Reflexions sobre energies a la ciutat

Todos sabemos que la Sebkha es una zona inundable e impracticable por sus habitantes. En lugar de luchar contra esa energía, por qué no equilibrarla? Partiendo de ese punto de vista nació la idea de aceptar las inundaciones y hacer de la Sebkha una laguna que redifina el frente marítimo urbano. Otro factor percibido en tanto que problemático son las dunas, puesto que su característica movilidad las convierte en agentes de ensablamiento. Dicha energía puede equilibrarse si miramos las dunas como elementos geográficos que, una vez estabilizados y fijados, tienen la gran virtud de poder definir morfológicamente la ciudad y darle al mismo tiempo una pátina identitaria importante: la duna como elemento paisagístico, a la que puede adicionarse la vegetación de la trama urbanística nouakchottí. Vegetación en el desierto? Sí, siempre y cuando aprovechemos el agua que yace en el suelo producto de las pérdidas propias de cualquier canalización de agua. Otra energía presente en Nouakchott comúnmente vista en su vertiente negativa es el crecimiento espontáneo de la ciudad, capitaneado por la práctica de la gazra. Si el damos la vuelta podemos verlo como algo precioso: la capacidad de la poblaciónm de llevar a cabo iniciativas a nivel individual.

Comenta

*

(*) Camps obligatoris

L'enviament de comentaris implica l'acceptació de les normes d'ús