an honors degree in mathematics. Two: I currently run a construction company in Orlando. Three: I starred on a television sitcom. Four: I lost my sight to a rare genetic eye disease. Five: I served as a law clerk to two US Supreme Court justices. Which fact is not true? Actually, they’re all true. Yeah. They’re all true.

(Applause)

At this point, most people really only care about the television show.

(Laughter)

01:51

I know this from experience. OK, so the show was NBC’s “Saved by the Bell: The New Class.” And I played Weasel Wyzell, who was the sort of dorky, nerdy character on the show, which made it a very major acting challenge for me as a 13-year-old boy.

(Laughter)

02:15

Now, did you struggle with number four, my blindness? Why is that? We make assumptions about so-called disabilities. As a blind man, I confront others’ incorrect assumptions about my abilities every day. My point today is not about my blindness, however. It’s about my vision. Going blind taught me to live my life eyes wide open. It taught me to spot those backwards-swimming fish that our minds create. Going blind cast them into focus.

02:47

What does it feel like to see? It’s immediate and passive. You open your eyes and there’s the world. Seeing is believing. Sight is truth. Right? Well, that’s what I thought.

03:01

Then, from age 12 to 25, my retinas progressi-vely deteriorated. My sight became an increas-ingly bizarre carnival funhouse hall of mirrors and illusions. The salesperson I was relieved to spot in a store was really a mannequin. Reaching down to wash my hands, I suddenly saw it was a urinal I was touching, not a sink, when my fingers felt its true shape. A friend described the photograph in my hand, and only then I could see the image depicted. Objects appeared, morphed and disappeared in my reality. It was difficult and exhausting to see. I pieced together fragmented, transitory images, consciously analyzed the clues, searched for some logic in my crumbling kaleidoscope, until I saw nothing at all.

03:51

I learned that what we see is not universal truth. It is not objective reality. What we see is a unique, personal, virtual reality that is masterfully constructed by our brain.

04:07

Let me explain with a bit of amateur neuro-science. Your visual cortex takes up about 30 percent of your brain. That’s compared to approximately eight percent for touch and two to three percent for hearing. Every second, your eyes can send your visual cortex as many as two billion pieces of information. The rest of your body can send your brain only an additional billion. So sight is one third of your brain by volume and can claim about two thirds of your brain’s processing resources. It’s no surprise then that the illusion of sight is so compelling. But make no mistake about it: sight is an illusion.

04:45

Here’s where it gets interesting. To create the experience of sight, your brain references your conceptual understanding of the world, other knowledge, your memories, opinions, emotions, mental attention. All of these things and far more are linked in your brain to your sight. These linkages work both ways, and usually occur subconsciously. So for example, what you see impacts how you feel, and the way you feel can literally change what you see. Numerous studies demonstrate this. If you are asked to estimate the walking speed of a man in a video, for example, your answer will be different if you’re told to think about cheetahs or turtles. A hill appears steeper if you’ve just exercised, and a landmark appears farther away if you’re wearing a heavy backpack. We have arrived at a fundamental contradiction. What you see is a complex mental construction of your own making, but you experience it passively as a direct representation of the world around you. You create your own reality, and you believe it. I believed mine until it broke apart. The deterioration of my eyes shattered the illusion.

06:00

You see, sight is just one way we shape our reality. We create our own realities in many other ways. Let’s take fear as just one example. Your fears distort your reality. Under the warped logic of fear, anything is better than the uncertain. Fear fills the void at all costs, passing off what you dread for what you know, offering up the worst in place of the ambiguous, substituting assumption for reason. Psycholo-gists have a great term for it: awfulizing.

(Laughter)

Right? Fear replaces the unknown with the awful. Now, fear is self-realizing. When you face the greatest need to look outside yourself and think critically, fear beats a retreat deep inside your mind, shrinking and distorting your view, drowning your capacity for critical thought with a flood of disruptive emotions. When you face a compelling opportunity to take action, fear lulls you into inaction, enticing you to passively watch its prophecies fulfill themselves.

07:09

When I was diagnosed with my blinding disease, I knew blindness would ruin my life. Blindness was a death sentence for my independence. It was the end of achievement for me. Blindness meant I would live an unremarkable life, small and sad, and likely alone. I knew it. This was a fiction born of my fears, but I believed it. It was a lie, but it was my reality, just like those backwards-swimming fish in little Dorothy’s mind. If I had not confronted the reality of my fear, I would have lived it. I am certain of that.

07:51

So how do you live your life eyes wide open? It is a learned discipline. It can be taught. It can be practiced. I will summarize very briefly.

08:03

Hold yourself accountable for every moment, every thought, every detail. See beyond your fears. Recognize your assumptions. Harness your internal strength. Silence your internal critic. Correct your misconceptions about luck and about success. Accept your strengths and your weaknesses, and understand the difference. Open your hearts to your bountiful blessings.

08:29

Your fears, your critics, your heroes, your villains — they are your excuses, rationali-zations, shortcuts, justifications, your surrender. They are fictions you perceive as reality. Choose to see through them. Choose to let them go. You are the creator of your reality. With that empowerment comes complete responsibility.

