Entrades amb l'etiqueta ‘Ufologia’

Levelland, Texas (Reconstitution)

dimecres, 16/01/2019

The Levelland UFO Case occurred on November 2–3, 1957 in and around the small town of Levelland, Texas. Levelland, which in 1957 had a population of about 10,000, is located west of Lubbock on the flat prairie of the Texas panhandle. The case is considered by ufologists to be one of the most impressive in UFO history, mainly because of the large number of witnesses involved over a relatively short period of time.

The incident began late on the evening of November 2 when two immigrant farm workers, Pedro Saucedo and Joe Salaz, called the Levelland police department to report a UFO sighting. Saucedo told police officer A.J. Fowler, who was working the night desk at the police station, that they had been driving four miles west of Levelland when they saw a blue flash of light near the road. They claimed their truck’s engine died, and a rocket-shaped object rose up and approached the truck. According to Saucedo, “I jumped out of the truck and hit the dirt because I was afraid. I called to Joe but he didn’t get out. The thing passed directly over my truck with a great sound and rush of wind. It sounded like thunder and my truck rocked from the flash…I felt a lot of heat.” As the object moved away the truck’s engine restarted and worked normally. Believing the story to be a joke, Fowler ignored it. An hour later, motorist Jim Wheeler reported a “brilliantly lit, egg-shaped object, about 200 feet long” was sitting in the road, four miles east of Levelland, blocking his path. He claimed his vehicle died and as he got out of his car the object took off and its lights went out. As it moved away, Wheeler’s car restarted and worked normally.

Newspaper

At 10:55 pm a married couple driving northeast of Levelland reported that they saw a bright flash of light moving across the sky and their headlights and radio died for three seconds. Five minutes later Jose Alvarez claimed he met the strange object sitting on the road 11 miles north of Levelland, and his vehicle’s engine died until the object departed. At 12:05 am (November 3), a Texas Technological College (now Texas Tech University) student named Newell Wright was surprised when, driving 10 miles east of Levelland, his “car engine began to sputter, the ammeter on the dash jumped to discharge and then back to normal, and the motor started cutting out like it was out of gas…the car rolled to a stop; then the headlights dimmed and several seconds later went out.” When he got out to check on the problem, he saw a “100-foot-long” egg-shaped object sitting in the road. It took off, and his engine started running again. At 12:15 am Officer Fowler received another call, this time from a farmer named Frank Williams who claimed he had encountered a brightly glowing object sitting in the road, and “as his car approached it, its lights went out and its motor stopped.” The object flew away, and his car’s lights and motor started working again. Other callers were Ronald Martin at 12:45 am and James Long at 1:15 am, and they both reported seeing a brightly lit object sitting in the road in front of them, and they also claimed that their engines and headlights died until the object flew away.

Blue Book

By this time, several Levelland police officers were actively investigating the incident. Among them was Sheriff Weir Clem, who saw a brilliant red object moving across the sky at 1:30 am. At 1:45 am Levelland’s Fire Chief, Ray Jones, also saw the object and his vehicle’s lights and engine sputtered. The sightings apparently ended soon after this incident. During the night of November 2–3, the Levelland police department received a total of 15 phone calls concerning the strange object, and Officer Fowler noted that “everybody who called was very excited.”

Report on the Levelland Incident by KDFW Television’s Richard Ray:

