apuntes de medicina tradicional en mauritania

La Medicina Tradicional es una realidad existente en Mauritania y a la que prácticamente toda la población recurre de un modo u otro, aunque a veces el neófito no aprecia tal existencia. Ciertamente, no se trata de algo tan evidente para el forastero como la medicina ayurvédica o china, por ejemplo, pero si uno empieza a indagar descubre que su uso es muy elevado, ya sea como práctica preventiva mediante el recurso a los servicios de los marabouts, ya sea mediante el uso de los conocimientos que de generación en generación restan en el seno de la familia (medicina doméstica), o como acogimiento al conocimiento de los especialistas tradipracticantes, en el circuito de grandes y reputadas clínicas de Medicina Tradicional en Nouakchott, o como compra en los mercados de plantas medicinales o preparados a partir de éstas que suelen venir de Marruecos.

Si existe un texto fundamental en cuanto a fuentes escritas de la Medicina Tradicional mauritana, ése es el Omda. Se trata de un poema que da atestación de las prácticas de la Medicina Tradicional bidan. Fue escrito hacia el año 1.800 por Aoufa ould Abou Bekrin old Etfagha Massar, quien se inspiró en la medicina griega, la persa y la árabe (Ayach, 1981). Dos nombres destacan en esta línea: Hipócrates y Avicena (también conocido como Ibn Sina). Así, la teoría de los humores está muy presente en el texto, y por extensión podemos pensar que en la concepción actual de la salud y el cuerpo entre los bidan también lo está, aunque cabe reconocer que en el trabajo de campo no se han manifestado directamente tales datos. Según la teoría de los cuatro humores, todo fluido orgánico se compone, en diferentes proporciones, por sangre (caliente y húmeda), flema (fría y húmeda), bilis amarilla (caliente y seca) y bilis negra (fría y seca). La salud se manifiesta cuando se da un equilibrio entre los cuatro elementos; ahora bien, el exceso o defecto de uno de ellos comporta la enfermedad, que pasa por tres etapas: el cambio de las proporciones humorales; la reacción del organismo ante ello; y la crisis final, solucionada con la eliminación del exceso del humor dañado (expulsión a través mocos, orina, vómitos, excrementos…) o no, lo que entraña la muerte.

Comenta

*

(*) Camps obligatoris

L'enviament de comentaris implica l'acceptació de les normes d'ús