08:58

I chose to step out of fear’s tunnel into terrain uncharted and undefined. I chose to build there a blessed life. Far from alone, I share my beautiful life with Dorothy, my beautiful wife, with our triplets, whom we call the Tripskys, and with the latest addition to the family, sweet baby Clementine.

09:22

What do you fear? What lies do you tell yourself? How do you embellish your truth and write your own fictions? What reality are you creating for yourself?

09:36

In your career and personal life, in your relationships, and in your heart and soul, your backwards-swimming fish do you great harm. They exact a toll in missed opportunities and unrealized potential, and they engender insecurity and distrust where you seek fulfillment and connection. I urge you to search them out.

09:59

Helen Keller said that the only thing worse than being blind is having sight but no vision. For me, going blind was a profound blessing, because blindness gave me vision. I hope you can see what I see.

Thank you.

(Applause)

Bruno Giussani:

Isaac, before you leave the stage, just a question. This is an audience of entrepreneurs, of doers, of innovators. You are a CEO of a company down in Florida, and many are probably wondering, how is it to be a blind CEO? What kind of specific challenges do you have, and how do you overcome them?

10:51

Isaac Lidsky:

Well, the biggest challenge became a blessing. I don’t get visual feedback from people.

(Laughter)

11:00

BG: What’s that noise there? IL: Yeah. So, for example, in my leadership team meetings, I don’t see facial expressions or gestures. I’ve learned to solicit a lot more verbal feedback. I basically force people to tell me what they think. And in this respect, it’s become, like I said, a real blessing for me personally and for my company, because we communicate at a far deeper level, we avoid ambiguities, and most important, my team knows that what they think truly matters.

BG: Isaac, thank you for coming to TED. IL: Thank you, Bruno.

(Applause)

Quan la Dorothy era petita, li fascinava el seu peix de colors. El seu pare li va explicar que els peixos naden agitant la cua ràpidament per a propulsar-se a través de l’aigua. Sense vacil·lar, la petita Dorothy va contestar, “Sí, Papa, i els peixos naden cap endarrere agitant el seu cap.”(Riallades)

En la seva ment, era un fet tan verdader com qualsevol altre. Els peixos naden cap endarrere agitant el seu cap. Ella ho creia així.Les nostres vides estan plenes de peixos nadant cap endarrere. Fem suposicions i arguments lògics incorrectes. Afavorim els prejudicis. Sabem que tenim la raó i que ells no. Tenim por del pitjor. Ens esforcem per la perfecció inabastable. Ens diem a nosaltres el que podem fer o no. En les nostres ments, els peixos naden cap enrere agitant frenèticament el seu cap i ni tan sols ens n’adonem.

01:01

Us vaig a explicar cinc fets sobre mi mateix. Un dels fets no és verdader. Un: Em vaig graduar a Harvard amb 19 anys amb grau d’honor en matemàtiques. Dos: Actualment dirigeixo una companyia de construcció a Orlando. Tres: Vaig protagonitzar una comèdia de televisió. Quatre: Vaig perdre la vista a causa d’una malaltia genètica de l’ull. Cinc: Vaig ser secretari judicial de dos Tribunals Suprems dels EEUU. Quin fet no és verdader? En realitat, tots són verdaders. Sí. Tots són verdaders.

(Aplaudiments)

En aquest punt, a molta gent només els hi importa el show de televisió.

(Riallades)

01:51

Ho sé per experiència. D’acord, el show era “Saved by the Bell: The New Class”, de la NBC. I vaig fer de Weasel Wyzell, qui era el típic personatge ximple i estudiós del programa, el que va fer que fos tot un desafiament d’actuació per a un noi de 13 anys com jo.

(Riallades)

02:15

Bé, heu tingut cap problema amb la quatre, la meva ceguesa? Per què? Fem suposicions sobre les anomenades discapacitats. Com un home cec, m’enfronto a les suposicions incorrectes dels altres sobre les meves habilitats tots els dies. Però no es tracta de la meva ceguesa. Es tracta de la meva visió. Ser cec m’ha ensenyat a viure la meva vida amb els ulls ben oberts. M’ha ensenyat a reco-nèixer els peixos que naden cap endarrere que creen les nostres ments. Ser cec els posa al centre d’atenció.

02:47

Com se sent veure? És immediat i passiu. Obriu els ulls i aquí està el món. Veure és creure. La vista és la veritat. Correcte? Bé, això és el que pensava.

03:01

Després, dels 12 als 25 anys, les meves retines es van anar deteriorant. La meva vista es tornava cada vegada més una estranya sala de fira de miralls i il·lusions. El venedor que creia haver reconegut a una botiga era realment un maniquí. Al ajupir-me per a rentar-me les mans, de sobte vaig veure que estava tocant un urinari, no una aigüera, quan els meus dits van sentir la forma real. Un amic descrivia la fotografia que tenia a la mà, i només així veia la imatge representada. Els objectes apareixien, es transformaven, i desapa-reixien en la meva realitat. Veure era difícil i esgotador. Ajuntava imatges fragmentades i transitòries, analitzava les pistes conscientment, buscava alguna lògica en el meu calidoscopi trencat, fins que no vaig veure res en absolut.