Dallas News |

The Levelland sightings received national publicity, and were soon investigated by Project Blue Book. Started in 1947 as Project Sign, Project Blue Book was the official US Air Force research group assigned to investigate UFO reports. An Air Force sergeant was sent to Levelland, and spent seven hours in the city investigating the incident. After interviewing three of the eyewitnesses – Saucedo, Wheeler, and Wright – and after learning that thunderstorms were present in the area earlier in the day, the Air Force investigator concluded that a severe electrical storm – most probably ball lightning or St. Elmo’s fire – was the major cause for the sightings and reported auto failures. According to UFO historian Curtis Peebles, “the Air Force found only three persons who had witnessed the ‘blue light’…there was no uniform description of the object.” Additionally, Project Blue Book believed that “Saucedo’s account could not be relied upon – he had only a grade school education and had no concept of direction and was conflicting in his answers…in view of the stormy weather conditions, an electrical phenomenon such as ball lightning or St. Elmo’s fire seemed to be the most probable cause.” The engine failures mentioned by the eyewitnesses were blamed on “wet electrical circuits.” Dr. Donald H. Menzel, a professor of astronomy at Harvard University and a prominent UFO researcher of that era, agreed with the Air Force explanation: “members of civilian saucer groups complained that, since [the Air Force investigator] had spent only seven hours in the area, he had obviously not taken the problem seriously and could not have found the correct solution. Even seventy hours of labor, however, could not have produced a clearer picture…the evidence leads to an overwhelming probability: the fiery unknown at Levelland was ball lightning.” Dr. Menzel argued that “in Levelland on the night of November 2 conditions were ideal for the formation of ball lightning. For several days the area had been experiencing freak weather, and on the night in question had been visited by rain, thunderstorms and lightning.” Menzel admitted that “since ball lightning is short-lived and cannot be preserved as tangible evidence, its appearance on the night of November 2 can never be absolutely proved.” However, he also argued that “only the saucer proponents could have converted so trivial a series of events – a few stalled automobiles, balls of flame in the sky at the end of the thunderstorm – into a national mystery.”

However, not everyone agreed with the Air Force explanation. Critics of the Air Force explanation pointed out that the Air Force investigator did not interview nine of the fifteen witnesses, nor were they mentioned in Blue Book’s final report on the incident. In later years two prominent UFO researchers – Dr. James E. McDonald, a physicist at the University of Arizona, and Dr. J. Allen Hynek, an astronomer at Northwestern University and, at the time, a top scientific consultant to Project Blue Book, would also dispute the Air Force ball lightning/electrical storm explanation. Both men argued that there was no electrical storm in the area when the sightings occurred. Dr. Hynek wrote that “as the person responsible for the tracking of the new Soviet satellite Sputnik, I was on a virtual around-the-clock duty and was unable to give it any attention whatever. I am not proud today that I hastily concurred in [the Air Force’s] evaluation as “ball lightning” on the basis of information that an electrical storm had been in progress in the Levelland area at the time. This was shown not to be the case. Observers reported overcast and mist but no lightning.” Hynek also noted that “had I given it any thought whatsoever, I would soon have recognized the absence of any evidence that ball lightning can stop cars and put out headlights.” In 1999 UFO researcher Antonio Rullan published a detailed analysis of the Levelland sightings. After examining various weather records and the competing claims of the Air Force, Dr. McDonald, and others, he concluded that “there was no severe thunderstorm in Levelland during the time of the sightings…there could have been a few clouds with light rain in Levelland despite no rain being reported at the [nearby] Lubbock weather station.” Rullan also added that “conditions for scattered lightning, however, cannot be discounted…lightning conditions did exist” and that “data sheets from the US Weather Bureau show that thunder and lightning were observed in [nearby] Lubbock one hour after the sightings ended.”

To read Dr. J. Allen Hynek’s report on the Levelland case, click here.

In March 2002, Dallas-based television station KDFW aired a report about the Levelland UFO case. Reporter Richard Ray’s piece recounts how at least 15 people, including Sheriff Weir Clem, claimed to have seen the strange object. Ray spoke to Weir’s widow and friends, who believe that the lawman definitely saw something unusual. The story also detailed the investigation and controversial conclusion issued by the Air Force – that weather phenomena known as ball lightning was to blame.

 




The aim of this blog is to present to the public a ‘non-personal’ -and nonetheless suggestive, information that has already been released.

 

La tonteria… a TVE, 1971

divendres, 11/01/2019

A TVE, 1992

dimecres, 9/01/2019

 




The aim of this site is to present to the public a ‘non-personal’ -and nonetheless suggestive, information that has already been released.

Antofagasta, 7-5-2018

dilluns, 17/12/2018

Publicado: Miércoles, 10 de Octubre de 2018  | Periodista Digital: EFE

Seis aviones comerciales avistaron ovnis, en simultáneo, en Antofagasta

El fenómeno ocurrió el pasado 7 de mayo e involucró a cinco vuelos de LAN y uno de Copa.

