Entrades amb l'etiqueta ‘Julio Platner’

PLATNER – 1999, 3/3

divendres, 11/10/2019

PLATNER – 1999, 2/3

divendres, 11/10/2019

PLATNER – 1999 1/3

divendres, 11/10/2019

Platner, La Pampa

dijous, 10/10/2019

Winifreda es una localidad rural de La Pampa, ubicada a unos 40 kilómetros al norte de Santa Rosa, capital provincial. Se halla sobre la ruta nº 12 casi en intersección con la ruta nº 35. El poblado vecino es Mauricio Mayer, a escasos kilómetros al este. La actividad principal es la agropecuaria. Uno de sus habitantes es Julio Platner.

Julio Platner, a la sazón casado, con tres hijos varones y 33 años, es socio de una firma comercial dedicada al agro. Posee estudios primarios, con conocimientos contables. Por ser una persona tranquila, de amable carácter, goza de buen prestigio en la región.

PANORAMA DEL LUGAR

El epicentro de los sucesos ocurre en una finca de campo que da sobre la ruta nº 35. Frente mismo a la tranquera principal, se observa una alcantarilla, que obliga a los automovilistas a ingresar en ángulo de 45º. De allí una frondosa arboleda de pinos y olmos lo acompañan hasta una tranquera intermedia. Centenares de metros mas adelante, se encuentra, pues, la vivienda, a la que se accede abriendo una tercer y última tranquera. Hacia la derecha, un depósito, un molino y un tanque de agua australiano, completan en panorama. En total, un visitante debe consumir un kilómetro desde la ruta a la casa del propietario.

LOS HECHOS PREVIOS

Hacia el atardecer del martes 9 de Agosto de 1982, el testigo se dirige hacia el establecimiento del campo del señor Antonio Fischer, ubicado a 12 kilómetros de Winifreda, por cuestiones de negocios. Lo hace en su camioneta Fiat 125. Luego de entrevistarse con Fischer, a eso de las 19.30 horas se dispone a retirarse. Para ello, el propietario lo acompaña hasta el patio, desde donde se dirige a la entrada principal, a unos 1000 metros. Cuando se hallaba a unos 400 metros de Fischer, éste notó que los caballos estaban nerviosos, corriendo como tromba hacia el corral y luego hacia en campo. A todo esto, Platner pasó la tranquera intermedia y se aprestaba a abrir la otra sobre el camino, cuando pasó lo que pasó…

 EL ENCUENTRO CERCANO

Sin precisar mayores detalles, una “masa luminosa”, cuya intensidad el testigo comparó con la de una SOLDADURA AUTOGENA, acompañada de un zumbido, se abalanza sobre Platner. Este, prefiriendo un insulto y tratando de resguardar su vista con el antebrazo, pierde el conocimiento. Todo fue cuestión de segundos…

EN EL INTERIOR DE UN OVNI

Cuando el secuestrado recupera el orden de los sentidos, se halla dentro de una extraña habitación de color beige. Pero no está solo: CUATRO FIGURAS HUMANOIDES lo acompañan. Nota una gran iluminación, sin precisar su real origen. “Era como si fuera natural del interior”. Las paredes, acolchadas, no tenían unión con el supuesto techo, y no se distinguían ventanas o puertas. Lo más resaltante era una pequeña vitrina a un costado de la habitación. A todo esto, Platner permanecía recostado en un sillón “similar al de los odontólogos”…

 LOS SERES

Atléticos y proporcionales, tres de ellos respondían al sexo masculino, mientras que el restante era femenino. Sus tallas, similares, no superaban el 1.65 m. Vestían un enterizo color gris-verdoso, sin distinción de cuellos, mangas o cinturones. Ello le impide observar si tenían cabellera, ya que les cubría toda la cabeza, dejando sólo el rostro al descubierto. Este, presentaba dos grandes ojos, sin párpados, pequeña nariz y chata y boca muy fina. Sus movimientos eran pausados y si bien movían sus labios, el testigo no percibió sonido alguno…