03:51

Vaig aprendre que el que veiem no és la veritat universal. No és una realitat objectiva. El que veiem és una realitat virtual, única i personal que és magis-tralment construïda pel nostre cervell.

04:07

Deixeu-me explicar-vos una mica de neurociència d’aficionats. El còrtex visual forma prop del 30 per cent del vostre cervell. Això comparat amb apro-ximadament un 8 per cent per al tacte i d’un 2 a un 3 per cent per a l’oïda. Cada segon, els vostres ulls poden enviar al vostre còrtex visual fins dos bil-ions de dades. La resta del vostre cos només pot enviar un bilió addicional. Així que la vista és un terç del vostre cervell en volum i pot demanar al voltant de dos terços dels recursos de processament del cervell. No és cap sorpresa que la il·lusió de la vista sigui tan irresistible. Però no us equivoqueu: la vista és una il·lusió.

04:45

Aquí es on es posa interessant. Per a crear l’experiència de la vista, el cervell pren referències de la teva comprensió conceptual del món, altres coneixements, els teus records, opinions, emocions, atenció mental. Totes aquestes coses i moltes més estan lligades al vostre cervell a la vostra vista. Aquests vincles treballen en ambdós sentits, normalment subconscientment. Per exemple, el que veus influeix en com et sents, i com et sents pot literalment canviar el que veus. Nombrosos estudis ho han demostrat. Si us demanaren fer una estimació de la velocitat a la que camina un home d’un vídeo, per exemple, la vostra resposta seria diferent si us pregunten per guepards o tortugues. Un turó sembla més pronunciat si acabes de fer exercici, i un lloc sembla més llunyà si portes una motxilla pesada. Hem arribat a una contradicció fonamental. El que veus és una construcció mental complexa que fabriques tu mateix però la vius passivament com una representació directa del món al teu voltant. Vosaltres feu la vostra pròpia realitat, i la creieu. Vaig creure la meva fins que es va trencar. El deteriorament dels meus ulls va destruir la il·lusió.

06:00

Veieu, la vista només és una de les maneres de donar forma a la nostra realitat. Creem les nostres pròpies realitats de moltes altres maneres. Agafeu la por com exemple. Els vostres temors distor-sionen la vostra realitat. Sota la lògica deformada de la por, qualsevol cosa és millor que l’incert. La por replena el buit costi el que costi, reemplaçant el que tems pel que saps, oferint el pitjor en lloc de l’ambigu, substituint suposicions per raó. Els psicòlegs tenen un terme genial per a això: “horrificació”

(Riallades)

Correcte? La por reemplaça el desconegut per l’horrible. La por se n’adona. Quan us enfronteu a la gran necessitat de mirar fora de vosaltres i pensar críticament, la por es bat en retirada al fons de la vostra ment, encongint i distorsionant la vostra visió, ofegant la vostra capacitat de pensar críticament amb una inundació d’emocions disruptives. Quan us enfronteu a una bona oportunitat d’actuar, la por us porta a la inacció, temptant-vos a mirar passivament com es compleixen les vostres profecies.

07:09

Quan vaig ser diagnosticat amb la meva ceguesa, vaig saber que la ceguesa arruïnaria la meva vida. La ceguesa va ser una sentència de mort per a la meva independència. Era la fi del meu èxit. La ceguesa significava que viuria una vida poc excepcional, petita i trista, i possiblement tot sol. Ho sabia. Aquest era una ficció nascuda dels meus temors, però ho creia. Era una mentida, però era la meva realitat, com aquells peixos que naden cap endarrere en la ment de la petita Dorothy. Si no hagués enfrontat la realitat del meu temor, l’hauria viscut. N’estic segur.

07:51

Doncs com podeu viure amb els ulls ben oberts? És una disciplina apresa. Pot ensenyar-se. Pot practicar-se. Us faré un breu resum.

08:03

Feu-vos responsables de tot moment, tot pensament, tot detall. Mireu enllà els vostres temors. Reconeixeu les vostres suposicions. Aprofiteu la vostra força interior. Calleu al vostre crític intern. Corregiu les idees equivocades que teniu sobre la sort i l’èxit. Accepteu les vostres fortaleses i febleses i compreneu la diferència. Obriu els vostres cors a les vostres abundants benediccions.

08:29

Els vostres temors, els vostres crítics, els vostres herois i vilans — són les vostres excuses, raciona-litzacions, dreceres, justificacions; la vostra rendició. Són ficcions que percebeu com realitat. Escolliu veure a través d’elles. Escolliu deixar-les anar. Sou els creador de la vostra realitat. Amb aquest empoderiment arriba una responsabilitat completa.

08:58

Vaig escollir sortir del túnel de la por cap al desconegut i l’indefinit. Vaig escollir construir allà una vida beneïda. Lluny d’estar sol, comparteixo la meva meravellosa vida amb la Dorothy, la meva preciosa dona, amb els nostres trigèmins, als que anomenen els Tripskys, i amb la nostra última addició a la família, la dolça bebé Clementine.

09:22

De què teniu por? Quines mentides us dieu a vosaltres mateixos? Com adorneu la vostra veritat i escriviu les vostres ficcions? Quina realitat esteu creant per a vosaltres mateixos?