Una de las aeronaves tuvo que desviarse por motivos de seguridad.

Seis aviones comerciales avistaron ovnis, en simultáneo, en Antofagasta

 Ceifac.
Los pilotos de al menos seis aviones comerciales -cinco de LAN y uno de Copa- denunciaron haber presenciado en los cielos de Antofagasta una serie de objetos voladores no identificados, hecho que fue reportado y documentado por el Centro de Investigación de Fenómenos Anómalos (Ceifac).

La agrupación publicó en YouTube un audio que narra la profunda e inquietante impresión que tuvieron algunos de los pilotos que surcaban los cielos antofagastinos el pasado 7 de mayo, según consignó el diario La Estrella de Antofagasta.

Hugo Camus, director del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos, dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), dijo que en el organismo conocen el caso, pero aún no han emitido un informe oficial: “Nuestros analistas están levantando la información meteorológica que había en esa madrugada y haciendo consultas si tenían vuelos institucionales a esa hora”.

En el registro, un piloto del vuelo COPA 174 comienza a narrar con énfasis “que a la altura del puesto Livor (un puesto de control que está ubicado en el cielo, a unos 380 kilómetros de la costa de Antofagasta) aparecen tres luces”.

“No tenemos reportado tráfico y no sabemos qué es”, advierte, para señalar casi de inmediato: “Al momento una luz desapareció”, cuenta.

Casi al mismo tiempo, la voz de un piloto desde el LAN 639 se contacta con la torre de control. “Posición, hacia abajo. Al parecer sobre el mar”, comenta, tratando de identificar lo que hay.

A su vez, el piloto del LAN 2473 responde que hay una luz. Otra voz que se escucha con ímpetu y que viene del LAN 79, anticipa que también observa la luz brillante.

“A nivel del mar, una luz muy pequeña, aparece y desaparece”, añade con énfasis.

“Se están acercando”

El piloto del Copa reaparece con fuerza en el audio para comentar que se ven tres luces a la izquierda de su posición.

Las luces se están moviendo y aumentan la intensidad y la disminuyen también. De hecho vamos a virar a la derecha porque parece que se están acercando“, avisa.

Un piloto de otro LAN, el 501, confirma que observó la luz, hecho que narra de inmediato al audio de los otros pilotos.

“Qué fenómeno más extraño”

El piloto del Copa cavila: “Qué fenómeno más extraño. Ahora tenemos tres luces en forma de triángulo”.

El LAN 577 situó las luces a unas 60 millas de Livor.

“Podrían ser unos 2.000 pies por debajo y distancia a unas 20 o 30 millas”, se escuchó decir.

En total fueron seis naves las que notificaron el extraño movimiento de luces y, según una voz que correspondería desde el Centro de Control Oceánico de Santiago, que al comunicarse con el Comando de Operaciones Aéreas le cuenta que una de las aeronaves se desvió incluso -aparentemente por seguridad- unas 30 millas.

 


 

Más de 600 avistamientos en Chile en siete décadas

Hasta ahora, el Cefaa de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) que desde 20 años fue el primer organismo oficial en reconocer la detección en sus radares de un “extraño intruso en el espacio aéreo”, sin que pudiera identificarlo, no ha entregado un informe.

Tampoco se ha manifestado la Agrupación de Investigaciones Ovniológicas de Chile (AION).

Chile es considerado el quinto país del mundo con el mayor número de avistamientos de ovnis, después de Estados Unidos, Perú, Brasil y Rusia.

“En este país, especialmente en la región norte, se han comprobado durante los últimos 65 años, más de 600 avistamientos, y esta zona ha sido protagonista de casos realmente sorprendentes, incluido un contacto de los llamados del “tercer tipo” con un extraterrestre (contacto visual)”, consignó la agencia de noticias EFE.

Los avistamientos de platillos voladores “ya no resultan novedosos” y los expertos aseguran que 60 millones de personas en el mundo ya han sido testigos de este fenómeno, aunque por el temor al ridículo, sólo se informe de un 10 por ciento de estas experiencias, reseña la misma fuente.