09:36

En la vostra carrera i vida personal, en les vostres relacions, i en el vostre cor i ànima, els peixos que naden cap endarrere us faran molt mal. Imposen un peatge en oportunitats perdudes i potencial desaprofitat, i generen inseguretat i desconfiança on busqueu realització i connexió. Us animo a buscar-les.

09:59

Helen Keller va dir que l’única cosa pitjor que ser cec és tenir vista però no visió. Per a mi, quedar-me cec va ser una profunda benedicció, perquè la ceguesa em va donar visió. Espero que podeu veure el que jo veig.

Gràcies.

(Aplaudiments)

[Bruno Giussani]: Isaac, abans que deixes l’escenari, una pregunta. Aquest és un públic d’emprenedors, d’executors, d’innovadors. Ets el director executiu d’una companyia a Florida i molts probablement es pregunten, com és ser un director executiu cec? Quins desafiaments trobes, i com els superes?

10:51

[Isaac Lidsky]: Bé, el desafiament més gran es va tornar una benedicció. No obtinc reacció visual de la gent.

(Riallades)

11:00

[B.G.]: Què és aquest soroll? [I.L.]: Sí. Així, per exemple, en les reunions del meu equip de direcció, no veig les expressions facials o els gestos. He aprés a demanar molta més informació verbal. Bàsicament, forço a la gent a dir-me el que pensen. Quant a això, s’ha convertir, com he dit abans, en una benedicció per a mi i la meva companyia, perquè ens comuniquem a un nivell extremadament més profund, evitem ambigüitats, i el més important, el meu equip sap que el que ells pensen realment importa.

[B.G.]: Isaac, gràcies per vindre a TED. [I.L.]: Gràcies, Bruno.

(Aplaudiments)

Qué vemos cuando vemos…

diumenge, 27/01/2019

La conversación propuesta por Denise ayuda a reflexionar y a hacernos cargo de que somos partícipes de lo que percibimos.

La objetividad como constructo depende del mundo real abordado por los sujetos que piensan, construyen y quienes viven diferentes circunstancias. Lo que indica que abordar el mundo real, no la realidad, que es otro constructo, es producto  de una interrelación objeto-sujeto-circuntancias. o contexto en que se da el conocer.

TRANSCRIPCIÓN

Hay algunas preguntas que nos conmueven y que nos acompañan toda la vida.

Una de las mías es esta: ¿qué vemos cuando vemos?
Y también ¿qué ven los demás?

Y ¿cómo ponernos de acuerdo?
Y, por supuesto, ¿quién decide?
0:34 – 0:38
El tema de la percepción me apasionó siempre.
Tal vez esto fue uno de los comienzos.

Un momento en que yo le pedí permiso a mi papá para ir a un campamento.
Ya me estaba diciendo que sí y se enteró de que había carpas mixtas.
0:49 – 0:54
Un desastre. Él debe haber visto algo así.
No sé qué ven Uds. Yo veo una pareja en una situación íntima. ¿Uds. también?

Pero yo era una chica de 13 años y, como la mayoría de los chicos, veía delfines. ¿Uds. no ven los delfines?

Algunos sí, otros no. Así empiezan las peleas.

Pero también así empieza la maravilla.
1:17 – 1:21
La oportunidad de ver desde distintos puntos de vista.

De conocer el mundo de muchas maneras diferentes.
1:24 – 1:26
Porque siempre las hay.

Porque nuestra percepción y nuestro conocimiento, no es algo que se nos da naturalmente como un reflejo de lo que hay, aunque nos educaron en eso, sino como un encuentro con el mundo.

Y el contexto es fundamental para darnos cuentas de cómo percibimos.

Por eso les voy a invitar a compartir este otro experimento, de Adelson.
1:48 – 1:55
Este experimento tiene dos baldosas marcadas: en una dice A y en otra dice B.

Yo las veo muy distintas: muchísimo más clara la B que la A.

Uds. también, ¿no?
2:05 – 2:09
Bueno, las páginas de ilusiones ópticas, los libros técnicos al respecto, todos dicen que parecen distintas pero que son iguales.

Y para convencernos agregan un argumento visual que es el siguiente.(Video)
Vamos a ir cambiando el contexto. Fíjense lo que pasa.
2:26 – 2:31
Un poco más. Ya empieza a cambiar, ¿no?

Mmm. Ahora las veo iguales.

Pero ¿por qué me dice que parecían distintas pero son iguales?
2:48 – 2:52
Antes las veía distintas. Ahora las veo iguales.
 
(Fin del video)

Lo único que cambió es mi percepción.

Yo no tuve un acceso a una realidad aparte de la percepción.
3:00 – 3:02
Algunos dirán, bueno, el que hizo el experimento sabe qué pigmento usó, y usó el mismo.

Pero resulta que el pigmento no tiene un color en sí.

El color es algo que se forma en un ser que puede percibir, una persona o un animal, en un contexto donde hay una luz; de noche, todos los gatos son pardos.
3:22 – 3:26
Si nos encandilan, todos son blancos.

Sea el que fuere el pigmento que haya ahí.

Porque los pigmentos solos no producen nada.

Nuestra experiencia del mundo como seres perceptivos es muy compleja.
3:37 – 3:40
Además del contexto, de la experiencia, de la imaginación –como le pasó a mi papá–
de cómo nos entrenaron -–los médicos ven algunas cosas en las ecografías que no veo ni de casualidad;
3:49 – 3:54
en la primera ecografía, debo decirlo, lo único que pude darme cuenta fueron las costillas de mi hija, el resto no entendía nada, y ellos lo pueden percibir–

Y es que percibir es una actividad que depende mucho también de la historia.
4:07 – 4:10
Y de lo que esperamos ver.

Ahora los voy a invitar a hacer otro experimento donde el lugar crucial va a ser la atención.

Así que les pido, como las maestritas de escuela, por favor, presten atención.

Vamos a ver un video.
4:22 – 4:27
Hay dos equipos, uno con camiseta blanca y otro con camiseta negra.

Se están pasando la pelota entre sí.
4:28 – 4:36
Hay dos pelotas y Uds. tienen que contar los pases de pelota del equipo blanco.

Nada más que los pases de pelota del equipo blanco.

¿Están listos?

¡Ya!
(Video)

(Fin del video)
¿Cuántos?
30, guau.
 
Otra vez peleas. Pero yo los voy a invitar a algo divertido.
 Porque la diversidad tiene siempre una tensión.
5:11 – 5:16
Y en la tensión está la creatividad, la novedad y el conocimiento.
 
¿Vieron algo más? ¿Algo raro?

¿Algo que les llamó la atención?
 
Público: Sí.

Sí, por ahí atrás hay alguien que vio tal vez un animal grandote, del tamańo del gorila, o un oso.
5:35 – 5:41
Un bicho enorme que pasó, se quedó en el medio, bailó.

No lo vieron.

Vamos a verlo.
 
(Video)

Ahí entra, en el centro, mueve los brazos, baila, se queda un rato.
 
(Fin del video)

Yo lo adoro.
 
Y lo hice montones de veces. Y es muy gracioso.
6:10 – 6:13
A veces sale bien aunque uno vaya como un estúpido y diga:

¿Hicieron el experimento del gorila invisible?

Igual, cuando están contando los pases una gran mayoría, aproximadamente más del 50 % por lo menos, no lo ve.
6:27 – 6:31
Y más divertido todaví  una investigación Simons y Chabris que fueron los que crearon una versión de este experimento y preguntaron a la gente si creería que vería un gorila o no contando los pases.
 
Dijeron, claro que sí, el 75 % de la gente cree que deberíamos verlo.
6:50 – 6:54
Y, sin embargo, muchos no lo vimos.
 
Los investigadores dicen que esto se debe a un fallo que llaman ceguera atencional.
 
Es decir, que la atención nos deja ciegos.
7:07 – 7:13
A mí me sorprendió todavía más la interpretación que el experimento.

¿A alguien se le ocurrió alguna vez que una piedra es ciega porque no puede ver?

Nunca diríamos eso.

¿Por qué tendríamos que ver nosotros algo cuando estamos prestando atención a otra cosa?

La verdad es que en nuestra cultura llevamos ya siglos de sospechar de los sentidos.
 
Ya Aristóteles, Platón, sospechaban de ellos.
7:44 – 7:47
Y en la actualidad los neuro-científicos sospechan del cerebro y dicen que nos engaña.

Es muy común que cuando nuestras expectativas fallan, salgamos a buscar al culpable.

Los científicos no son ninguna clase de excepción a esta regla y salen como en las películas “cherchez la femme”, ¿no?

Como en el policial, hay que ir a buscar al culpable.
 
Rara vez se cuestionan si las expectativas eran adecuadas.
8:12 – 8:17
Si realmente nuestra visión nos muestra lo que hay.

O si lo que falla es la teoría de la visión.

A la percepción no le falla nada.
 
Nosotros hablamos, por ejemplo, de ilusiones ópticas.
8:28 – 8:34
¿Uds. vieron algún anteojo ilusionar? Sería rarísimo, ¿no?
 
Cuando dicen que el cerebro nos engaña,
¿a qué “yo” estaría engañando mi cerebro?
 
Y me pregunto también, el cerebro,
¿es un órgano que tiene intenciones propias, separadas, independientes?
 
Yo creo que no. Creo que hay otra forma de pensar esto.
8:50 – 8:53
Y esta otra forma tiene que ver con estos recorridos de mi vida que me llevaron de la bioquímica a la filosofía, de la filosofía a los temas de redes, del trabajo sobre la percepción a la epistemología
–que es la teoría del conocimiento–y allí me di cuenta de que desde muy antiguo hay una teoría que no es nada intuitiva como dicen los autores del gorila
–este es el culpable que eligieron ellos: la intuición que nos engaña–
sino que hemos sido educados en ella.
9:24 – 9:31
Esta teoría empezó a existir en el Renacimiento.

Antes del Renacimiento no había nadie a quien se le ocurriera ver para creer.

No era un argumento. No era algo que la gente se planteara.
9:43 – 9:47
Recién en el Renacimiento aparecen cosas como esa caja que Uds. ven que se llama cámara oscura y que permite formar una imagen interna del David que está allí.

Lo elegí porque es renacentista.Más tarde vino la fotografía, pero en el medio para que Uds. se den cuenta de la dificultad que tuvo nuestra cultura para aceptar esto, existió Galileo.