Sin embargo, los expertos que manejan el llamado programa “Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre” (SETI, en inglés) emprendido hace 18 años, cuya misión principal es captar señales de radio provenientes desde nuestra galaxia, señalan que nunca han recibido ninguna señal de vida inteligente.

Los pilotos de al menos seis aviones comerciales (cinco de LAN y uno de Copa) denunciaron haber presenciado en los cielos de Antofagasta una serie de objetos voladores no identificados, hecho que fue reportado y documentado por el Centro de Investigación de Fenómenos Anómalos (Ceifac).

 

 

Seis pilotos alertan

dilluns, 17/12/2018

El Centro de Investigación de Fenómenos Anómalos de Chile (Ceifac) publicó un video con las grabaciones de los aviadores. Por el movimiento de los objetos, uno de los vuelos tuvo que desviarse 20 millas de su recorrido, para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Las voces de los pilotos lo dicen todo:

Copa 174: Tenemos las luces a la izquierda y al parecer una se está desapareciendo. Afirmativo, está al parecer a la misma altitud de nosotros

Al momento, no estuvo en Livor, porque están las luces ahí, no tenemos reportados tráfico y no sabemos qué es

Y al momento una luz desapareció, solo queda una

Lan 639: Santiago, Lan Chile 639, ¿nos puede indicar la identificación del tráfico que nos antecede?

ATC (Controlador de tránsito Aéreo)El tránsito que los antecede es el Lan Per 2473.

Lan 639: 2473 … eeeh, observa (…)

Lan 2473: Adelante para el 2473.

Lan 639: Posición, hacia abajo. Al parecer sobre el mar. ¿Podría identificar también otra luz?

Lan 2473: A ver atentos. Nosotros tenemos una luz a la vista, aproximadamente a las 4 de nuestra posición. Donde estaba la 2, ahora solo hay una.

Lan 79: Afirmativo, ahora veo claramente, un poco más hacia el sur de (…), a nivel del mar, una luz muy pequeña, aparece y desaparece

Lan 2473: exactamente

Copa 174: Copa 174, a Livor, 340 y ahora tenemos 3 luces. Estamos a la derecha de Livor 340 y las luces las tenemos a la izquierda, aproximadamente a las 10 de nuestra posición.

Las luces se están moviendo y aumentan la intensidad y la disminuyen también.

De hecho, vamos a virar a la derecha porque parece que se están acercando.

Luego de estos primeros eventos, la Torre de control decidió comunicarse con el Controlador de Tránsito Aéreo Oceánico, encargado de verificar el tráfico de aquellas naves que se desplazan sobre el mar, más allá de lo que alcanzan a cubrir los radares desde la tierra.

ATC: Muy buen día

ATC Oceánico: Buen día

ATC: Tiene una nota ahí con Ufos, a la cuadra de Livor

ATC Oceánico: Sí, está lleno de Ovnis allí.

ATC: ¿En serio?

ATC Oceánico: ¡Claro! Por eso se desvió tanto el Copa y el Lan 639 y el 2473 también los vieron.

ATC: ¡Jaja! ¡Qué buena!

Puede ver: Las luces en el cielo que hicieron pensar en ovnis en Bogotá

Minutos después, más vuelos presenciaron las mismas 3 singulares luces.

Lan 501: Santiago, Lan Chile 501, posición en espera a las 08 11, nivel de vuelo 370, estimando Livor a las 08 32 sigue Sulna. Y tenemos en esta posición la luz a la 1 de nuestra posición, alrededor de la cuadra de Livor.

Copa 174: Que fenómeno más extraño. Ahora tenemos 3 luces en forma de triángulo.

Lan 577: Santiago Lan Chile 577 posición Livor, a las 08 34. Siguiente Sulna a las 08 12. Siguiente Livor a las 08 34.

Notificaremos Livor.

ATC: ¿Lan Chile 646 oceánico?

Lan 501: Lan Chile 501 y ahí está, apareció la tercera luz.