Seguro que en la escuela les contaron lo que le costó a Galileo que alguien mirara por el famoso telescopio.
10:17 – 10:20
Y un par de siglos después vino Leeuwenhoek a quien nadie le creía cuando miraba por el microscopio
y encontraba una cantidad enorme de microbios
en lo que se creía que era agua pura.

10:32 – 10:37
Así que, desde el siglo XVI-XVII hasta el siglo XIX, esto de ver para creer tuvo muchas dificultades.
10:41 – 10:44
Inclusive Compte, que fue uno de los fundadores del positivismo,
dijo que el microscopio era un aparato maquiavélico
y no se podía confiar en él.
 
Pero una vez que se aceptó, ya en el siglo XIX, cuando ya nadie más discutió, se olvidó que alguna vez nadie había creído en ello.
11:03 – 11:06
Y se convirtió en el cristal con el que miramos el mundo.
 
Hoy los investigadores están desarrollando nuevos experimentos que no encajan bien con la idea de que vemos la realidad.
 
Todos aceptan que no vemos la realidad.
11:18 – 11:22
Lo increíble es que siguen creyendo en la realidad.
 
Es decir, en una realidad externa, independiente, que nació precisamente en ese momento.
En esta idea de separación entre el que conoce y aquello que conoce.
11:35 – 11:40
En eso que hoy llamamos teoría de la objetividad.
La objetividad es precisamente eso.

Creer que el conocimiento es un reflejo en la mente, o en el cerebro, depende del gusto del consumidor, de una realidad externa e independiente.
11:54 – 11:57
Lo que nosotros estuvimos haciendo en los experimentos es darnos cuenta de que lo que percibimos no es un reflejo del mundo, sino que depende de nuestra actividad, de nuestra forma de ser afectados, de nuestra historia, de la gente con la que estamos trabajando.
12:14 – 12:18
El conocimiento no es objetivo, pero tampoco subjetivo.

Una de las dificultades enormes para dejar de pensar en la objetividad, o para cuestionarla siquiera, tiene que ver con que nuestra cultura solo concibe dos cosas: o es objetivo o es subjetivo.
12:32 – 12:34
Pero los que vieron al gorila ¿qué son?
¿Objetivos o subjetivos? ¿Y los otros?

¿A quién ponemos en cada grupo?
12:42 – 12:46
Cuando nosotros abandonamos este pensamiento dicotómico que solo admite dos opciones y entramos en el mundo de la interactividad tenemos otra posibilidad de comprender nuestra experiencia del mundo.
12:59 – 13:00
Este es uno de los aspectos, para mí, clave.

Si yo cuando era chica hubiera podido saber todo esto que la investigación me ha permitido conocer ahora, la pelea con mi papá por lo menos la hubiera tomado de otra manera.
13:13 – 13:15
Yo no creo que mi papá me permitió ir
–porque me permitió ir al final al campamento, pero no fue porque lo convencí con nada de la objetividad; hice huelga de hambre–

No son solamente ideas en nuestra mente.

Son formas de relación en el mundo.

Tienen importancia personal en nuestras parejas, con nuestros padres, con nuestros amigos.

Tienen una importancia política fundamental.
13:40 – 13:44
Quien habla desde la objetividad, está pidiendo obediencia.

¿Quién puede ser el vocero de la objetividad?

Cuando Galileo invitó a mirar a las estrellas, había muchos mundos nuevos por descubrir.
13:56 – 14:02
Él no pedía una nueva Inquisición, una nueva verdad.

Él solo quería lugar para un nuevo punto de vista, para ampliar la experiencia.
14:08 – 14:12
Pero esa experiencia después se hizo cada vez más chiquita y cuando el objetivismo se consolidó, se consolidó también la idea de un único punto de vista verdadero, de un acceso único a la realidad.

Y el periodismo es uno de los ámbitos donde más existe esta creencia.
14:28 – 14:31
Vamos a compartirla. (Video)

Nora de Cortińas: Ella se arrimó para empujarlo y él aprovechó y la agarró así haciéndose el bueno.

Yo estoy… ¿Digo lo que estaba haciendo?
14:48 – 14:54
Puteando al policía. Le estaba diciendo de todo.

Porque sabía que era una falsedad.
14:57 – 15:03
Marcelo Ranea: Ella está reclamándole al tipo no sé si que la deje pasar, o que le devuelva el hijo, no sé, le está reclamando algo, mal.
15:08 – 15:15
Y, en un momento dado, ella le golpea el pecho al policía.

En ese momento en que ella le pega, él creo que se da cuenta de que no tiene ninguna manera de frenarla, de que la única manera de pararla era o dándole un cachetazo, o abrazándola.

Cora Gamarnik: Es muy importante la foto de Jorge Sánchez, porque muestra justamente otro gesto.
15:35 – 15:38
Es la misma situación en otro gesto de mucha tensión, en donde la Madre está gritándole y el policía la mira con un gesto muy desagradable.

Y esa foto Jorge Sánchez la expuso en la muestra de periodismo gráfico de 1983 junto con esta.

Los fotógrafos, cuando mostraron las fotos, mostraron las dos juntas.
16:00 – 16:04
Se abre la exposición el primer día y, al segundo día, van a la exposición y la foto de Sánchez no está.