Lan 577: Sí, a unas 60 millas de Livor y confirmamos también (…) Sí, entre las 2 y las 3.

Podrían ser unos 2 mil pies por debajo y distancia unas 20 o 30 millas.

Lan 501: Afirmativo, las tenemos en este momento casi a las 3. una más intensa que la otra y, son 2 luces.

La torre de control optó por informar a otra autoridad aeronáutica los hechos.

ATC: Señor buen día, de acá del Centro de Control Oceánico en Santiago.

COA: Buenos días

ATC: Buenos días, lo que pasa es que hay una situación bastante extraña en el sector de Livor. En la aerovía, Live For Lima, 780 hay unas 5,6 aeronaves que han notificado movimiento de luces. 2, 4 hasta 4 luces en ese sector, al Este. Al Weste del sector Livor, a nivel o más bajo que ellos.

Y todavía se mantiene esa situación, pasaron 3 aeronaves que notificaron eso. De hecho, una aeronave se desvió 20 millas para evitar.

A una altura de 32 mil aproximadamente

Ahora, hay 2 tráficos que vienen por la misma aerovía desde Estados Unidos y están sobrevolando el sector y también los tienen a la vista a las 2 o a las 3; sobre el mar.

COA: ¿En el sector de Livor?

ATC: Claro, y no hay tráfico. El tráfico que tenemos nosotros lo tenemos controlado. Pero esas luces que evolucionan ahí, en el radar nosotros no las podemos ver.

El fenómeno continuó durante más de media hora. De allí que el ATC prefirió advertir al COA para “evitar cualquier cosa”

Lan Chile 501: En esta posición tenemos las luces a las 4.

Vuelo COPA 174

dilluns, 17/12/2018

IGNACIO ARAYA, 10.10.2018

¿Ovnis en la noche?: investigan misteriosas luces vistas por pilotos

Ufólogos recibieron información de 6 aviones que vieron luces que ni siquiera las detectó el radar cerca de un control aéreo ubicado a unos 380 km de Antofagasta. El CEIFAA de la DGAC entrevistará a las tripulaciones de los aviones para investigar.

Un extraño fenómeno ocurrido en los cielos de la región de Antofagasta fue reportado y documentado recientemente por el Centro de Investigación de Fenómenos Anómalos (Ceifac).

La agrupación publicó en Youtube un audio que narra la profunda impresión que tuvieron algunos pilotos de avión que surcaban los cielos en la madrugada del 7 de mayo pasado, cuando comenzaron a ver luces de indeterminado origen que nunca supieron qué era, y que hasta el Comité de Estudios de Fenómenos Anómalos de la Dirección General de Aeronaútica Civil (DGAC) está estudiando.

En el audio, se reproduce un diálogo que comienza con la voz que correspondería a un piloto del vuelo COPA 174, que cuenta que a la altura del puesto Livor (un puesto de control que está ubicado en el cielo, a unos 380 kilómetros de la costa de Antofagasta) aparecen tres luces. “No tenemos reportado tráfico y no sabemos qué es”, dice. “Al momento una luz desapareció, solo queda una”, cuenta.

Otra voz que vendría desde el LAN 639, se contacta con la torre de control. “Posición, hacia abajo. Al parecer sobre el mar”, dice tratando de identificar lo que hay. El LAN 2473 responde que hay una luz. Otra voz, que saldría del LAN 79, también ve la luz. “A nivel del mar, una luz muy pequeña, aparece y desaparece”.

El COPA 174 dice al rato que se ven tres luces a la izquierda de su posición. “Las luces se están moviendo y aumentan la intensidad y la disminuyen también (…) De hecho vamos a virar a la derecha porque parece que se están acercando”. LAN 501 confirma una luz también, narra el audio. El piloto del COPA 174 reflexiona: “Qué fenómeno más extraño. Ahora tenemos tres luces en forma de triángulo”.

LAN 577 habría ubicado las luces a unas 60 millas de Livor. “Podrían ser unos 2 mil pies por debajo y distancia a unas 20 o 30 millas”, se escucha. En total, seis naves notificaron el extraño movimiento de luces y, según una voz que correspondería desde el Centro de Control Oceánico de Santiago, que al comunicarse con el Comando de Operaciones Aéreas le cuenta que una de las aeronaves se desvió unas 30 millas incluso.

Investigación

El investigador Eliseo Ibaca muestra una fotografía que alcanzó a tomar uno de los pilotos. “Este es uno de los casos de reportes de fenómenos aéreos anómalos más interesantes que tenemos en nuestra región en el último tiempo, por el hecho que los testigos son personas con experiencia en vuelo, manejan un conocimiento técnico y aeronáutico que las hace discernir cualquier fenómeno natural o aeronave, de un fenómeno que no tenga explicación, por lo cual su testimonio es confiable”.

El material fue enviado inicialmente al investigador Víctor Toloza, director de la agrupación Ceifac en Temuco. Luego fue remitido a Antofagasta para su investigación por parte de la sede local. “Nosotros empezamos a estudiar este caso en secreto desde mayo y ahora hace poco lo publicamos porque igual tuvimos que verificar ciertas cosas”, explica Ibaca.

Este audio -que se puede buscar en Youtube con el nombre de “Caso Livor”- fue obtenido por, dice Ibaca, contactos anónimos que tienen relación con personal de aeronáutica. ¿A qué pueden corresponder estas luces? Ibaca, también Licenciado en Educación de la U. de Concepción, explica que una hipótesis es que sea de luces de embarcaciones mayores, que debido a los cambios de la densidad del aire, crearían una refracción de la luz que terminan siendo una ilusión óptica. Sin embargo, como dice uno de los pilotos, estas luces se movían formando un triángulo, lo que no se condice con los barcos que uno: no emiten sus luces hacia el cielo y dos: no son invisibles al radar.

La decisión de revelar este caso obedece a, según el investigador de Ceifac, que hace un tiempo atrás se filtró el audio en Perú dando nombres de personas -lo cual no corresponde, dice Ibaca- y faltando a protocolos. Desde Temuco, Víctor Toloza dice que el caso queda abierto mientras no se compruebe qué pasó. “Todavía existe posibilidad de averiguar un poco más, sobre todo a través de contactos que tenemos por dentro”, explica Toloza, señalando que se está investigando si es que salieron aviones cazas interceptores para saber si es que también vieron las luces.

“Solamente tenemos que generar conciencia y permitirnos un tiempo mínimo de nuestra vida para observar el cielo, así se comienza toda investigación, por medio de la observación”, reflexiona el investigador Eliseo Ibaca.

Ceifaa

En tanto, el director del Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos de la DGAC, Hugo Camus, dijo que también han recibido información de este caso, pero que se está a la espera de lograr entrevistar a la tripulación del COPA para conocer más antecedentes. “Nuestros analistas están levantando la información meteorológica que había en esa madrugada y haciendo consultas si tenían vuelos institucionales a esa hora”.

Asimismo, explicó que desde el año 1997, cuando se creó esta unidad especial, se han investigado más de 800 casos de fenómenos anómalos, pero el 72% termina teniendo explicación. Por ejemplo, de confusiones con el planeta Venus, la Estación Espacial Internacional, satélites, reflejos de la cámara, insectos, chatarra espacial… entre otros. “Nosotros apoyamos a los diferentes servicios de la DGAC para mantener los altos estándares de seguridad aérea, nuestro objetivo no es buscar naves procedentes de otros planetas”, dijo.

 


Fair use Notice: This website distributes this material without profit. This Information is for research and educational purposes. We believe this constitutes a fair use of any such copyrighted material as provided for in 17 U.S.C § 107.

The Interrupted Journey

divendres, 14/12/2018

Barney Hill passed away at the young age of 46 due to a cerebral hemorrhage, eight years after the incident. Betty died in 2004, after living a long life fully enmeshed and celebrated in UFO culture.

They’re both buried at the back of Greenwood Cemetery off North Road in Kingston, NH.

Below each of the names on their cemetery plaques is stated, “of The Interrupted Journey.”

Betty and Barney Hill Star Map

dijous, 13/12/2018