(Fin del video)
16:14 – 16:23
Elegí muy a propósito este documental de Canal Encuentro,

“Fotos. Retrato un país”, y en particular este que habla de la “Marcha por la vida”, y los invito a verlo porque es  fantástico, porque esta foto no es falsa.

No es una foto trucada.
16:36 – 16:41
Para la idea de ver para creer, tuvo mucha importancia también la Imprenta.

La idea de una copia fiel de un original.
16:46 – 16:49
Ahí empieza a formarse esta idea.

Pero en la era de la interactividad, creer que existen copias fieles
16:56 – 17:01
cuando seńoras de 80 parecen de 15, gracias al Photoshop
–y el Photoshop puede ser manejado por cualquiera de nosotros–
resulta bastante más difícil.

Y no es que yo crea que la objetividad era posible antes, o que había fidelidad antes
–no soy tan ingenua– pero creo  que es más fácil darse cuenta ahora.
17:18 – 17:21
Creo que nuestros modos de vida contemporáneos nos habilitan para incorporar más puntos de vista, para reconocer la diversidad, para disfrutar de ella.

Les cuento que en el ańo 1802, Pierre-Simón de Laplace le presentó a Napoleón su libro científico recién terminado.

Uno de los más importantes de la época.
17:40 – 17:42
Napoleón sabía bastante de ciencia.

Lo hojea, lo mira y dice: “Pero aquí no habla de Dios”.

Porque en esa época no se podía escribir un libro científico que no hablara de Dios.

Y Pierre-Simón de Laplace, tan tranquilo, le dijo:
17:56 – 18:01
“Me pareció una hipótesis prescindible”.

Esa anécdota me anima.
18:03 – 18:08
Espero que en algunos siglos sea posible por lo menos conversar tranquilamente si existe o no la objetividad.

Desde luego, mi planteo es que no, no hay tal.

Que lo que llamamos objetividad es apenas un foco estrecho del mundo.
18:20 – 18:25
Esa foto no es falsa. La otra, tampoco.

Pero ninguna foto puede capturar ninguna realidad.
18:28 – 18:32
Ninguna observación captura las realidades.

Lo que nos captura son las ideologías, como la objetividad.
18:35 – 18:40
Por eso cuando me preguntan si hablando mal, porque así lo toman, de la objetividad hay que renunciar a la ciencia les digo: “De ninguna manera”.

La ciencia es una empresa creativa humana maravillosa que he cultivado, en la que sigo trabajando, que disfruto, que valoro y respeto.
18:58 – 19:01
La ideología objetivista es otra cosa.

No es ciencia, es ideología.
19:04 – 19:09
Y es un sistema a través del cual nos invitan a aceptar pasivamente en vez de comprender activamente.
19:13 – 19:17
Tal vez de lo que se trata en estos tiempos de interactividad, es de abrir nuestra experiencia a un mundo donde quepan muchas experiencias distintas.

Soltar amarras, emprender un viaje creativo que reconozca la diversidad en todas sus formas y en la legitimidad de los modos de conocer y trabaje para ver cómo convivimos en la diversidad sin aceptar que hay ningún punto de vista privilegiado.
 
Tal vez se trate de seguir el camino al que nos invitó Proust cuando decía que el acto real de conocimiento no consiste en encontrar nuevas tierras sino en ver con nuevos ojos.

Esa es mi invitación.

(Aplausos)

 

DAVID CHALMERS: QUALIA

dimarts , 22/01/2019

BARBARA GOJLIK
BOUCHRA OUKACHA
CRISTINA DUMITRACHE
PAULA SÁNCHEZ PIAZUELO

2. EXPERIMENTOS MENTALES

Para poder entender más fácilmente este apartado incluimos la explicación de algunos conceptos:

EXPERIMENTO MENTAL – se parecería a un experimento científico con la salvedad de que en este experimento no se llega a poner en práctica, es decir, no se realiza físicamente lo que en él se plantea. No se puede llevar a la práctica por razones de inviabilidad ni por falta de recursos científicos.

CUALIA – la cualidad subjetiva de la experiencia, o dicho de otra manera “experiencias en primera persona”, como por ejemplo el dolor, el placer mental, el color, etc.…

ORGANIZACIÓN FUNCIONAL DEL CEREBRO – la organización causal abstracta del cerebro.

ISOMORFO FUNCIONAL – se refiere a un sistema que reproduce la organizaciónfuncional, de manera que es funcionalmente idéntico al sistema que reproduce.

A continuación vamos a describir una serie de experimentos mentales, dos de ellos planteados por detractores de la teoría de David Chalmers llamados “qualia ausentes” y “qualia invertidos” y otros dos propuestos por el mismo autor para defender su teoría, “qualia desvaneciente” y “qualia danzantes”. Para facilitar la lectura incluimosasimismo un cuadro para en el cual puede encontrar una breve explicación de los experimentos mentales que vamos a explicar a continuación y unos ejemplos que pretenden aclarar:

“QUALIA AUSENTES” “QUALIA DESVANECIENTES” “QUALIA INVERTIDOS” “QUALIA DANZANTES”
Ausencia total de experiencias subjetivas (como por ejemplo de color) en un sistema isomorfo funcional al cerebro.  Un sistema isomorfo funcional del cerebro, a medida que este sistema se aleja de la organización funcional del cerebro, las experiencias subjetivas que puede tener se van desvaneciendo; cuando es idéntico en organización funcional al cerebro el sistema experimenta rojo, en el proceso que va cambiando la organización funcional la percepción de color del isomorfo funcional es de rosa. Un sistema isomorfo funcional del cerebro que tiene experiencias de “azul2 cuando el cerebro produce experiencias de “rojo”.  Si por ejemplo en una persona implantamos un circuito de procesamiento del color artificial, de chips de silicio y dicho circuito procesara “azul” cuando el circuito neural de la persona procesara “rojo”, a través de un dispositivo del tipo de interruptor podríamos hacer que la persona vea rojo, y cuando le damos otra vez al interruptor viera azul, por lo tanto su experiencia del color “danzaría”.

“QUALIA AUSENTES”

Tal y como hemos visto en el apartado anterior, Chalmers plantea que la consciencia surge de lo físico en base a la organización funcional del cerebro (la organización causal abstracta del cerebro, tal y como hemos dicho anteriormente) una organización que podría realizarse, según el autor, en muchos sustratos físicos diferentes, como por ejemplo en un sistemas similar que el cerebro, pero que en vez de neuronas estuviera compuesto por chips de silicio.

(més…)

Prou cafè

dijous, 17/01/2019
Màxim Serranos Soler | Luxemburg

 

Estimats fans del cafè, de l’esmorzar i de les meves cròniques de bar, ha arribat el moment: el darrer lliurament sobre bons llocs on esmorzar a Luxemburg (ciutat).

(més…)

Coscienza – Consapevolezza

dimecres, 18/07/2018

No és fàcil definir Corrado Malanga. Es podria dir que és un científic que estudia cert tipus de fenòmens en una determinada categoria d’éssers humans, o podem dir també que és un ésser humà que estudia de forma científica una determinada categoria de fenòmens.
En el primer cas, Corrado Malanga estudia els casos de qui creu que ha estat “segrestat” per éssers vius d’origen extraterrestre. En el segon cas Corrado Malanga s’entreté entre els pels plecs del temps i de l’espai buscant l’origen de l’home i de l’univers. Tot plegat passa, en tot cas, a través de les sessions d’hipnosi regressiva a les quals se sotmeten les persones que experimentes les abduccions extraterrestres.
La desconfiança natural que suscita un tema com aquest pot dificultar una apreciació serena de la tasca realitzada per Malanga: hi ha en el món milers de persones que creuen que han estat abduïdes pels aliens, i junts constitueixen una realitat impossible d’evacuar com una simple fantasia de la ment humana. Una quantitat considerable de controls creuats juntament amb nombrosos testimonis tangibles ens permeten avui dir que aquestes persones, en la seva immensa majoria, han viscut realment les experiències que descriuen.

 


The purpose of this site is to present to the public information that has been released

Encara més cafè

dimecres, 27/06/2018
Màxim Serranos Soler | Luxemburg

 

Han passat prou mesos des de la meva darrera entrada sobre cafès i esmorzars a Luxemburg: presento, per tant, un nou lliurament de descripcions sobre aquesta beguda universal i els establiments de la ciutat que s’hi consagren.

(més…)

Sobre veritat i mentida, de F. Nietzsche

dimecres, 6/06/2018

Resum: Sobre veritat i mentida en sentit extramoral de F. Nietzsche

 

1. Nietzsche comença la narració a la manera d’una faula, mite o paràbola irònica. Ens parla d’un suposat món (en realitat no tan suposat) on certs animals inventaren el coneixement i, per això, es cregueren una mica especials. El que pretén fer-nos entendre és que allò del qual els éssers humans ens sentim tan orgullosos, la nostra intel•ligència està basada en una falsa creença. És fals que nosaltres puguem arribar a conèixer la realitat sobre les coses: el coneixement és un invent nostre “animals llestos inventarem el coneixement” per a poder sobreviure.
El problema de l’home és que es creu un ésser especial dins del cosmos pel fet de posseir la capacitat de raciocini. Cau, així, en un complet antropocentrisme que el du a creure’s el centre de tot. Però, com diu Nietzsche, si poguéssim parlar amb un mosquit veuríem que també ell té el mateix sentiment (pathos) i que en la seva peculiar visió de l’univers també es considera ell mateix com l’eix principal a l’entorn del qual tot gira. (més…)

Més cafè

dissabte, 27/01/2018
Màxim Serranos Soler | Luxemburg

 

Fa poc més d’un any publicava una entrada sobre el cafè que va esdevenir, més o menys, l’elogi d’una cafeteria luxemburguesa. Doncs bé: va tancar, de manera una mica inesperada, a l’estiu, fet que em va dur a buscar alternatives. Per sort, Luxemburg està situat prop del cor d’una determinada idea d’Europa i no escasseja l’oferta en aquest àmbit. Malgrat que la recerca encara no es pot considerar conclosa, vet aquí algunes observacions provisionals.

(més…)

Mattanza (argumentada)

dimecres, 20/12/2017